Espías en tu bolsillo?, Antoni de Iraola, te lo cuenta.

 

Tus dispositivos, los ordenadores, los celulares (móviles) y las tablets- están constantemente revelando a los demás dónde estás. Espías en tu bolsillo?, Antoni de Iraola, te lo cuenta.

 

Tu teléfono movil es un dispostivo de rastreo particularmente eficaz y muy preciso: allí dónde vayas, va él y registra tu ubicación a cada rato, incluso cuando no estás conectado/a a Internet. Lo sabías? Antoni de Iraola, te lo cuenta.

Y es que los datos de ubicación que emiten los celulares, cuentan una historia detallada y muy precisa, milisegundo tras milisegundo.La información de ubicación y registrada a lo largo del tiempo puede contar una historia sorprendentemente y muy completa, sobre quién eres y cómo es tu vida día a día, segundo a segundo. Súmale a todo ello, direcciones públicamente disponibles, tweets, fotos y/o tus historiales de teléfono y la historia se vuelve muy detallada y precisa para todos aquellos intereses directos e indirectos que quieren saber de ti.

 

Me sigues?

 

La información de ubicación puede revelar no sólo dónde vives y trabajas, sino tus visitas a iglesias, clínicas, bares, la casa de una amiga o una amante; hasta puede mostrar en qué protestas participas o en qué organizaciones políticas te involucras o apoyas. Y esto, lo último, os aseguro está a la orden del día.

Los datos de ubicación emitidos, también pueden ser usados para controlar tus relaciones. Si tú y otra(s) persona(s) están en el mismo lugar a horas determinadas del día, es posible inferir qué relaciones mantienes con ellas -si, por ejemplo, son tus compañero/as de trabajo, amantes, compañero/as de casa o familiares. O, tomemos otro ejemplo, si trabajas para el gobierno y estás en el mismo café que un/a periodista determinado/a, pueden tacharte de informante.

 

¿Quién hay tras esta gestión detallada de los datos?. En definitiva, ¿Quiénes quieren esta información y por qué?

 

Estos retratos tan detallados pueden ser valiosos para todo tipo de personas y entidades, todas ellas en principio, con un incesante ánimo de lucro, pocos de manera altruista, por no decir ninguno, dado que a día de hoy, el producto más apreciado en el mundo, ya es por encima de lo material, el ser humano.

Pueden venderse todos los datos a empresas, para hacer dinero o para ser usados y así predecir dónde vas a estar en un momento determinado, y poder ofrecerte cosas, o incluso ser empleados por el gobierno, en sus censos electorales, estrategias de acción y como reclamo a la publicidad que emitirán, y sus estrategías de manipulación.

Vease el caso Trump, y su ascenso a la cuspide del gobierno de los Estados Unidos. Solo en datos y control del algoritmo hacia sus votantes y posibles votantes, gasto la increíble cifra de 100.000.000 de dolares, a través de una compañía Britanica ( una tal, Cambrige Analitica ), un pelín cuestionable, y que interes podia tener este humilde y admirable empresario americano en todos estos datos, ahí lo dejo.

Así que, si leeis o escuchais algo sobre el, seguro será cierto, aun que no es pregunteis de donde os llega y por que. O sí!

 

Y quein tiene la culpa?.Las Torres de telefonía celular que te cruzas a diario y tu teléfono, tienen la culpa de tu vulnerabilidad.


Para enviar y recibir llamadas y mensajes, tu teléfono debe estar en constante comunicación con torres de telefonía celular. Esta actividad es monitoreada y registrada por tu proveedor de telefonía movil ( movistar, vodafone, yoigo, etc…), permitiéndoles, de esta manera, identificar dónde estás y dónde has estado., y acceder a tus datos, copiandolos, manipulandolos y vendiendolos a terceros. Un enorme negocio, ni te lo inmaginas. Compañías como Facebook o Instagram, los compran, Y nada baratos, por cierto!.


Tu telefono o smartphone es un dispositivo GPS. La mayoría de los smartphones están equipados con un chip GPS y, si los servicios de geolocalización están activados en tu teléfono, éste se comunicará con los satélites GPS y te permitirá a ti y a terceros ubicarte con una precisión notable, siempre que estes al descubierto.


