Inmersos en pleno 2017,¿Qué podemos esperar de las Redes Sociales?

  Inmersos en pleno 2017,¿Qué podemos esperar de las Redes Sociales? A partir de hoy y durante las siguientes semanas , des de nuestra site Antoni de Iraola, vamos a publicar una serie de post muy breves, que pueden ayudarte y mucho a mejorar el posicionamiento y visibilidad en la red de tu site, face…

El fracaso hoy en España.

  Fracaso. nombre masculino 1. Resultado adverso en una cosa que se esperaba sucediese bien. "mi proyecto ha sido un fracaso" 2. Suceso adverso e inesperado. "sus fracasos sentimentales le llevaron a la convicción de que no había un infierno mayor que el matrimonio".   ¿Vistas estas dos definiciones, con cual te quedas, si en…

Contra el exceso digital, ‘Internet no es la respuesta’: ya hay una reacción inteligente contra el consumismo digital.

Sabías que Internet fue concebido para la utopía, pero la realidad es que líquida empleos y sueldos concentrando poder y riqueza en una tecno oligarquía bien conectada con algunos gobiernos, todo ello a medida que las calles se llenan de transeúntes zombis tras móviles donde pasan más horas que en sus vidas reales.

Por ejemplo; Kodak tuvo que despedir a 43.000 empleados arruinado por Instagram, que tenía 14. Una librería creaba 47 empleos por cada 10 millones de dólares de ventas; hoy, por esa facturación, Amazon crea 15; General Motors empleaba a 200.000 personas cuando valía 55.000 millones; Google vale 400.000 y emplea a 46.000.

Este exceso digital nos aliena y empobrece material e intelectualmente a todos, discrimina y elimina aquello que sobra, que somos muchos. Y lo más preocupante, va en aumento.

Internet se ha convertido en un mecanismo perverso que concentra poder y dinero en manos de un puñado de tecnoplutócratas que han convertido nuestras vidas en datos comercializables para su beneficio tras eliminar millones de puestos de trabajo y eludir impuestos. ¡Esa es la realidad hoy, y no tiene nada de ficción, os lo puedo asegurar!!!!

Y es que sabias que las izquierdas del mundo y sobretodo aquí aún considera la red como una nueva democracia digital. Sí, es así, los datos lo corroboran, y aunque cueste de creer los datos son que las 5 empresas más capitalizadas del mundo son tecnológicas y acumulan sumas de capital que triplican el de las corporaciones industriales, pero en cambio crean menos y peores empleos que ellas; están acabando con la clase media y crean desigualdad.

Identidad mediante el Inbound and Content Marketing

Identidad o reputación Online… una es lo que yo soy, o pretendo ser, o creo que soy. La otra, la reputación, de mientras, es la opinión que otros tienen de mí

La identidad.

Es lo que permite distinguir entre miembros de una misma especie. La identidad, es un concepto relativo al individuo, pero a su vez sólo tiene sentido en cuanto este forma parte de un grupo social. En cierta medida la identidad es lo que yo soy, o pretendo ser, o creo que soy.

La reputación.

Mientras que la reputación online, es la opinión que otros tienen de mí. Se forma en base a lo que yo hago y lo que yo digo, pero también a lo que otros perciben de mis actos o palabras, y cómo lo interpretan y a cómo lo trasmiten a terceros. Teniendo en cuenta que a mayor es un grupo social, más importante es la construcción de la identidad y reputación propias.

Profesionalidad y eficiencia.

Profesionalidad y eficiencia.

Característica de la persona que desempeña un trabajo con pericia, aplicación, seriedad, honradez y eficacia, o del trabajo así desempeñado.

Vivimos en la era del cambio continuo de la sobreinformación y sobresaturación de nuestras mentes, bajo la previsión de la autorrealización y el logro masivo de objetivos, todo ello a diario.

¿Pero somos profesionales?, y eficientes?

Te conectas a tu Smartphone, accedes a tus redes, visualizas tu perfil de LinkedIn y de manera instantánea, todo el mundo habla de multitud de cosas, y todo el mundo es multitud de cosas. Todo bajo la imagen, venta de uno mismo y la percepción de que el mundo se termina, y no mañana, sino hoy mismo, esta misma noche, justo después de las ocho en punto.

Todo el mundo es Tic, Seo,..especialista en algo como puedo ir viendo en mí sector y más cuando te especializas en reputación online y la proyección de marcas, pero que a día de hoy, dicho sujeto quiere especializarse o venderse en algo que ni el mismo sabe, buscando llamar la atención o bajo el concepto de algo o multitud de muchos, que en ninguna de nuestras mentes tiene cabida si se lee en 5 minutos, que leemos cuando vamos al servició, buscando el receso, la paz mental o simplemente nuestro espació, único, personal o de soledad, y olvidamos como la “ Dori” de la película Nemo, a los tres segundos, sino son dos.

