Todo en esta vida, tiene un porqué

Todo en esta vida, tiene un porqué, y seguramente habrás oído que nada sucede por nada, y es verdad, te lo puedo asegurar por propia experiencia.

Cada momento que vivimos, des que nos levantamos hasta que nos acostamos, nos indica, enseña y avisa de acciones futuras que deberemos afrontar.

Nuestras vidas como las conocemos hoy, son veloces, muchas veces no sentidas y pocas veces disfrutadas. Multitud de acontecimientos ocurren a diario a nuestro alrededor sin darnos cuenta, y es por qué no estamos atentos aun que creamos que sí. Nos quejamos, divagamos y restamos hieráticos e inmóviles esperando algo que si no salimos a buscarlo, no lo encontraremos, y que por sí solo no llegara. “oportunidades en general”.

“Y es que todo en esta vida, tiene un porqué”.

 

Creemos ser diferentes a los demás y seguramente es que los demás a veces luchan objetivamente y no como podemos estar haciéndolo nosotros. Un ejemplo sencillo y que vivimos a diario los que tenemos la suerte de trabajar, vemos a diario que nuestra jornada laboral se reduce en tiempo, disponemos de mayor tiempo para otras cosas, y es porque nos está mostrando que debemos ser más eficientes y aprovecharlo.

Vivíamos engañados en la realización de horas sin parar, para llegar al viernes exhaustos, y a mí pensar nos equivocábamos en seguir la dinámica, yo el primero. Dicho esto, conviene reorientar nuestras prioridades, coger una hoja en blanco, anotar notas, ideas, planteamientos de derecha a izquierda, que nos conviene y que no, cuáles son nuestras prioridades y detenernos a pensar. Una vez efectuemos este sencillo paso, tremendamente difícil aunque sencillo de apariencia, y nos lo apliquemos nuestra vida como la conocemos posiblemente mejorara.

Quiérete, cuídate y haz lo que te motive. Aplícalo a los tuyos, compártelo en tu vida privada y profesional y sigue con paso firme hacia adelante sin que nadie ni nada te detenga.

 Veras como todo avanza, porque al final el tiempo pasa, la vida pasa, y no te espera, el ayer no volverá, sino que llegara el mañana, y debes ser tu quien la sigue, controla y sencillamente la vive, para eso está la vida, para vivirla.

vida