El futuro. Antoni de Iraola.

La gestión de la Reputación Online, como así denominamos ahora mi trabajo, es un trabajo arduo, complejo y nada fácil. No es SEO, es mucho más. La utiluzación de los contextos y palabras adecuadas en los mementos justos y acordes a las tendencias, así como la máxima atención a los momentos y contextos actuales nos obliga a estar muy atentos, a leer y saber de muchas cosas.

Teniendo en cuenta que todo se está enfocando y canalizando a la red que es donde todos queremos estar, la competencia por el primer lugar está siendo feroz. Todo y que cabe decir, que no es en la mayoría de veces la mejor opción, sino que un tercer o cuarto lugar bien gestionado, nos puede permitir recibir el filtro de los demás que han querido comerse el mundo, haciendo que el poco sea mucho, y el mucho muy poco.

La Reputación Online al igual que en la vida la reputación personal y laboral, no se logra en un mes. Es el trabajo arduo y claro hacia un objetivo, sin moverse lo más mínimo del camino marcado, del futuro que anhelamos en este caso de lo que queremos se sepa de nosotros o nuestras compañías. ¡Me reitero, no es solo SEO, es mucho más! ¡Muchos o algunos diréis vahhh!!!, no creo sea esta una cuestión que abordar ahora. Aun que podría ser!.

¿Pero qué sucede si hoy te quedas sin trabajo? ¿Has tecleado nunca tu nombre completo en la red, tu DNI o tu nº de móvil? Sabes que datos existen sobre ti, ciertos o falsos en la red.

La dificultad de avanzar, de llegar al futuro que no es más que vivir el día a día con tranquilidad y armonía, pasa sin duda por la red, ya hoy.

Conviene empezar a pensar en todo esto y ser conscientes que la Reputación Online, mal gestionada, es tan dañina como la peor de las enfermedades, sabiendo que, en la mayoría de los casos, los tiempos no son nuestros, ni los podemos controlar nosotros, sino que dependemos de terceros y estos no solo deben ser gestores SEO, buscadores o clientes contentos o insatisfechos, con todo esto no basta.

Los trabajos que conocemos todos y que a día de hoy escasean, lo harán muchísimo más en un futuro inmediato. El pluriempleo y entre ellos ganarse la vida en la red, es ya una realidad. Y por ello y para ello, debemos reflexionar y pensar aunque sea un poquito en todo ello, pues podría ser, estuviéramos fuera, aunque muy dentro de ella, y nuestros resultados de búsqueda no fueran los deseados.

Alcanzar metas

Pero no nos engañemos, no sucede en el 80% de los que hacemos vacaciones, y ya no digo el 90%, algunos me dirían que eso no es verdad. ¿Y sabéis que les digo? ¿Serias capaz de irte de vacaciones dejando el móvil en un cajón, apagado? No, ¿verdad?…

Las metas no solo se fijan, sino que deben ser cumplidas y llevadas a término, sino entramos en otra cuestión y que ahora no es el caso, la decepción.

Acabamos el año, un año muy intenso, donde todos en nuestra humilde pero muy importante medida, hemos intentado dar lo máximo, cumplir, ser y estar en todos lados, cierto, ¿no? ¿Pero cuál era nuestra meta, aquello que pensamos y deseamos todos los mortales justo antes de las campanadas, del cambio al nuevo año numérico…reflexiona, te acuerdas?, si verdad!! ¿Lo has cumplido?, posiblemente no.

Nuevamente, el ciclo de la vida te vuelve a dar una nueva oportunidad, llega el fin de año y con él, la posibilidad de repasar todo lo sucedido y lo que no. Piensa, motívate y márcate una meta. Siempre asumible, realizable y que pueda satisfacerte enormemente. Pues si te das cuenta todo son ciclos vitales, que se repiten, en lugares posiblemente distintos o no, con personas nuevas o no, pero con unos valores que no tenías y aptitudes espero que aprendidas, en definitiva, una enorme experiencia adquirida, visión y actitud. Todo aprendido a lo largo del tiempo, de la vida vivida hasta este día.

Por eso, y sinceramente lo creo, debes marcarte una meta, no dos ni tres, sino solo una, debe ser algo importante para ti, reflexiona, no corras, no esperes a tres minutos antes de las campanadas, pues seguro que, si lo logras, tu vida será muchísimo más llena. Confía en ti!

Optimismo

Compartimos con los demás, una dimensión de la personalidad estable, garante inequívoco de la psicohigiene personal más absoluta, un producto de la interacción herencia-ambiente que incide en diversas facetas de nuestras vidas de manera muy favorable, y que nos ayuda adaptarnos al medio y sobre todo a ser capaces de transformarlo, superar y rehacerse sin obviar el infortunio o problema y a volver a construir, creando estrategias de acción con las que afrontar la realidad más inminente. Y lo tremendamente útil de todo esto, no es ser brutalmente optimista, pues aun que contribuye a un mayor bienestar personal como social, es el reto de transformar lo negativo en positivo, aprovechando su energía, lo que nos motiva. La dificultad y sus adversidades.

