La superación personal

Vivimos una época, en que todos hablamos de superación, de rehacerse de levantarse después de una caída, de este concepto nuevo y fortificante espiritualmente, la superación personal.

Pero que es la superación personal? La superación personal se aplica a diario des del minuto uno en que nos levantamos, hasta el minuto 10 en cuanto cerramos los ojos para descansar y afrontar mañana un nuevo día.

Las redes están llenas de mensajes de superación, parece un canal fácil para captar nuevos seguidores, para agregar “me gustas” y añadirlos como efectos relevantes de una buena gestión en la red. Todos locos hacia ese objetivo, nos hace más humanos, verdad.Y no es cierto.

Pero la superación personal, es mucho más que todo eso. Es conseguir vivir el día a día, sintiéndose querido, contento con uno mismo y realizado con la vida que ha escogido y vive. Sino debe cambiar, forzar el cambio buscar una nueva vida, desprenderse de lo material, abandonar lo superfluo, aceptar el punto de partida para encontrar lo justo y necesario para ser feliz primero contigo y después con los demás.

Todo lo restante son complementos, que hacen de nuestro día a día algo mejor. Aspectos y acciones en las que apoyar nuestras energías, fluctuantes de arriba abajo, como un tobogán gigante. Sinergias que nos empujan a seguir o nos hunden hasta lo más profundo, y eso para mí no es superación personal, solo son impulsos.

Conviene analizarnos, detenernos y observar nuestro alrededor. Buscar aquello que nos hace felices, desprendernos de todo aquello que nos impide avanzar, sin miedo al efecto – reacción derivada de esta continúa búsqueda, ir a por la felicidad. Y no es sencillo, para nada lo es.

En esta sociedad que cambia a velocidades incontrolables, somos pocos los que aceptamos nuestra posición y punto de partida, aunque nos auto engañemos por momentos, que se diluyen de inmediato, llevándonos de nuevo al punto de inició sin saber nosotros ni como ha sido posible, aparece el momento donde debemos tomar las decisiones. Y no se puede escapar, es algo ineludible de obligado cumplimiento para todos, nadie se escapa, es como la muerte.

Los días y sus tiempos, ponen a nuestra disposición momentos únicos, experiencias únicas tiempos que no volverán y que nos llevaran hacia donde nosotros queramos estar. Debemos estar atentos, es nuestra vida, única e irrepetible.

Conviene analizarnos, escucharnos y seguir nuestros instintos, para eso ha sido desarrollado a lo largo de los siglos por nuestros antepasados y transmitidos genéticamente, para eso están y nos avisan, nos indican por donde seguir afrontando nuestro día a día, des del minuto 1 hasta el 10, para poder descansar durante la noche y afrontar un nuevo día.

La superación personal, es poder meterte en la cama a diario, con la consciencia tranquila, a descansar, a amar, a reír, a hablar, a compartir, a lo que uno quiera y necesite a su libre disposición, pero no a seguir trabajando. Y a poder ser, con el cariño y el afecto de todos aquellos que te rodean, si tienes la suerte de tenerlos.

Merece la pena reflexionar, y analizar todo. Pues todo llega, todo pasa y todo cambia, solo hay que ser paciente y controlar los tiempos, tu vida es tuya y de nadie más. Esto para mí, es la superación personal.