La vida es una enfermedad hereditaria, sexualmente transmisible, incurable y sobretodo, mortal. Hay que tener en cuenta, que vivir, es un milagro, por lo tanto; VIVID!!!

Debemos sentirnos razonablemente libres, mostrarnos independientes, permitirnos momentos de reflexión, vivir sencillamente y humildemente, disfrutando la amistad, ingredientes necesarios para una vida plena, una gran vida.
Cada día, cuando amanece, volvemos a nacer, es una nueva invitación a hacer, a ser, simple y llanamente a vivir.
Todo es intransferible, personal. Se presupone que con honestidad, nobleza, alegría y a poder ser con amor. Debemos elegir la forma, el lugar, con quien, de manera placentera y calmada o extenuante. Sorprendida o pausada. Pensada o precipitada. Gozosa o hiriente…en definitiva, agradecida o amargada.
Al final, llegaremos al día de nuestra partida, de dejar de estar, de morir. Habremos sido queridos, habremos sido amados, habremos disfrutado de las personas, de la naturaleza, y habremos hecho cosas por otras personas? No podremos ir en paz, orgullosos…satisfechos de esta, nuestra vida?…
Aunque si es cierto que la vida como el Jazz, necesita improvisación y de un sentido de urgencia permanente, pero también de que debemos priorizar.
Alguien dijo;
La vida es una enfermedad hereditaria, sexualmente transmisible, incurable y sobretodo, mortal.
Hay que tener en cuenta, que vivir, es un milagro, por lo tanto; VIVID!!!

La vida

  Hace no mucho tiempo, aprendí que la actitud ante la vida determina la existencia. “La actitud es más importante que los hechos “Y que no debemos defraudarnos a nosotros mismos por un resbalón o tropiezo, pues en realidad, somos el principal por qué y para qué de la existencia de esta, nuestra vida, tenga…