La información de ubicación puede, en consecuencia, registrarse en tu teléfono y en algunas de las apps. La mayoría de los smartphones tienen una aplicación de mapas instalada que registra automáticamente tu ubicación conforme te vas moviendo y va guardando las ubicaciones en las que has estado.  

 

¿Pero quién tiene acceso a estos datos? aighhh…


Tu historial de ubicaciones es accesible a cualquiera que tiene o puede obtener acceso a tu teléfono movil. Empecemos por ahí. Sabes de alguien?, compartiste el wifi?, te conetctaste por Bluetooth. Piensa?

Se da por hecho que Google y/o Apple también tienen acceso a tu historial de ubicaciones puesto que son dueños de aplicaciones de rastreo de ubicaciones y también de los sistemas operativos (OS) que usan la mayoría de los teléfonos de hoy, absolutamente o casi todos, lo llevan por defecto.

Y salvo que ya hayas desactivado los servicios de ubicación o ubicaciones frecuentes, tu teléfono probablemente está registrando tu ubicación en el dispositivo. En un iPhone, puedes hasta ver las ubicaciones mapeadas.

 

 

Un breve, pero cierto relato técnico, extraido de una fuente no propia pero que puede ayudaros.


Si tienes un iphone que funciona con iOS7 o una versión más nueva, ve a Configuración –> Privacidad –> Servicios de ubicación –>  Ubicaciones frecuentes de los servicios del sistema –> Selecciona una ciudad del historial –>  y ahí tienes el mapa.

 

¿Cómo saben dónde vives?


Igualmente, en un tu iPhone, quizás puedas ver que la aplicación ya ha identificado y etiquetado dónde está tu 'casa' o 'trabajo'. Apple usa un algoritmo o fórmula que asume que la ubicación en la que suele estar tu teléfono por las noches es tu 'casa'. Y si permanece en otro lugar todo el día, debe ser tu lugar de trabajo. No será otro al que acudas tan asiduamente, jejejeje.

 

 

¿Existen otras maneras de controlar mis movimientos en mi celular (móvil)?

 

Sí, efectivamente puedes instalar una aplicación llamada Open Paths (Caminos Abiertos) (iPhone o Android).

Nota: si instalas la app 'Open Paths', vas a entregar tus datos personales de ubicación a la empresa The New York Times, dueño de la app. De manera, casi ilimitada.

Pero la manera más directa y habitual hoy con la que entregamos nuestros datos, no es descargando un App , sino cuando buscamos locamente una conexión Wifi  gratuita, y lo logramos. Y es que existen dos maneras principales a través de las cuales tu teléfono entrega información de ubicación cuando el wifi está activado.

 

Antes de que te hayas conectado a la red, ya estas entregando tus datos.

 

Imaginate que estás en un nuevo café y abres tu ordenador. La funcionalidad wifi está en marcha, como siempre. Arranca la conexión, y tu ordenador inmediatamente empieza a buscar una red wifi, pero no cualquier red. Principalmente este, preferirá conectarse a una red conocida.

Para averiguar si existe alguna de estas redes conocidas en los alredores, tu ordenador empieza a difundir datos, y los nombres de todas las redes a las que te has conectado anteriormente. Estas redes pueden ser de lugares que frecuentas como cafés, lugares de trabajo, aeropuertos, casas de amigo/as o espacios comunitarios. Bufff!!! Otra vez dejas de ser anónimo, lo sabías?

 

¿Pero quién tiene acceso?

 

La persona que administra la red, al igual que cualquiera que obtiene acceso a esta difusión de redes (montando una red falsa, por ejemplo), puede obtener un retrato bastante detallado sobre dónde has estado, estas y predecir donde estarás.

Y es que dentro de la red,  existen subredes que están configuradas para tener múltiples puntos de acceso – por ejemplo, una red de una empresa grande o la de un edificio en la que se hacen conferencias (configurada con algo como un Sistema de Distribución Inalámbrica). En cuanto te conectas a una red de este tipo, tus movimientos podrán ser rastreados conforme te vas desplazando de un punto de acceso a otro.

 

Este es un pequeño detalle técnico que te interesa.

 

No hay una manera de ver tu historial de conexiones wifi en un iPhone o Ipad, pero puedes borrar todas tus conexiones almacenadas yendo a
Configuración/Preferencias → General → Resetear → Resetear configuración de red.
En los teléfonos Android y en tu ordenador (incluyendo Mac), puedes ver las redes wifi a las que te has conectado anteriormente y borrarlas uno por uno.