La fortaleza digital

Hace nueve años y raíz de esta crisis tremenda que todos sufrimos y hemos sufrido de manera alguna, mi vida como la conocía dejo de existir. Y para muchos incluido yo, me pareció el final de todo, la carretera por la que circulaba había llegado a su fin. Un enorme muro, cerraba el camino que estaba andando con paso firme, y que al final no fue tan firme. Quede ciego de mente, visión y actitud. Mermado, indefinido y desplazado del mundo, que tampoco era real, lo real era lo que vivía, aunque no quisiera verlo. Pero por una circunstancia u otra más esta, mi vida laboral ya no comentar la personal, en las que habitábamos amigos, conocidos y no tan amigos y que fueron muchas personas, se difuminaron y mi trayectoria varia hacia lo que es hoy.

Por primera vez, me importo lo que se decía de mí o se escribía de mí en la red. Empecé a indagar, preocuparme y sin negarlo sufrir en propia persona lo que cientos de miles de personas y compañías sufren hoy en la red y en el mundo, la extorsión en la red y el acoso. Y todo se vino abajo, no existía fin, caía y caía.

Solo tres apuntes, enlaces o links, demolieron lo poco que me quedaba, pues dinero no había, y mi dignidad estaba por los suelos, así como mí estado de ánimo, pero fue mi reputación online la que se desmorono. Si ya de por sí, mi fracaso profesional, que hoy sin duda alguna veo, no como un fracaso sino como una aprendizaje inmenso e impagable con todo el dinero del mundo, cerro toda puerta a la calle relegándome a la discriminación más absoluta y a hacer hincapié en intentar resolver eso que nadie podía resolver y que hoy es tan difícil denominado el derecho al olvido, mediante la eliminación de alguna manera o formulación mágica, los enlaces, links o url que me estaban bloqueando mi vida profesional y ya no hablar de la personal.

Reputación online y identidad digital.

Hoy, 20 años después, con cientos de aplicaciones y lo más importante, millones de usuarios en la red a diario nada más que unos 6.000 millones, todo aquello que nos mostraron, enseñaron y propusieron, para nada basta.

Los motores de búsqueda, robots TXT y las arañas que mueven la información en la red país a país aún que nosotros visualicemos un único buscador son tan complejos como que el 10% del CO2 que se genera en la atmósfera a diario lo causan los ordenadores de las principales redes que mueven todo esto.

Pues estas máquinas como así son, no solo posicionan, sino que también penalizan. Una web cargada de imágenes, efectos y vídeos sin un contenido preciso y unas keyborads lo más efectivas posibles, que indexen y puedan posicionar tu web como es debido, solo hará de tu inversión en adwords, una inversión deficitaria, a que un solo euro que te gastes euro que estarás tirando a la basura.

La estructuración web y su “content “es tan importante como el producto o servició que uno fabrica, compañía o taller ofrece, pero con un añadido que difícilmente podrás controlar sino haces las cosas como es debido, las críticas, alabanzas o descrédito en la red. Y este es un mal difícilmente controlable que si no se trabaja des del inició, el daño puede ser irreversible.

” En definitiva, tu reputación digital o la de tu compañía debe estar cuidadosamente gestionada y controlada”.

reputación online

Tener en tu equipo, compañía o proyecto un buen gestor de contenido especializado en SEO tendría que ser para este nuevo año que empezamos una prioridad tan importante como el gestor o fiscalista que gestiona y dirige tus cuentas. Pues este puede hacer con tiempo y un trabajo arduo sin duda alguna y de manera eficiente, que la reputación Online y tu identidad digital sea la deseada, minimizando costes y sacando el máximo rédito a los recursos propios.

” Protegerte, informar y posicionar, es tan importante como estar. Pues estar sin gestionar es un no estar”.

El futuro

La gestión de la Reputación Online, como así denominamos ahora mi trabajo, es un trabajo arduo, complejo y nada fácil. No es SEO, es mucho más. La utiluzación de los contextos y palabras adecuadas en los mementos justos y acordes a las tendencias, así como la máxima atención a los momentos y contextos actuales nos obliga a estar muy atentos, a leer y saber de muchas cosas.