Si observamos a aquellos que creemos felices de cerca, veremos que es porque casi todo les hace feliz. Comparten objetivos, contagian felicidad. Debemos rodearnos inteligentemente de personas felices, que suman aspectos positivos a nuestras vidas, personas tónicas que contagia su fuerza interior, en definitiva, su positivismo y energía impulsiva.

Aléjate de los quejicosos que, des del derrotismo, evitan asumir responsabilidades. Los pesimistas deberían querer cambiar el mundo, pero no están contentos con lo que hay. Es más, podrían llegar a pensar que todo tiene arreglo, pero que nadie si no lo hacen ellos, lo va a intentar.

El pesimismo a mí parecer, es una dolencia del alma, por eso soy optimista, pero no sin perder el respeto al cambio y la más absoluta realidad de mí vida y sobre todo en los pesimistas.

Ser optimista es propender a ver juzgar las cosas en su aspecto más favorable, y no se debe confundir el optimista con aquel ingenuo que menosprecia la realidad.

¡Por qué la vida es demasiado corta como para perder el tiempo, y lo más importante, VIVIRLA!

La escritura

Firmamos cheques, apuntamos notas, en el lateral de nuestro diario o libreta de acciones, así como nuestras agendas. Enviamos mails, redactamos ponencias y presentaciones, enviamos cartas…si cartas. Aquello que antiguamente hacíamos cuando queríamos contactar con alguien, transmitirle sentimientos, decirle un simple te quiero o que estábamos bien. Ahora, las tecnologías nos permiten esta mensajería de manera instantánea, pero la verdad sea dicha, continuamos escribiendo de una manera u otra.

Face, twiter, watts, mesenger, Instagram…por todos lados la escritura es presente, mucho más de lo que somos conscientes y más aun de la fuerza que esta tiene.

Querer decir algo con una imagen es importante e impactante además que hay que escogerla muy bien, sino no llegaremos con nuestro mensaje. ¿Pero qué es lo que le da la fuerza? La escritura.

Esa frase o conjunto de palabras, silabas o monosílabas que enriquecen la luminosidad u opacidad de la imagen, haciéndonos reaccionar. Y es que, sin ella, la escritura, no seriamos nadie.

Por eso ahora más que nunca debemos cuidarla, mimarla, y sobretodo aplicarla correctamente. Pues al final, una de las pocas cosas que nos queda es el lenguaje escrito, la libertad de palabra y expresión, decir o apuntar aquello que anhelamos y pensamos.

Siendo esta al final, la única que si deja rastro de lo que hemos sido, hecho o dicho. Nuestra vida es lo que escribimos, sobre cualquier soporte, sobre nuestro espíritu, nuestra consciencia, grabando cada una de nuestras acciones de la vida. Ese inmenso e intenso devenir de situaciones que nos llevan de un lado a otro, con un final ya escrito, pero de prologo e historia por escribir.

No lo olvides nunca, la fuerza de la escritura, es tan poderosa como la energía solar, pues si estamos hoy haciendo lo que hacemos, posiblemente sea por que aprendimos cosas de otros que las escribieron. ¡Ahora te toca a ti!

La identidad corporativa o identidad visual (IVC).

En general la identidad corporativa incluye un logotipo / fotografía o elementos de soporte, generalmente coordinados por un grupo de líneas maestras que se recogen en un documento de tipo Manual Corporativo, presentación web, blog o perfil en las redes sociales.

Hoy en día la identidad corporativa tanto de compañía como personas físicas es realmente muy importante. Como bien se decía antes y se aplica mucho ahora, una imagen vale más que mil palabras, y nunca mejor dicho.

Pues podemos ser grandes conocedores de una materia, especialidad o técnica, pero sin una identidad clara y definida, enfocada en la dirección correcta, nuestra identidad y capacidades restaran de más valor ante todos aquellos que pueden necesitar de nuestros recursos, quieren saber de nosotros o simplemente necesitan informarse de algo o alguien.

No basta con estar, hay que ser y también parecer aquello que se es, con todo. Y más aún hoy en día, en medio de este inmenso cambio coyuntural, social y tecnológico en el que vivimos, donde la red supone el 70% de toda nuestra actividad, ya no presente, sino futura llegando a cuotas de más del 90% tanto para personas como corporaciones, y donde el no ser, conllevara no estar y no ser encontrado. Debemos aceptar que nuestra privacidad, ha de ser controlada, precisa y delimitada por nosotros, pero que el anonimato en la red como tal y en busca de estos objetivos anteriormente nombrados, es un error.