Una vez explicado todo esto, entramos en el aspecto no menos relevante de las páginas web, plataformas de redes sociales y proveedores de correo electrónico, a través de las direcciones IP. Imaginate!

 

Cuando alguno de tus dispositivos se conecta a Internet, el proveedor de servicio de Internet de dicha red (el de tu casa, por ejemplo, o el del trabajo) le asigna una dirección IP, de manera automática..

Esta dirección IP es una serie de números que identifica quién es el proveedor de servicio de Internet y desde dónde te estás conectando. La precisión de esta ubicación depende de la manera en la que el proveedor asigna direcciones IP, pero seguramente te ubica a nivel de tu calle o ciudad, con un error no mayor a 50 metros del lugar donde estás.

 

Nuevamente, nos formulamos la pregunta mágica. ¿Quién tiene acceso?

 

Al menos que estés usando un programa que oculta tu IP, (por ej,Tor browser o una VPN), tu ordenador compartirá tu IP con cada página web y plataforma de red social que visitas de manera automática.

Así que cualquiera que pueda administrar una página web que visitas o tiene acceso a diario, obtendrá tus datos y accederá a las estadísticas de la misma, cualquier empresa de los rastreadores incluidas en la página o cualquiera capaz de interceptar tu tráfico de Internet también conoce tu ubicación.

Al menos que tu cuenta sea privada o esté protegida, puedes estar creando un registro público detallado de tus movimientos y rutinas.

Aunque tu cuenta sólo sea visible por una red cerrada de personas, recuerda que las cosas que públicas -incluyendo información sobre tu ubicación y movimientos- pueden ser compartidas por personas de esa red. Y esto no solo puede ocurrir por accidente o por una falta de consciencia sobre la privacidad, sino de manera malintencionada y totalmente dañina para tú vida.

 

Y Tu historial de navegación, que nos cuenta?


Algunos motores de búsqueda como Google identifica de dónde eres (fijándose en tu dirección IP) y te redireccionan a la versión local correspondiente. Si estás en Alemania e introduces 'Google.com', te redireccionará a 'Google.de'. Si estás en Costa Rica, te llevará a 'Google.co.cr' y si entras en Google desde Hong Kong, aparecerá 'Google.hk'.

Y las páginas que visitas generalmente se almacenan en tu historial de navegación (al menos que desactives esta función o borres tu historial con frecuencia). Cosa y acción muy recomendable, os lo aseguro.

Estás compartiendo tus datos de ubicación sin ser consciente de ello. La mayoría de las plataformas de redes sociales extraen estos metadatos cuando subes una imagen, pero, aún así, hay muchas maneras por las cuales se puede agregar datos de ubicación en las imágenes que compartes, aunque estas son las más habituales, directas y sencillas.

 

Ejemplo Verídico, nos situamos en (Oct 8 de 2014, 'Ask the Decoder' (en) ):

 

La columna 'Ask the Decoder' (en) (Pregúntale al Decodificador) de Aljazeera publicó una nota que ilustra ésto bastante bien. (Oct 8 2014):

En el verano de 2014, la usuaria de Android 'Jean Yang' regresó de su viaje por Europa y se encontró con un paquete sorpresa en sus notificaciones de Google+: un álbum de fotos titulado "Viaje". No había solicitado ésto ni había notificado a Google que estaba de vacaciones.

Pero no hacía falta que lo hiciera. Los algoritmos de Google tenían la capacidad de detectar el cambio en la rutina de Jean y dedujo que estaba de vacaciones.

Google+ fue capaz de organizar sus fotos usando una combinación de fuentes de información: etiquetas geolocalizadas en las fotos (información incrustada en las fotos sobre las coordenadas geográficas en las que fueron tomadas), información de ubicaciones de Google Now o Google Maps, y datos GPS.

 

Por eso, debes saber y recordar que;

Los algoritmos de Google también pueden haber identificado ubicaciones usando visión de máquina para detectar puntos de referencia. Al final del viaje – a pesar del hecho que el teléfono de Jean estaba apagado una gran parte del tiempo – Google fue capaz de juntar suficiente información para organizar sus fotos en una línea de tiempo, realizar un histórico y afirmar que este, había estado de viaje.

Feliz e increíble día a todos!

@ Antoni de Iraola.