• Call Us Today! +0034 628 592 662
  • toniiraola@gmail.com

Archivos de la etiquetas la vida

La vida

La vida es una enfermedad hereditaria, sexualmente transmisible, incurable y sobretodo, mortal. Hay que tener en cuenta, que vivir, es un milagro, por lo tanto; VIVID!!!

La exigencia continúa en la toma decisiones.

Es que debemos acostumbrarnos al cambio, a fluir, a adaptarnos a nuevas energías y flujos del día a día. La vida siempre demanda nuevas respuestas.

Una cosa es existir y otra es vivir. Hemos de defender las razones para vivir. Y es cuando nos preguntamos;

Que he de hacer con la vida?

La vida como tal, nos derrotará, solo nos cabe vivirla dando cumplido al sentido de nuestra existencia, hay que marcarse un proyecto vital, perseverar y perseverar.

Vivir es apasionarse. Y cuando uno vive con y por los demás, la vida merece la pena. Y aunque pareciera que la vida se nos escapa, en que cada día y cada hora cuenta, debemos ser conscientes de que vivimos, obtener y entregar todo, vaciarnos.

La vida es agradable e interesante cuando se dota esta de sueños reales. Alcanzar el futuro, que no es más que el presente, pero con una prioridad, vivir.

Todos los seres humanos deben llevar y controlar sus vidas con sus manos, control absoluto y contribuir al mismo tiempo a la mejora de sus conciudadanos, a que estos desarrollen sus capacidades morales, cognitivas, artísticas, técnicas y culturales.
Debemos sentirnos razonablemente libres, mostrarnos independientes, permitirnos momentos de reflexión, vivir sencillamente y humildemente, disfrutando la amistad, ingredientes necesarios para una vida plena, una gran vida.
Cada día, cuando amanece, volvemos a nacer, es una nueva invitación a hacer, a ser, simple y llanamente a vivir.

Todo es intransferible, personal. Se presupone que con honestidad, nobleza, alegría y a poder ser con amor. Debemos elegir la forma, el lugar, con quien, de manera placentera y calmada o extenuante. Sorprendida o pausada. Pensada o precipitada. Gozosa o hiriente…en definitiva, agradecida o amargada.
Al final, llegaremos al día de nuestra partida, de dejar de estar, de morir. Habremos sido queridos, habremos sido amados, habremos disfrutado de las personas, de la naturaleza, y habremos hecho cosas por otras personas? No podremos ir en paz, orgullosos…satisfechos de esta, nuestra vida?…
Aunque si es cierto que la vida como el Jazz, necesita improvisación y de un sentido de urgencia permanente, pero también de que debemos priorizar.

Alguien dijo;

La vida es una enfermedad hereditaria, sexualmente transmisible, incurable y sobretodo, mortal.
Hay que tener en cuenta, que vivir, es un milagro, por lo tanto; VIVID!!!

Antoni de Iraola.

La vida

la vida

La vida. Por Antoni de Iraola

 

Hace no mucho tiempo, aprendí que la actitud ante la vida determina la existencia.  “La actitud es más importante que los hechos “.

Y que no debemos defraudarnos a nosotros mismos por un resbalón o tropiezo, pues en realidad, somos el principal por qué y para qué de la existencia de esta, nuestra vida, tenga el sentido y la dirección correcta.

Hay que interpretar la vida como un escenario de incesante aprendizaje, dotándola de sentido y objetividad. Proveámonos de antídotos conductuales y de vacunas cognitivas, debemos eludir el riesgo que nos lleva a la autodestrucción.

Es muy importante pararse para reflexionar y conocer de qué va la vida y como hacerla buena y mejor. Educarnos para esta, dado que la vida no es previsible, y esta es la única manera de afrontar los momentos “críticos” que nos da nuestra existencia.

Riámonos de la vida, eso es vivir. No esperemos a vivir, sino vivámosla.

Hay que aceptar que no siempre se puede estar en todas partes al cien por cien, hay que asumir que, en gran medida, estamos donde estamos por lo que hemos hecho o dejado de hacer y debemos aceptarlo. Luchemos contra la indefensión aprendida, y decidamos donde situarnos.

“Siempre estamos a tiempo de ser quienes queramos y deseemos ser, solo debemos ir a por ello”.

En esta semana que empieza, para mí finaliza una nueva etapa, un nuevo año, mucho mejor que otros anteriores. Para empezar la era del “38 “.

Y sí, tengo muy muy claro dónde voy y donde quiero ir, porque tal y como comento anteriormente, me detuve un día y acepte, entonces entendí que el camino no era el correcto y lo modifique.

Seguiré entrenando, seguiré esforzándome en todo y lo más importante, seguiré disfrutando de la vida, bien sea en el trabajo, con los amigos, con mis dos enanos o en la montaña, pues eso es la vida, simplemente vivirla!!

Feliz e increíble semana a todos! Antoni de Iraola.