• Call Us Today! +0034 628 592 662
  • toniiraola@gmail.com

1&1 web, lo barato, siempre sale caro. Búscate un profesional, por Antoni de Iraola.

1&1 web, lo barato, siempre sale caro. Búscate un profesional, por Antoni de Iraola.

 

1&1 web, lo barato, siempre sale caro. Búscate un profesional, por Antoni de Iraola.

 

Hace poco me llamó una amiga mía diciéndome que su mejor amigo tenía una página web en la que podía indexar contenido y promocionar su compañía, en la que no sólo no tenía casi tráfico, sino que tampoco había logrado ni un solo contacto, y eso que hacía más de un año que estaba en marcha.

Fue entonces cuando le pedí el nombre del dominio para ver dónde estaba el problema, y de poco me caigo de la silla. No es que hubiera un problema, es que el sitio web era de por sí un problema. Como no, la página web estaba creada con 1&1 y en el hosting de 1&1.

“Y ese era el problema “.

 

No es mi intención demonizar a nadie y está claro que el que quiere duros a cuatro pesetas tiene una excelente alternativa en 1&1, aunque las cuatro pesetas al final se vuelvan realmente en una peseta.

Y eso por qué? Sencillo amigo lector.

 

El problema es que muchas veces no se sabe lo que se está comprando y se confunde una página web de 1&1 de una profesional o semi-profesional. Uno la crea con toda la ilusión del mundo pensando que va a empezar el negocio de su vida y, al final, le pasa como al amigo de mi amiga a la vez amigo mio, que se encuentra frustrado y confuso, además de sentir una enorme impotencia ante esta situación, la cual no nos olvidemos, el decidió fuera así.

En este artículo quiero plasmar lo que podemos entender como un ejemplo gráfico que deja muy claro por qué no se debería crear una página web en 1&1 si se espera obtener resultados.. Y por qué si no se espera ningún resultado, entonces, digo yo, ¿para qué quieres comprar una web? En definitiva veremos por qué lo barato, siempre sale caro. Por Antoni de Iraola.

Pero tu cliente que quiere?

Diseño Web. Cuánto Cobrar o Pagar?

 

Muchas veces me encuentro con personas que me preguntan cuál es el precio justo del diseño de una web, Antoni? Mi conocido me pedía que me “mojara” y dijera cuál era el mejor precio que le podíamos dar, o el más justo. Como si eso por asignación y baremo, existiera a día de hoy.

Para mí es como pedir que digas cuál es el precio justo de una vivienda, hoy. Pues como comprenderás, este depende de muchos factores, ¿no? Y es que exactamente lo mismo sucede con el diseño web.

La cuestión en sí está,  en que tanto clientes como profesionales se sienten muchas veces que el precio no es justo, casi siempre excesivo. Y el problema radica normalmente por una falta de entendimiento entre ambos en cuál es el precio del diseño web de aquello que pide, quiere y anhela el cliente, o mejor dicho, entiende debe pagar por aquello que tras un “ctrl+alt+Enter”, resta hecho de manera rápida sencilla y que muchos otros hacen.

Muchos amigos míos diseñadores me comentan lo frustrados que se sienten con el tema de los precios y los clientes, y muchos de los clientes en sí ni saben lo que quieren ni por lo que están pagando. Y es que a lo que a muchos clientes les sucede es lo mismo que a mí cuando pienso en cambiar la decoración de mi casa, tengo una idea en la cabeza de lo que me gustaría, pero ni idea de cómo trasladar mi idea y hacerla realidad de manera, justa y acorde a lo que solicito.

Así que este artículo, no solo pretende dar una respuesta del precio justo tanto a clientes como a diseñadores a mi entender y bajo mi experiencia, esperando os aclare, ayude o si menos no, os lleve a desistir de usar un dominio 1&1.

Criterios que deberíamos tener en cuenta.

 

Como comentaba al principio, antes de poder fijar el precio de nada hay que saber muchas condiciones. En el caso de la vivienda, si es una casa o un estudio, si está en una zona residencial o en una chabola, si tiene humedades o está perfectamente amueblada, o si debemos empezarla de cero.

Así que antes de que empecemos a hablar de precios, vamos a ver todos los criterios que deberíamos tener en cuenta antes de ni siquiera empezar a fijar una cifra en nuestra mente.

 

Plantilla o web a medida. Tú que quieres?

 

El primer criterio a tener en cuenta es que si vamos a comprar una plantilla o vamos a querer un diseño a medida hecho desde cero. Esto cambia el precio de manera considerable. Y es que si se hace un diseño web desde una plantilla (wordpress etc…) , el 90% del trabajo está hecho, lo sabías?

Diseño acabado

Estructura hecha

Faltan solo los contenidos

Aquí lo que sucede es que si como cliente me dicen que el precio se quintuplica si hago un diseño de cero que si compra una plantilla, pues como cliente voy a decir que quiero la plantilla. Hasta aquí fantástico.

