Haz que te encuentren, no que te busquen. Antoni de Iraola.

    Todas las personas que forman parte de un medio de comunicación digital…. ….se desvelan cientos de noches y se rompen la cabeza a diario, pensando en novedosas y mejores estrategias o técnicas para el posicionamiento web de los diversos sitios dentro de los principales motores de búsqueda que gestionan.    La principal y única razón de…

Sabes en que consisten “ Las Tecnicas en internet de las Páginas Cebo” ?

Que es una página Cebo, o las Tecnicas en internet de las Páginas Cebo?

Dentro del marketing digital, existen multitud de técnicas que nos pueden llevar a lograr los resultados que deseamos, pero como bien se dice, en la habilidad y la técnica está el éxito.

Sabes cuál es “ La Técnica en internet de las Páginas Cebo” y en qué consiste?

Esta táctica, consiste en aprovechar la visibilidad que tienen algunas páginas de nuestra web para conseguir tráfico desde palabras clave relacionadas que al combinarlas multiplicarán nuestro tráfico, dicho de otra forma, lanzaremos el anzuelo con una página que apunte a muchas palabras clave para atraer todas las visitas posibles desde ella.

¿Qué es o en que consiste el marketing de contenidos, y digital?

Para mí, la respuesta a que es el Marketing de Contenidos es evidente, aquellos mensajes cuyos contenidos sean realmente relevantes, de interés y aporten valor al receptor. No tiene nada que ver con la cantidad de mensajes cuyo resultado es cero valores, 100% relleno. ¿Me sigues?

Pues precisamente en esto se centra el marketing de contenidos, en tratar de conocer a nuestros receptores o potenciales lectores y clientes, para poder trasladarles contenido que sea de su agrado, de su interés, que le aporte un valor diferencial en forma de solución, avance, estudio, conclusiones…para que sea finalmente leído, que ya es mucho, y a poder ser, compartido.

¡Que ya es la leche!!

¿Parece fácil verdad?, pues pensar cuantas informaciones os llegan cada día vía digital que no os interesan absolutamente nada de nada. Cientos de mensajes diarios….verdad?

La escritura. Antoni de Iraola

Firmamos cheques, apuntamos notas, en el lateral de nuestro diario o libreta de acciones, así como nuestras agendas. Enviamos mails, redactamos ponencias y presentaciones, enviamos cartas…si cartas. Aquello que antiguamente hacíamos cuando queríamos contactar con alguien, transmitirle sentimientos, decirle un simple te quiero o que estábamos bien. Ahora, las tecnologías nos permiten esta mensajería de manera instantánea, pero la verdad sea dicha, continuamos escribiendo de una manera u otra.

Face, twiter, watts, mesenger, Instagram…por todos lados la escritura es presente, mucho más de lo que somos conscientes y más aun de la fuerza que esta tiene.

Querer decir algo con una imagen es importante e impactante además que hay que escogerla muy bien, sino no llegaremos con nuestro mensaje. ¿Pero qué es lo que le da la fuerza? La escritura.

Esa frase o conjunto de palabras, silabas o monosílabas que enriquecen la luminosidad u opacidad de la imagen, haciéndonos reaccionar. Y es que, sin ella, la escritura, no seriamos nadie.

Por eso ahora más que nunca debemos cuidarla, mimarla, y sobretodo aplicarla correctamente. Pues al final, una de las pocas cosas que nos queda es el lenguaje escrito, la libertad de palabra y expresión, decir o apuntar aquello que anhelamos y pensamos.

Siendo esta al final, la única que si deja rastro de lo que hemos sido, hecho o dicho. Nuestra vida es lo que escribimos, sobre cualquier soporte, sobre nuestro espíritu, nuestra consciencia, grabando cada una de nuestras acciones de la vida. Ese inmenso e intenso devenir de situaciones que nos llevan de un lado a otro, con un final ya escrito, pero de prologo e historia por escribir.

No lo olvides nunca, la fuerza de la escritura, es tan poderosa como la energía solar, pues si estamos hoy haciendo lo que hacemos, posiblemente sea por que aprendimos cosas de otros que las escribieron. ¡Ahora te toca a ti!

No por mucho Twittear se consiguen más seguidores.

A simple vista, Twitter es el mundo de las cifras. Uno sigue a Npersonas y a uno le siguen Npersonas. Ha publicado Nnúmero de mensajes en Ndías, meses o años. Cada mensaje ha recibido Ncantidad de aplauso o se ha compartido N número de veces. La conclusión, pues, está cantada. Todo es un juego y quien tiene números más altos gana. Pero esta percepción, como se ha ido demostrando a lo largo de los años, es falsa. Las redes sociales no son cuestión de números porque los números pueden responder a compromisos o a caprichos o modas. Lo que sí son las redes sociales es cuestión de influencia. Y en ese terreno, el más lacónico usuario puede ser quien firme el comentario más determinante de todos en un momento dado. Y por esta regla de tres, la fórmula más fácil de parecer irrelevante es seguir la ley de los números y publicar mucho.