Teniendo en cuenta que todo se está enfocando y canalizando a la red que es donde todos queremos estar, la competencia por el primer lugar está siendo feroz. Todo y que cabe decir, que no es en la mayoría de veces la mejor opción, sino que un tercer o cuarto lugar bien gestionado, nos puede permitir recibir el filtro de los demás que han querido comerse el mundo, haciendo que el poco sea mucho, y el mucho muy poco.

La Reputación Online al igual que en la vida la reputación personal y laboral, no se logra en un mes. Es el trabajo arduo y claro hacia un objetivo, sin moverse lo más mínimo del camino marcado, del futuro que anhelamos en este caso de lo que queremos se sepa de nosotros o nuestras compañías. ¡Me reitero, no es solo SEO, es mucho más! ¡Muchos o algunos diréis vahhh!!!, no creo sea esta una cuestión que abordar ahora. Aun que podría ser!.

¿Pero qué sucede si hoy te quedas sin trabajo? ¿Has tecleado nunca tu nombre completo en la red, tu DNI o tu nº de móvil? Sabes que datos existen sobre ti, ciertos o falsos en la red.

La dificultad de avanzar, de llegar al futuro que no es más que vivir el día a día con tranquilidad y armonía, pasa sin duda por la red, ya hoy.

Conviene empezar a pensar en todo esto y ser conscientes que la Reputación Online, mal gestionada, es tan dañina como la peor de las enfermedades, sabiendo que, en la mayoría de los casos, los tiempos no son nuestros, ni los podemos controlar nosotros, sino que dependemos de terceros y estos no solo deben ser gestores SEO, buscadores o clientes contentos o insatisfechos, con todo esto no basta.

Los trabajos que conocemos todos y que a día de hoy escasean, lo harán muchísimo más en un futuro inmediato. El pluriempleo y entre ellos ganarse la vida en la red, es ya una realidad. Y por ello y para ello, debemos reflexionar y pensar aunque sea un poquito en todo ello, pues podría ser, estuviéramos fuera, aunque muy dentro de ella, y nuestros resultados de búsqueda no fueran los deseados.

Alcanzar metas

Pero no nos engañemos, no sucede en el 80% de los que hacemos vacaciones, y ya no digo el 90%, algunos me dirían que eso no es verdad. ¿Y sabéis que les digo? ¿Serias capaz de irte de vacaciones dejando el móvil en un cajón, apagado? No, ¿verdad?…

Las metas no solo se fijan, sino que deben ser cumplidas y llevadas a término, sino entramos en otra cuestión y que ahora no es el caso, la decepción.

Acabamos el año, un año muy intenso, donde todos en nuestra humilde pero muy importante medida, hemos intentado dar lo máximo, cumplir, ser y estar en todos lados, cierto, ¿no? ¿Pero cuál era nuestra meta, aquello que pensamos y deseamos todos los mortales justo antes de las campanadas, del cambio al nuevo año numérico…reflexiona, te acuerdas?, si verdad!! ¿Lo has cumplido?, posiblemente no.

Nuevamente, el ciclo de la vida te vuelve a dar una nueva oportunidad, llega el fin de año y con él, la posibilidad de repasar todo lo sucedido y lo que no. Piensa, motívate y márcate una meta. Siempre asumible, realizable y que pueda satisfacerte enormemente. Pues si te das cuenta todo son ciclos vitales, que se repiten, en lugares posiblemente distintos o no, con personas nuevas o no, pero con unos valores que no tenías y aptitudes espero que aprendidas, en definitiva, una enorme experiencia adquirida, visión y actitud. Todo aprendido a lo largo del tiempo, de la vida vivida hasta este día.

Por eso, y sinceramente lo creo, debes marcarte una meta, no dos ni tres, sino solo una, debe ser algo importante para ti, reflexiona, no corras, no esperes a tres minutos antes de las campanadas, pues seguro que, si lo logras, tu vida será muchísimo más llena. Confía en ti!

La escritura

Firmamos cheques, apuntamos notas, en el lateral de nuestro diario o libreta de acciones, así como nuestras agendas. Enviamos mails, redactamos ponencias y presentaciones, enviamos cartas…si cartas. Aquello que antiguamente hacíamos cuando queríamos contactar con alguien, transmitirle sentimientos, decirle un simple te quiero o que estábamos bien. Ahora, las tecnologías nos permiten esta mensajería de manera instantánea, pero la verdad sea dicha, continuamos escribiendo de una manera u otra.

Face, twiter, watts, mesenger, Instagram…por todos lados la escritura es presente, mucho más de lo que somos conscientes y más aun de la fuerza que esta tiene.

