La vida

 

Hace no mucho tiempo, aprendí que la actitud ante la vida determina la existencia. “La actitud es más importante que los hechos “Y que no debemos defraudarnos a nosotros mismos por un resbalón o tropiezo, pues en realidad, somos el principal por qué y para qué de la existencia de esta, nuestra vida, tenga el sentido y la dirección correcta.

Hay que interpretar la vida como un escenario de incesante aprendizaje, dotándola de sentido y objetividad. Proveámonos de antídotos conductuales y de vacunas cognitivas, debemos eludir el riesgo que nos lleva a la autodestrucción.

Es muy importante pararse para reflexionar y conocer de qué va la vida y como hacerla buena y mejor. Educarnos para esta, dado que la vida no es previsible, y esta es la única manera de afrontar los momentos “críticos” que nos da nuestra existencia.

Riámonos de la vida, eso es vivir. No esperemos a vivir, sino vivámosla.

Hay que aceptar que no siempre se puede estar en todas partes al cien por cien, hay que asumir que, en gran medida, estamos donde estamos por lo que hemos hecho o dejado de hacer y debemos aceptarlo. Luchemos contra la indefensión aprendida, y decidamos donde situarnos.

“Siempre estamos a tiempo de ser quienes queramos y deseemos ser, solo debemos ir a por ello”.

En esta semana que empieza, para mí finaliza una nueva etapa, un nuevo año, mucho mejor que otros anteriores. Para empezar la era del “38 “.

Y sí, tengo muy muy claro dónde voy y donde quiero ir, porque tal y como comento anteriormente, me detuve un día y acepte, entonces entendí que el camino no era el correcto y lo modifique.

Seguiré entrenando, seguiré esforzándome en todo y lo más importante, seguiré disfrutando de la vida, bien sea en el trabajo, con los amigos, con mis dos enanos o en la montaña, pues eso es la vida, simplemente vivirla!!

Feliz e increíble semana a todos!