• +0034 628 592 662
  • toniiraola@gmail.com

Archivo mensualmayo 2015

angustia y frustración

La Ley de la Concentración. Angustia y frustación, por Antoni de Iraola.

Angustia y frustración.

 

Dicha ley, establece que; “Cuanto más pienses sobre una cosa, más se hace parte de tu realidad”.

Es decir, que aquello que pienses acerca de ti mismo o quieras será aquello en lo que te convertirás.

La posición de víctima no solo te traerá angustia y frustración a tu vida, sino que también te transformará en la presa preferida del descalificador, y lo peor de todo es que si por un instante te animas a responder a su agresión, la culpa de responder y defenderte te producirá una angustia aún mayor.

Por todo y para esto, cabe marcarse unos pasos a seguir. El primero, es poner en orden tu mente y refutar todo lo que hasta hoy has aceptado como cierto. Un pensamiento verdadero acarrea otro pensamiento verdadero, y la suma de ellos sanará tu autoestima y cambiará el valor y el poder de tus decisiones. Para romper con la descalificación que alguna vez recibiste o puedas recibir, ordena tu propia atmosfera interior y decidir a qué personas vas a dejar entrar en tu círculo más íntimo y a cuáles no. Cuando defiendas tus creencias y tus valores, podrás afirmar tu autoestima, tu valoración y por encima de todo tus acciones.

Poco a poco sentirás que estas capacitado para alcanzar todo lo que te propongas, y con cuota de perseverancia, las mejores oportunidades estarán a tu alcance.

Pues tal y como afirma y dice Erich Fromm, “Cuando el ser humano se transforma en cosa, enferma, lo sepa o no”.

Feliz e increíble semana a todos!!

angustia y frustración

La convicción

La convicción. Por Antoni de Iraola.

No te muevas por ideas o estados de ánimo, hazlo por convicción. La convicción es la determinación y la seguridad a cerca de algo que quieres o deseas.

 

Hoy en día el gran y mayor problema de la sociedad actual es la falta de gente con convicción.

No puedes dejarte llevar por tu mente; tu mente es lo más demente que tienes, la palabra fe es la única y la verdadera. Tienes que aprender a frenar tu mente y a crecer. Nadie va hacer nada por ti, tú tienes que hacer por ti lo que debes hacer en cada momento, debes soltar la palabra y actuar en base a ella. Llénate de palabras de fe y de ánimo.

Habla sobre todo con fe, renueva tu mente, tus palabras se nutrirán de lo que crees, llevándote a lo que crees es lo que piensas.

Es entonces cuando nos preguntamos, y que es la Convicción. De donde sale lo que yo creo?. De lo que pienso.

Lo que yo pienso, lo creo y lo que yo creo lo confieso. Es justo en ese momento cuando te das cuenta de lo que sale y confiesas es lo que crees, y lo que crees debes confesarlo, pues es muy probable estés en el camino correcto.

No permitas que tus pensamientos te arrastren. No te muevas por lo que sientes, se leal a la verdad, a tú convicción, y no a tus sentimientos.

Un ejemplo muy claro es el siguiente;

Hubo un día en que dos hermanos dijeron y se propusieron volar. “Volar”?, y todo el mundo se rio.

Alrededor de 1900 construyeron un avión y quisieron levantar el vuelo. Uno lo logró, pero el avión cayó y el piloto murio.

El otro hermano enterró al fallecido pero no enterró su sueño y su fe, y entonces convencido de ello, volvió a volar, y lo consiguió mejorando, apostando por su proyecto, confiando en él, y doce años después, voló sobre Nueva York. Era la primera vez que el hombre surcaba los cielos con una máquina, y ya no ha sido la última.

Conclusión;

Todo puede morir a tú alrededor, pero nunca entierres con tus muertos tu fe, nunca entierres tus sueños, confía en ti, ten convicción en lo que piensas y crees. Nada ni nadie podrá detenerte.

(Ref. Análisis sobre Los pilares de la autoestima) Antoni de Iraola.Owner.