Renovarse o morir. Para mí, Antoni de Iraola, podría ser el Leimotiv por excelencia del Marketing.

Renovarse o morir.

 

Para mí, Antoni de Iraola, podría ser el Leimotiv por excelencia del Marketing.

 

Sabemos des de hace ya mucho que por naturaleza nos atrae lo novedoso, lo diferente, lo nunca antes visto, y esto es lo que persigue día a día el marketing, el marketing online, y el Inbound Marketing. Sorprendernos y atraernos al producto, llevarnos hacia el.


Por esta razón el marketing,  es una disciplina inmersa en un cambio continuo, una evolución hacia nuevos objetivos, una renovación a corto y medio plazo. Un espació lleno de copias, falto de originalidad, y aun que no se crea o se ponga en duda, de estar mal hecho, una arma mortífera para todo tipo de compañías.

Este concepto, el de un Marketing sin su correcta aplicación, se puede convertir en una arma letal, lo deberían tener muy presente las compañías tanto grandes como pequeñas, pues es el único modo de mantenerse, crecer y mejorar con un único fin, el de llegar a todos aquel que le pueda interesar lo que fabricamos o vendemos, captando su atención en un instante breve e intenso, en el que no existen segundas oportunidades. Y más hoy, con la enorme influencia de las redes sociales.

 


¿Queremos ser los primeros? A donde queremos llegar? Y en que espació de tiempo?

 

Hoy las empresas no son las únicas llamadas a cambiar y adaptarse, quizás ya te ha pasado que has sentido la necesidad de aprender otro idioma, tomar algún curso en línea o considerar un postgrado. Hemos llegado a un punto en que la competencia en el mercado laboral es tan feroz, que las personas necesitan convertirse en profesionales “todo terreno”, con amplios conocimientos, capacidades para actualizarse y acomodarse a entornos variables.

 

¡Hay que ser versátiles!

 

Algunas profesiones ya han enfrentado la clara necesidad de evolucionar drásticamente. Décadas atrás los periodistas ni siquiera podían googlear, algo que hoy en día es casi tan natural como respirar. Antes debían hacer visitas constantes a la biblioteca para recolectar información, esperar al día siguiente para publicar una primicia  y pasar horas en la máquina de escribir, cruzando los dedos para no equivocarse.

 

¿Hubiera imaginado Joseph Pulitzer que los comunicadores tendrían que adaptarse al surgimiento de las computadoras, los smartphones, las redes sociales y que las publicaciones impresas hayan sido declaradas “en peligro de extinción”?

 

La realidad es que ya vamos sintiendo esa presión por empezar a evolucionar y nadie está exento del cambio. El mercado dicta nuevos requisitos profesionales continuamente y de ahí se desprende la necesidad de volvernos flexibles y prepararnos para los retos en nuestras carreras, cuyo éxito ahora depende de nuestra disposición para aprender y probar cosas nuevas.Y el Marketing, Online, impreso, TV, no está excepto de estos cambios.

El cambio siempre será la constante en todos los ámbitos de nuestra vida. Hemos sido testigos de cómo en los últimos años los derechos de la mujer han evolucionado, el mundo se ha globalizado y la tecnología se involucró en todas las áreas de nuestra vida. Situaciones que nuestros bisabuelos no imaginaban, están pasando ahora.

Y así seguirá sucediendo, está en nosotros ver los cambios como amenazas o como retos que nos impulsarán. Des de Antoni de Iraola, consideramos que resistirse a ellos puede ser más doloroso que el cambio en sí. La solución es permitir que las cosas fluyan y que el proceso de adaptación se convierta en crecimiento y aprendizaje.

Nadie dice que sea fácil cambiar, superar los miedos y la incertidumbre. Pero reinventarse no solo representa una necesidad para sobrevivir en un mundo cambiante, es una gran oportunidad para descubrirnos a nosotros mismos y probar que siempre es posible llegar más lejos.  

 

Así que, ¿estás listo para reinventarte?

Yo sí, Me sigues?