Hay que tener muy claro que debemos trabajar a largo plazo, ser pacientes y establecer unas pautas muy rigurosas sin desviarnos del camino ni un milímetro. Estar atentos a los cambios, nuevas tendencias y hábitos de consumo que se avecinan, pero sin volvernos locos. Un poco de algo es bueno y un atracón de mucho, casi seguro será fatal. (entiéndase esto, por estar en cientos de perfiles sociales y redes compartidas)

En definitiva, nuestra identidad, lo que nosotros mostramos sin decir nada que no seamos, será y es sumamente importante, pues no sabemos cuándo vamos a necesitar tirar de ella, y aun que nunca lo necesitemos, tened por seguro que esta, nuestra identidad corporativa, tanto de marca como personal, siempre nos estará ayudando de manera indirecta, sobretodo en nuestros logros y atribuciones personales y profesionales.

Comunica, pero hazlo bien.

Comunicación; del latín communicatio, onis1.

Actividad que consiste en intercambiar información entre dos o más personas pudiendo utilizar los medios existentes o de manera verbal y directa.

“Para comunicarse de manera efectiva, debemos darnos cuenta que todos somos diferentes en la forma que percibimos el mundo y utilizar el conocimiento como guía para nuestra comunicación “.

En este mundo, cambiante, que día a día nos obliga a evolucionar, estudiar, leer, aprender, enseñar y multitud de conceptos altamente estresantes, encontramos uno que de por si existe en nuestra vida siempre 24 horas, des de que nos levantamos hasta que nos acostamos, bien sea de una manera o de otra.

Miles y cientos de mensajes continuos en la publicidad, la calle, la gente, perfiles y redes sociales, bien sea Linkedin, Facebook, twitter, etc… informaciones e imputes sin control, imágenes y situaciones que todas ellas juntas suman o restan, pero la más importante comunican cosas, quieren decir algo, todas ellas junto a las palabras.

Ser dueños de uno mismo es el reto.

Ser dueños de uno mismo es el reto. Y es que en alguna medida somos alfareros de nuestro devenir existencial. Somos una voluntad por dar respuesta a la pregunta existencial, nuestro motor es el deseo de ser, pues en sí, somos animales metafísicos, creativos, seres espirituales que nos definimos por nuestros recuerdos y nos constituimos…

La Ley de la Concentración.

  Dicha ley, establece que; “Cuanto más pienses sobre una cosa, más se hace parte de tu realidad”. Es decir, que aquello que pienses acerca de ti mismo o quieras será aquello en lo que te convertirás. La posición de víctima no solo te traerá angustia y frustración a tu vida, sino que también te…

La culpa

Des del comienzo de la humanidad, a partir de la misma creación del primer hombre, Adán, la culpa y la victimización empezaron a formar parte del ser humano.

La primera culpa nació en Adán por haberle hecho caso a Eva y haber comido el fruto prohibido. Entonces, por culpa de adán comenzó a tapar su cuerpo; ya no podía mostrarse desnudo delante de su creador. Por culpa de Eva, dice la historia, Adán cayó.

La superación personal

En esta sociedad que cambia a velocidades incontrolables, somos pocos los que aceptamos nuestra posición y punto de partida, aunque nos auto engañemos por momentos, que se diluyen de inmediato, llevándonos de nuevo al punto de inició sin saber nosotros ni como ha sido posible, aparece el momento donde debemos tomar las decisiones. Y no se puede escapar, es algo ineludible de obligado cumplimiento para todos, nadie se escapa, es como la muerte.

Los días y sus tiempos, ponen a nuestra disposición momentos únicos, experiencias únicas tiempos que no volverán y que nos llevaran hacia donde nosotros queramos estar. Debemos estar atentos, es nuestra vida, única e irrepetible.

Conviene analizarnos, escucharnos y seguir nuestros instintos, para eso ha sido desarrollado a lo largo de los siglos por nuestros antepasados y transmitidos genéticamente, para eso están y nos avisan, nos indican por donde seguir afrontando nuestro día a día, des del minuto 1 hasta el 10, para poder descansar durante la noche y afrontar un nuevo día.

La superación personal, es poder meterte en la cama a diario, con la consciencia tranquila, a descansar, a amar, a reír, a hablar, a compartir, a lo que uno quiera y necesite a su libre disposición, pero no a seguir trabajando. Y a poder ser, con el cariño y el afecto de todos aquellos que te rodean, si tienes la suerte de tenerlos.

Merece la pena reflexionar, y analizar todo. Pues todo llega, todo pasa y todo cambia, solo hay que ser paciente y controlar los tiempos, tu vida es tuya y de nadie más. Esto para mí, es la superación personal.

La nueva revolución industrial silenciosa

Terminamos Febrero y con el damos paso a Marzo y a la más que probable llegada de la primavera.