Querer decir algo con una imagen es importante e impactante además que hay que escogerla muy bien, sino no llegaremos con nuestro mensaje. ¿Pero qué es lo que le da la fuerza? La escritura.

Esa frase o conjunto de palabras, silabas o monosílabas que enriquecen la luminosidad u opacidad de la imagen, haciéndonos reaccionar. Y es que, sin ella, la escritura, no seriamos nadie.

Por eso ahora más que nunca debemos cuidarla, mimarla, y sobretodo aplicarla correctamente. Pues al final, una de las pocas cosas que nos queda es el lenguaje escrito, la libertad de palabra y expresión, decir o apuntar aquello que anhelamos y pensamos.

Siendo esta al final, la única que si deja rastro de lo que hemos sido, hecho o dicho. Nuestra vida es lo que escribimos, sobre cualquier soporte, sobre nuestro espíritu, nuestra consciencia, grabando cada una de nuestras acciones de la vida. Ese inmenso e intenso devenir de situaciones que nos llevan de un lado a otro, con un final ya escrito, pero de prologo e historia por escribir.

No lo olvides nunca, la fuerza de la escritura, es tan poderosa como la energía solar, pues si estamos hoy haciendo lo que hacemos, posiblemente sea por que aprendimos cosas de otros que las escribieron. ¡Ahora te toca a ti!

Comunica, pero hazlo bien.

Comunicación; del latín communicatio, onis1.

Actividad que consiste en intercambiar información entre dos o más personas pudiendo utilizar los medios existentes o de manera verbal y directa.

“Para comunicarse de manera efectiva, debemos darnos cuenta que todos somos diferentes en la forma que percibimos el mundo y utilizar el conocimiento como guía para nuestra comunicación “.

En este mundo, cambiante, que día a día nos obliga a evolucionar, estudiar, leer, aprender, enseñar y multitud de conceptos altamente estresantes, encontramos uno que de por si existe en nuestra vida siempre 24 horas, des de que nos levantamos hasta que nos acostamos, bien sea de una manera o de otra.

Miles y cientos de mensajes continuos en la publicidad, la calle, la gente, perfiles y redes sociales, bien sea Linkedin, Facebook, twitter, etc… informaciones e imputes sin control, imágenes y situaciones que todas ellas juntas suman o restan, pero la más importante comunican cosas, quieren decir algo, todas ellas junto a las palabras.

No por mucho Twittear se consiguen más seguidores.

A simple vista, Twitter es el mundo de las cifras. Uno sigue a Npersonas y a uno le siguen Npersonas. Ha publicado Nnúmero de mensajes en Ndías, meses o años. Cada mensaje ha recibido Ncantidad de aplauso o se ha compartido N número de veces. La conclusión, pues, está cantada. Todo es un juego y quien tiene números más altos gana. Pero esta percepción, como se ha ido demostrando a lo largo de los años, es falsa. Las redes sociales no son cuestión de números porque los números pueden responder a compromisos o a caprichos o modas. Lo que sí son las redes sociales es cuestión de influencia. Y en ese terreno, el más lacónico usuario puede ser quien firme el comentario más determinante de todos en un momento dado. Y por esta regla de tres, la fórmula más fácil de parecer irrelevante es seguir la ley de los números y publicar mucho.

“ Tú Marca e imagen pública en la red“

Siete de cada diez españoles navegan por Internet y, entre estos, nueve de cada diez son habituales en las redes sociales. Esto significa que más de 31 millones de españoles tienen perfil en Facebook, Twitter, Linkedin o Instagram. O, traducido al prisma empresarial, que hay muchos clientes potenciales pululando por la red.

Pero, ¿cómo llegar hasta ellos? ¿Cómo convencerles para que compren un producto determinado? “El primer gran error es pensar que la consecuencia sobre la venta es directa”, avisa el profesor de Marketing Digital de Evade, Franc Carreras. El fundador de Somos Digitales sostiene que los usuarios de este tipo de redes “está ahí para socializarse, no para comprar”. Esto hace que vean como una molestia los anuncios directos o el exceso de información corporativa sobre una marca.

“Tienes que hacer que hablen de ti, ser el objeto de la conversación y no el protagonista de ella”, resuelve Carreras, que destaca el papel prescriptor de los contactos y amistades cuando se considera si hacer o no una compra. Un ejemplo sería la compra de un coche: en rara ocasión la compra se consumará a través de la red, pero Internet es un recurso ampliamente usado para buscar y comparar modelos. Así pues, una automovilística que desestime su presencia en las redes, como hizo en su momento General Motors, puede convertirse en invisible para los usuarios en las fases que preceden a la compra en sí.