Contra el exceso digital, ‘Internet no es la respuesta’: ya hay una reacción inteligente contra el consumismo digital.

Contra el exceso digital, ‘Internet no es la respuesta’: ya hay una reacción inteligente contra el consumismo digital.

 

Sabías que Internet fue concebido para la utopía, pero la realidad es que líquida empleos y sueldos concentrando poder y riqueza en una tecno oligarquía bien conectada con algunos gobiernos, todo ello a medida que las calles se llenan de transeúntes zombis tras móviles donde pasan más horas que en sus vidas reales.

 

Por ejemplo; Kodak tuvo que despedir a 43.000 empleados arruinado por Instagram, que tenía 14. Una librería creaba 47 empleos por cada 10 millones de dólares de ventas; hoy, por esa facturación, Amazon crea 15; General Motors empleaba a 200.000 personas cuando valía 55.000 millones; Google vale 400.000 y emplea a 46.000.

Este exceso digital nos aliena y empobrece material e intelectualmente a todos, discrimina y elimina aquello que sobra, que somos muchos. Y lo más preocupante, va en aumento.

^08039A3D18665D983E48BF9DD24F8AE41615B47F97CAF3D8CC^pimgpsh_fullsize_distr

 

Internet se ha convertido en un mecanismo perverso que concentra poder y dinero en manos de un puñado de tecnoplutócratas que han convertido nuestras vidas en datos comercializables para su beneficio tras eliminar millones de puestos de trabajo y eludir impuestos.

¡Esa es la realidad hoy, y no tiene nada de ficción, os lo puedo asegurar!!!!

 

Y es que sabias que las izquierdas del mundo y sobretodo aquí aún considera la red como una nueva democracia digital. Sí, es así, los datos lo corroboran, y aunque cueste de creer los datos son que las 5 empresas más capitalizadas del mundo son tecnológicas y acumulan sumas de capital que triplican el de las corporaciones industriales, pero en cambio crean menos y peores empleos que ellas; están acabando con la clase media y crean desigualdad.

Y es que la revo-lución industrial creó desigualdades que sólo la democracia social corrigió; los abusos de internet requieren hoy de un juicioso anti-consumismo digital y de intervención política-fiscal para empezar: que Google, Apple y el resto paguen aquí sus impuestos para recuperar los empleos, sueldos, creatividad y tiempo que nos están arrebatando. ¿Estasis de acuerdo?

Pero todo ello ni es muy colaborativo, ni ayuda a crear riqueza a las clases medias. ¿Lo sabias?

 

Y es que Santa Claus no existe, los reyes magos tampoco y tu vida digital puede ser tan corta como la memoria de Dori de la película Nemo, y menos hoy en internet, donde la piratería ha destruido valor, pero lo que de verdad vale está volviendo a ser de pago. Y los ciudadanos más listos ya se han cansado de trabajar gratis para Facebook y Twitter, que no son más que dos formas de estar juntos pero muy solos.

Pero la realidad es que yo veo cada vez más zombis deambulando por las calles tras sus pantallas, en el metro, en el bus, sin interactuar con los demás. Todo se está perdiendo detrás de una pantalla. ¿Y qué hacemos nosotros?

Los más avanzados empiezan a desmarcarse del uso obsesivo del móvil y llevan teléfonos sólo de voz, como esos antiguos “ Nokia´s “, que en su día abandonamos por antiestéticos , poco prácticos y que ahora valen muchísimo. Si dispones de uno en un cajón, eres un gran afortunado, sino, deberás ver como otros los disfrutan de ellos, pues comprarlos, empieza a ser carísimo. Hoy vivimos el consumismo digital desaforado igual que en los 50 vivimos la euforia del consumismo material antes de la reacción anticonsumista de los 60. Estamos aprendiendo el consumo digital responsable de lo ­realmente necesario, y que este, nos lo den gratis o no.

Pero a mi pensar, me temo que lo digital, ya es irrenunciable.

 

Y es que no soy para nada un tecnorreaccionario. Y no debemos renunciar a las ventajas digitales, pero las racionalizaremos. El robo de propiedad intelectual acabará, porque nadie quiere liquidar la creación y la innovación. Pero si seguiremos robando lo que pocos crean, ¿para qué esforzarte en crear? ¡Si es gratis y copiar cuesta muy poco!!! Viva el copypaste….

Cada vez será técnicamente más difícil el copypaste, pero sobre todo no será culturalmente admisible. La cultura del todo gratis en la red está cambiando y sólo va a ser gratis lo que no valga nada, sino que serás expulsado, penalizado y discriminado si difamas, mientes, proclamas injurias o tus datos están en manos de terceros que los utilizan de manera fraudulenta. Y es que el hartazgo digital potencia lo presencial, lo directo, lo próximo, lo auténtico.

Estamos ante el gran cambio. La transformación del todo, a la del nada tangible, la era del byte. Solo existirá la red. Cuando, como y donde queramos. 24 horas al día, 365 días al año. Y la verdad, no creo estemos para nada preparados, va todo demasiado rápido. Ni industrias, ni Pymes, ni personas físicas, nadie dispone hoy de conocimientos y personal preparado técnicamente para poder solventar todo aquello que los internautas y más que estos, los usuarios de a pie, gestionamos a diario. Y es que tenemos un grandísimo problema, estamos ante la extinción de lo cotidiano, para dar el paso del átomo (papel) al bite y ahora el bite volverá al átomo.

Fondo face antonideiraola