Marca es el perfume que usas. Reputación es el olor que dejas.

Marca es el perfume que usas. Reputación es el olor que dejas.

 

Marca (en inglés brand) es una identificación comercial primordial y/o el conjunto de varios identificadores con los que se relaciona y ofrece un producto o servicio en el mercado.

Y es que llegar a identificar una marca frente a cientos de otras es sumamente difícil. Posicionar, remarcar y llevar a la excelencia la misma, disimulando errores y resaltando logros, van a la par.

 

¿Por qué fijarse en mí, si en esta misma plaza, 7500 marcas más, quieren destacar? ¿Por qué soy relevante?

 

Puedes tardar en construir una imagen de marca 10 años y destruirla en un día. O lograr en un día, gracias a un éxito reciente, una gran noticia o reconocimiento de alguien relevante por su notoriedad en la red, aquello que anhelabas en una mañana.

Y es que la red, el internet de hoy tiene cualidades y virtudes, pero también multitud de defectos y condicionantes que, si no se tienen en cuenta, pueden lastrarnos a lo más profundo del abismo, y postrarnos en la oscuridad absoluta.

Un internet en el que cada segundo se suben 300.000 fotos y videos, que solo cada día genera que 1,44 billones de usuarios naveguen por marcas e informaciones solo en Facebook, con 12 millones de usuarios activos más de 10 horas solo en España, o que 300 millones de usuarios estén en Instagram gestionando una media de 26 fotos subidas solo en España cada segundo, hablar de marca, rastro y reputación digital sin duda es necesario.

Toda compañía, persona física o entidad pública, debe hacer todo lo posible por ser y no solo estar en la red. Para ello contar con un gran equipo de personas, no de máquinas, aunque estas al final sean parte principal del progreso, es muy necesario ya des de ayer y antes de ayer. ¡Vamos tarde!

Pues a menudo vemos como muchas y variedades entidades, organismos públicos o partidos políticos que están a la orden del día, fallan en el control de los tiempos, la información y la publicación de noticias, frente a los medios y plataformas varias existentes en la red, sin derecho alguna a replica. Y es que creemos tenerlo todo controlado y nada de ello es más falso que cuando sufres en la red, lo que algún día escuchaste sufrir a tú vecino.

Hay que reflexionar, y sé que con ello soy muy pesado, pero sin esta, la reflexión, después de observar y escuchar nuestra voz y razón de ser en la red, será nula y nuestro dinero invertido, así como el tiempo de trabajo, en vano.

 

No lo digo yo, lo dice la red, el mundo y el nuevo camino en el que estamos todos inmersos, y por muy poco que te guste o te niegues a aceptarlo, ahora es momento de recordar que…

 

“Marca es el perfume que usas. Reputación es el olor que dejas”.

 

marca