¿Dónde viene el problema? Pues que el cliente no tiene ni idea de cuánto cuesta en términos de tiempo/conocimientos el modificar la plantilla.

Así que el cliente viene y te dice: “mira, esta columna, mejor hazla más estrecha y aquí añade esto y lo otro”. Al cliente le parece que es tan fácil como cambiar el tamaño de fuente de un documento Word, recuerda el famoso “ctrl+alt+Enter”,.

Es entonces cuando a el diseñador empieza a sentir como le hierve la sangre y por dentro va pensando “El tío este, de verdad se cree que por la mier*a que me ha pagado me voy a matar en modificar esto?”. Cierto? Sí, rotundamente Sí. Y ya tenemos el lío montado.

Así que, para evitar estos malos entendidos, el diseñador, en este caso el autónomo, empresario, gestor y comercial de su propia compañía, debe hacerle entender al cliente lo que entra y lo que no antes de empezar nada. Sino el proyecto, estará condenado al conflicto continuo, que repercutirá sin duda alguna en la factura final. O bien en descuentos para cobrar, en impagos a largo plazo o trabajos gratuitos de manera altruista para terminar cobrando y perdiendo el cliente. Y esto amigos, no falla. Es así en el 90% de los casos.

Vease lo siguiente…

Cliente:… demasiado caro, mejor una plantilla y la modificamos un poco. ( error )

Profesional: Perfecto. ¿Exactamente qué modificaciones quieres? ( error)

Cliente:Pues no sé, lo vemos sobre la marcha ( otro error )

Profesional: Te paso tres presupuestos detallados para que veas lo que entra en cada uno, ( Biennnnn )

Cliente:¿Y para qué tres presupuestos? ( para no pillarme los dedos en nada de lo comentado anteriormente, y me lo firmas )

Profesional:Pues para que no haya malos entendidos, ya que hay cosas que a nivel visual pueden parecer muy sencillas, pero a nivel técnico no lo son tanto y tienen otro precio. ( Respuesta profesional )

Cliente:Ah, estupendo. Gracias (mayormente es…me lo envias y luego lo comentamos, pero sí, jejejejeje ). ( Este sin duda va a mirar 1&1 )

Así que, consejos para ambos, clientes y profesionales: no dar nada por sabido. La manera en que el profesional y el cliente ven el diseño web es completamente distinta. Recuerda; es como ir al médico, y tan o más importante que la solución inicial es el diagnostico, pues cuanto más preciso y técnico, más efectivo será el resultado.

Y es que…

 

No es lo mismo crear una web de una sola página que crear la web corporativa de una gran multinacional en múltiples idiomas, verdad?.

 

Dimensiones del proyecto.

 

Número de páginas.Total de formularios.Programación backend para hacer que todo funcione (una cosa es el visual, y otra el código que se ejecuta detrás, por ejemplo para sitios web con bases de datos).Complejidad del diseño.Número de vistas en diseño web responsive (no es lo mismo hacer tres saltos que cinco, me sigues?)

 

Como clientes nos hemos de plantear qué es exactamente lo que pretendemos con nuestro sitio web, contra quien competimos, a quien queremos vender o mostrar lo que hacemos o sencillamente para que la necesitamos. Y nostros, como profesionales es nuestro trabajo, nuestra obligación es la de asesorar para ajustar al máximo las dimensiones del proyecto a las necesidades reales del cliente, y capacidades de pago del cliente y objetivos a lograr por este a corto y largo plazo.

 

El Profesional.

 

A la hora de asesorar, no debería estar pensando en cómo le puedo hacer cosas para sacarse así más dinero del proyecto. Se realista, justo y cíñete a las necesidades. Un cliente contento, equivale a más clientes, o algo así, me enseñaron en la universidad…jejejeje….

 

El Cliente.

 

Los duros a cuatro pesetas, no existen. Cuál es tu competencia? ( cliente responde ) El corte inglés? ( profesional ) sabe cuánto gasta el corte inglés para salir en los 10 primeros resultados del buscador, cada més? ( Cliente ) No. (Profesional) pues eso, es lo que debes saber antes de nada, y así ajustar tus posibilidades a tus necesidades, según tu predisposición a realizar los esfuerzos y logro de resultados. Sin esto claro, no llegaras!

Además debes ser honesto de una vez por todas: somos personas y nos movemos por emociones. Si alguien me cae mal no trabajaré igual que si me cae bien. Si siento que abusan de mi trabajo, bajaré mi rendimiento. Si siento que el precio es excesivo, me pasaré el día dando por saco y quejándome. Así que, antes de firmar nada, seas profesional o seas cliente, ten muy claro si las dimensiones del proyecto se ajustan a tus expectativas en base a lo que la otra parte espera, será en buen proyecto, sino estará muerto de inició, y aquello que debía costar 5, se convertirá muy probablemente en 10.

 

Seguimos, número de cambios permitidos.

 

Hubo una ocasión en que no se me ocurrió nada peor que ofrecer un precio amigo a una chica que me caía muy bien. Di por entendido que ella entendería que un precio amigo implicaba que no me diera mucho por saco. Ella lo que entendió es que, como amiga, tenía el privilegio de pedir tantos cambios como quisiera a coste cero, día sí y día también.

