“Los cambios son posibles, solo debes desearlos “ Confía en ti . Antoni de Iraola.

Hace 7 años no podía imaginarme el gran cambio que sufriría mi vida tal y como la conocía. De verdad os lo digo, no hay mal que por bien no venga, y es este un refrán muy muy cierto.

Des de Rusia a Ucrania, pasando por Mallorca y otros lugares varios a los cuales me llevo mí situación posterior a la enfermedad padecida y cierre de mí empresa. Una caída de varios miles de metros, sin fin, sin poder detenerme, hasta tocar el fondo más profundo de los fondos posibles esa fue y es la realidad de lo vivido, pero que gracias a enormes personas, entre ellas mi gran amigo y hermano Mateu (pollo para los amigos), su familia a la que adoro y me acogió sin pensarlo ni un minuto, su hospitalidad y a mis dos enanos, Aina y Pol que aun que estuvieron lejos, pero siempre conmigo, juntos todos ellos me empujaron a la vez, me hicieron replantear mi vida tal y como la conocía, cerrar una etapa, aceptar la caída y empezar a crecer y lo más importante para remontar,

“Creer en mí de nuevo“.