Días más largos, temperaturas más suaves, en definitiva, mejor ambiente y predisposición a todo, un estado de ánimo nuevo en la gente, en general.

Llevamos un invierno muy duro, no solo por la climatología sino también laboral mente.

Nuestras jornadas laborales son diferentes, unos días muy largas, otros muy relajadas, otras con sensación de no haber trabajado lo suficiente o sin resultados inminentes. Y eso sucede sobre todo los que trabajamos por cuenta ajena, los resultados del mes obtenidos en días, y el resto…ejecutamos y probamos acciones, multitud de cosas para mejorar lo existente, para sentirnos activos, en definitiva, para sentirnos vivos y útiles, defendiendo nuestro pequeño espacio.

Reflexiones no atendidas, principal causa de la perdida de confianza

Abres la ventana y todo esta diferente. La cierras, y de inmediato ha sido modificado todo de nuevo. No existe un momento igual, aunque si parecido. Y es así como vivimos hoy. Movimientos constantes, de ir y venir, de avanzar y retroceder, de pensar en atacar o de reservarse para momentos mejores. Estamos como el tiempo, o parecemos políticos ofuscados y perdidos en prácticas destructivas que involucionan hasta el caos, donde se mezcla lo personal y lo profesional, con tal de llegar.

“Metcalfe“,… puede que al final tenga razón.

La fama es un efluvio. La popularidad, un accidente. Las riquezas, efímeras. Por lo que solo al final perdura una cosa; el carácter. ( Autor ; Horace Greeley )

Dicho esto, encontramos La ley de “ Metcalfe “, que afirma que el valor de una red de comunicaciones es proporcional al cuadrado del número de usuarios del sistema que lo utiliza”. Por lo que todo lo que tenga que ver con la aceptación de los demás del entorno generado por ti o tu compañía y las informaciones publicadas en la red, si comunicas bien, debe ser entendida por los demás y seguida por estos, si esto no sucede, nuestro mensaje no será escuchado y no tendrá valor alguno.

Visión y Misión

Toda Marca, pero también todo individuo, tiene una visión y una misión en la vida. O mejor dicho, puede tenerlas o desearlo con todo su empeño y entusiasmo. Si tu compañía, tu marca o tú mismo careces de estas dos premisas, tus mensajes en la red no llegaran y serán receptivos para los demás. Es verdad que todos los seres humanos tenemos dos recursos o capacidades muy definidas digámoslo así, pero escasas a la vez debido al ritmo de vida y los condicionantes de esta que surgen a diario, uno es el tiempo y el otro la capacidad de atención.

Nunca es demasiado tarde para ser lo que tendríamos que haber sido.

Arranca laboralmente al 100% el 2015 y cual será nuestro objetivo? Nuestro objetivo principal de ser o estar en la red hoy, es conseguir identificar aquello que te diferencia y te hace valioso, útil y fiable a ti o tu compañía, para que te perciban como alguien con quien hay que estar y trabajar, de nada sirve llenar de contenidos tus redes sociales, si tu mensaje no es claro, objetivo y conciso, por lo que reflexionar y enfocar todo hacia una meta bien definida, es esencial para conseguir los resultados deseados.

La utopía del horizonte

Sabías que está muy bien que nunca llegues a alcanzar tu objetivo, que roces el final, que lo puedas tocar con los dedos, pero cuando más cerca este más lejos lo tengas. Por eso, cuando eso ocurra, no desesperes.Por qué alguien dijo que esta meta, el horizonte versus su posibilidad de alcanzarlo, era como una utopía, por que por mucho que camines y camines, siempre se alejará. Pero para eso sirve precisamente el horizonte o la utopía como quieras llamarle, para caminar y no detenerte nunca.

El derecho al olvido 

El derecho al olvido es un derecho relacionado con el Habeas Data y la protección de datos personales. Se puede definir como el derecho que tiene el titular de un dato personal aborrar información personal que se considera obsoleta por el transcurso del tiempo o que de alguna manera afecta el libre desarrollo de alguno de sus derechos fundamentales. Como cabe apreciar, este derecho puede en ocasiones colisionar con la libertad de expresión. Hasta hace bien poco, cuando alguien se equivocaba en la vida, podía rectificar, cambiar y enmendar los errores del pasado. Los diarios publicados exclusivamente en papel, y la limitada memoria humana contribuía esencialmente a ello.

Sin embargo, la progresiva universalización de Internet, que combina una enorme capacidad de almacenaje con motores de búsqueda que permiten localizar cualquier dato en cuestión de segundos, y con extrema facilidad, puede significar el fin del olvido. La perennidad de la información implica nuevos desafíos para el Derecho, básicamente determinar si una persona puede lograr borrar esta información del pasado. Usualmente estos reclamos se dirigen contra el medio original (medio de prensa, sitio de internet, blog, etc.) que publica el dato o la noticia y también contra el buscador.