Resumiendo: la amistad se fue al garete y nunca más he vuelto a hacer un diseño web a precio amigo, ni trabajo a un amigo. Clientes son clientes, amigos son amigos.

Dicha esta anécdota, otro de los errores comunes es presuponer que el otro entiende lo que tú estás entendiendo. Así que tanto si eres cliente como si eres profesional, deja bien claro desde el principio a cuántos cambios da pie el precio establecido. Si por ejemplo sólo te permito un cambio por página y este es algo trivial, el precio será muy distinto a si cada dos por tres quieres cambios que encima son substanciales y de diseño.

“ Dejar todo esto claro y por escrito es otro de los factores determinantes para evitar malos entendidos una vez fijados los precios “.

 

Beneficios y/o talento aportado. Ayyy amigo!

 

Uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de fijar el precio es los beneficios que obtienen el cliente en el corto/largo plazo, así como el talento aportado por el profesional. Que vale lo que yo sé cómo profesional y voy a aportar al proyecto?.

Y aquí es donde tanto uno como el otro se encontrarán que van un poco dando palos de ciego y que han de hacer una estimación que no siempre se corresponderá con la realidad. Ay quien cree saber más de lo que dice o predica y a quien no quiere pagar aquello que saben o predican. Recuerda, esto no es 1&1!!

A mí personalmente me parece muy divertido cuando, como profesional, te viene un cliente con una supuesta idea millonaria y te regatea el precio hasta los céntimos porque, claro, ahora mismo no tiene dinero, pero lo tendrá, sino mañana, pasado.

En mi opinión, si alguien quiere duros a cuatro pesetas, que pague cuatro pesetas, y si puede 2, así tendrá dos más para invertirlas en arreglar aquello que de buen principio hizo a mi entender, mal. Como profesional, no se es una ONG, así que no tienes por qué ofrecer un precio que no te parezca justo. Recuerda, en el mundo hay 7500 millones de posibles clientes, e internet te ofrece todas aquellas posibilidades que tu radio de acción permita. Abre la ventana, y visualiza. El mundo es inmenso.

 

Beneficios a tener en cuenta de mis gestiones.

” Rentabilidad. Prestigio. Mejoran el mis conocimientos. etc “.

Cara al talento aportado, es cosa del cliente averiguar las credenciales del profesional, no del profesional el demostrar nada. A partir de aquí, el profesional puede hacer todo lo posible por demostrar (o aparentar) unas credenciales, pero igual que el trabajo del profesional es averiguar los beneficios que saca el cliente, es cosa del cliente descubrir las verdaderas credenciales del profesional. Y es muy sencillo, o es o no. No existe un punto medio.

Si alguien pide mis servicios, no soy yo el que he de demostrar nada. Diferente cuando soy yo el que activamente contacto a alguien para ofrecerle lo que hago.

En ese caso, y sólo en ese caso, me preocupo de demostrar lo que valgo. Así que, es trabajo del cliente comprobar las credenciales y trabajo del profesional estimar el beneficio aportado o repercusión del mismo.

 

El dinero no vale lo mismo en todas partes.

 

En pueblos de España por 5€ se come como un rey y en algunos locales de Barcelona por 5€ no te sirven ni un café. El alquiler de un apartamento de 30m2 en algunos barrios de Madrid es el mismo que el alquiler de una casa unifamiliar de dos plantas en un pueblo de Huelva. Y exactamente lo mismo sucede con el diseño web. De aquí que se haya hecho tan popular el tema del outsourcing y que tanta gente compre en sitios como Fiverr.

Dicho esto, si yo vivo en Barcelona y me contacta alguien de un barrio marginal de X país, es mi decisión hacerle un precio basado en su nivel de renta o simplemente decirle que busque otro  profesional.

Dicho todo esto, creo que queda muy claro que es imposible dar un precio válido que sirva para todos los gustos y colores.

Lo importante para mí, es que ambas partes sean lo más transparentes posibles. Mis precios para muchos serán caros, para otros serán baratos, mis trabajos mejores y hay para quien sean mucho peores, y eso que yo no soy diseñador web, sino gestor técnico de contenidos y posicionamiento web, pero…me pedían lo explicará y así lo he hecho.

Recuerda. Tanto si eres médico, mecánico, fontanero o chico de los recados, lo importante no es lo que los demás opinen de tus precios, de ti o de tu trabajo, lo importante es que tú te sientas cómodo con los mismos, y siempre sepas que lo hiciste y lo haces con total transparencia, integridad y profesionalidad.

Cuando confías en tu trabajo, confías en lo que vendes, y confías en ti, siempre existirán clientes dispuestos a contratarte. Pero de este tema ya hablaremos otro día. ( La confianza )

Feliz e increíble día a todos!!!!

 

Antoni de Iraola

Digital marketing Toni de Iraola Font & branding specialist, increased sales and reputation Online.