• +0034 628 592 662
  • toniiraola@gmail.com

Archivos de la etiquetas Marketing

Posicionamiento orgánico o posicionamiento seo, dentro del diseño web bien entendido y su vinculación a la gestión de la reputación en la red.

 

El posicionamiento orgánico o posicionamiento web es uno de los aspectos más relevantes dentro del diseño web bien entendido y la gestión de la reputación online.

 

Es decir, entendido como lo que es: la planificación, estructuración e implementación de un sitio web, y que se basa, no solamente en el diseño visual, como se cree, sino también, y antes, en la usabilidad, estructura y funcionalidad de dicha web.  

Por eso, antes de definir el posicionamiento orgánico seo para una estructura web, es importante que sepas un par de cosas.

Dentro de la funcionalidad y la usabilidad que comprende el diseño web siempre se ha de partir que el objetivo de posicionar en los buscadores del sitio que se está diseñando, y este posicionamiento pasa siempre por:

 

  • la facilidad de uso para quienes la visitan (usabilidaddel diseño web),
  • la eficiencia de su arquitectura y jerarquías (estructura),
  • la eficacia para conseguir su objetivo (funcionalidad) y, en último término,
  • la disposición y aparienciavisual de sus distintos elementos, desde la página de Inicio, hasta las llamadas a la acción.

 

posicionamiento organico seo

Si no se tienen en cuenta, o se diseñan de forma deficiente esos cuatro elementos, el posicionamiento orgánico también será deficiente, por no decir inexistente.

 

E aquí  donde radica la dificultad tanto del diseño web como del posicionamiento orgánico: que, pese a lo fáciles que pueden parecer todos los trucos y técnicas que vemos a diario en la web y de las que todo el mundo habla referentes y sobre posicionamiento orgánico, lo que concierne al diseño web, marketing online, SEO, etc., todo ello está complejamente interrelacionado y ejerce un impacto invisible para ojo neófito ( "el neófito es incapaz de percibir lo que capta un especialista al estudiar los resultados de un análisis o de un experimento" ). Es decir, es posible que haciendo un cambio X para mejorar nuestro posicionamiento orgánico estemos perjudicándolo por otro lado si no sabemos muy bien lo que estamos haciendo y las repercusiones que puede tener en la ese 4 factor mencionado anteriormente sea penalizadle y los robots de búsqueda los desindexen en vez de indexarlos en el buscador.

 

01 - marcas y branding

 

Si quieres buenos resultados, y duraderos, recomiendo no perder el tiempo en un laborioso trabajo de diseño, lento, pesado y farragoso que al final, posiblemente perjudique el posicionamiento orgánico de tu web por desconocimiento.

 

 

 

 

 

Busca un buen servicio de diseño web que te garantice que tal diseño se va a realizar en base a esos 4 factores anteriormente comentados.

Y si tu web ya está diseñada o en marcha y lo que quieres es un servicio SEO, encuentra un servicio de posicionamiento web que asegure el diagnóstico, análisis y corrección de errores en base también a esos 4 factores del diseño web, siempre antes de siquiera pensar en el posicionamiento.

 

De lo contrario estarás malgastando tu dinero y tu tiempo y no llegaras a los objetivos desados.

 

 

gente toxica

300 Megas de subida y 100 horas de insomnio por culpa de internet. Trabaja tu reputación online.

 

 300 Megas de subida y 100 horas de insomnio por culpa de internet. Trabaja tu reputación online.

A mediados del siglo XIX, la prensa escrita europea informaba de los acontecimientos en el frente de batalla de la guerra de Crimea con varias semanas de retraso respecto a la fecha en la que ocurrían. Y era completamente normal. Y aunque los sucesivos avances tecnológicos permitieron evolucionar hasta el actual diario de papel que cuenta las noticias del día anterior, nunca nada llegaba a tiempo.

Posteriormente a la radio y a la televisión, que cuentan lo que pasa y pueden trasmitir en directo, pero que suelen tardar algún tiempo (horas al menos) en empezar a cubrir cualquier acontecimiento no previsto, les empezó a suceder lo mismo y les sucede aun hoy.

 

Pero apareció Internet. Y es que internet le ha dado, una vez más, una nueva vuelta a este fenómeno de la aceleración de la disponibilidad de la información, convirtiéndola en instantánea e inmediata sea el lugar que sea.

 

fortaleza digital

 

Hoy en día disponemos de herramientas como Twitter, donde la información está disponible desde el mismo momento en que se produce. Y, a menudo, trasmitida por los propios protagonistas o por testigos presenciales, saturan nuestros terminales. Y aunque mucha puede ser retrasmitida (retwiteada) por multitud de individuos que hacen que llegue en cuestión de segundos a amplísimas audiencias, nada parece ya imposible. ¿Cuál será el próximo paso? La verdad…ahora mismo no lo sé.

 

Es entonces cuando en este contexto, las respuestas corporativas habituales a las críticas, alabanzas o injurias y difamaciones en la red, son excesivamente lentas y del todo ineficaces, todas ellas previo paso por los consejos de administración o largas y aburridas reuniones que retardan la operativa y su respuesta. Para cuando se quiere reaccionar, para cuando se tiene la aprobación del departamento legal, o del de comunicación, o para cuando vuelve del fin de semana el responsable de la decisión suele ser demasiado tarde o ya simplemente, catastrófico.

 

Conclusión.

El entorno ciertamente es muy nuevo y trae nuevas y variadas reglas. Pero muchos de los principios permanecen, aunque parezca mentira. Además, siempre detrás de algo están las personas, sea un servidor, un host, una web o una noticia o chisme. Y es que la reputación online se construye con esfuerzo y dedicación durante mucho tiempo, no en dos días ni tres semanas. Necesitas un mínimo de 68/69 días hábiles para que aquello que se indexa sin coste alguno o mediante posicionamiento natural, aparezca en los primeros resultados. Y eso siempre si se hace bien, sino como mucho, estará en la memoria caché o el historial de tus búsquedas en la red, de nadie más. Pero esa información te puede arruinar con mayor facilidad y velocidad de lo que puedas imaginar y más, cuando se hace des de la vertiente informativa, difamatoria o injuriosa.

 

 

digital-marketing

 

 

 

Y es que la construcción de la propia identidad digital pasa por definir qué, cómo y dónde se va a comunicar en internet como primer paso. Por conocer y utilizar las diversas herramientas disponibles y ser conocedor de ella. Por ir construyendo esa presencia poco a poco. Por hacerlo relacionándote con terceros también presentes en internet, más menos relevantes. Y también por contar con la opinión que sobre nosotros generarán de forma natural otros fuera de nuestro control. Y aun que podemos ayudar a encauzarla, podemos interactuar con ella, podemos incluso contestarla cuando sea claramente falsa, lo que nunca podremos tener será el control absoluto. Y ahora ya, en nuestra era, la de la información o incluso desinformación por no querer saber y aprender, lo que ya no podemos hacer es ignorarla ni impedir que se publique o que tenga impacto directo en nuestra reputación online. Debemos dedicar esfuerzo a construir tu / nuestra propia identidad online, pues ya no es opcional. Es un acto de pura responsabilidad.

Y Si no lo haces, tu reputación online vendrá determinada exclusivamente sobre lo que opinen otros sobre ti.

 

 

reputacion online

Contra el exceso digital, ‘Internet no es la respuesta’: ya hay una reacción inteligente contra el consumismo digital.

Contra el exceso digital, ‘Internet no es la respuesta’: ya hay una reacción inteligente contra el consumismo digital.

 

Sabías que Internet fue concebido para la utopía, pero la realidad es que líquida empleos y sueldos concentrando poder y riqueza en una tecno oligarquía bien conectada con algunos gobiernos, todo ello a medida que las calles se llenan de transeúntes zombis tras móviles donde pasan más horas que en sus vidas reales.

 

Por ejemplo; Kodak tuvo que despedir a 43.000 empleados arruinado por Instagram, que tenía 14. Una librería creaba 47 empleos por cada 10 millones de dólares de ventas; hoy, por esa facturación, Amazon crea 15; General Motors empleaba a 200.000 personas cuando valía 55.000 millones; Google vale 400.000 y emplea a 46.000.

Este exceso digital nos aliena y empobrece material e intelectualmente a todos, discrimina y elimina aquello que sobra, que somos muchos. Y lo más preocupante, va en aumento.

^08039A3D18665D983E48BF9DD24F8AE41615B47F97CAF3D8CC^pimgpsh_fullsize_distr

 

Internet se ha convertido en un mecanismo perverso que concentra poder y dinero en manos de un puñado de tecnoplutócratas que han convertido nuestras vidas en datos comercializables para su beneficio tras eliminar millones de puestos de trabajo y eludir impuestos.

¡Esa es la realidad hoy, y no tiene nada de ficción, os lo puedo asegurar!!!!

 

Y es que sabias que las izquierdas del mundo y sobretodo aquí aún considera la red como una nueva democracia digital. Sí, es así, los datos lo corroboran, y aunque cueste de creer los datos son que las 5 empresas más capitalizadas del mundo son tecnológicas y acumulan sumas de capital que triplican el de las corporaciones industriales, pero en cambio crean menos y peores empleos que ellas; están acabando con la clase media y crean desigualdad.

Y es que la revo-lución industrial creó desigualdades que sólo la democracia social corrigió; los abusos de internet requieren hoy de un juicioso anti-consumismo digital y de intervención política-fiscal para empezar: que Google, Apple y el resto paguen aquí sus impuestos para recuperar los empleos, sueldos, creatividad y tiempo que nos están arrebatando. ¿Estasis de acuerdo?

Pero todo ello ni es muy colaborativo, ni ayuda a crear riqueza a las clases medias. ¿Lo sabias?

 

Y es que Santa Claus no existe, los reyes magos tampoco y tu vida digital puede ser tan corta como la memoria de Dori de la película Nemo, y menos hoy en internet, donde la piratería ha destruido valor, pero lo que de verdad vale está volviendo a ser de pago. Y los ciudadanos más listos ya se han cansado de trabajar gratis para Facebook y Twitter, que no son más que dos formas de estar juntos pero muy solos.

Pero la realidad es que yo veo cada vez más zombis deambulando por las calles tras sus pantallas, en el metro, en el bus, sin interactuar con los demás. Todo se está perdiendo detrás de una pantalla. ¿Y qué hacemos nosotros?

Los más avanzados empiezan a desmarcarse del uso obsesivo del móvil y llevan teléfonos sólo de voz, como esos antiguos “ Nokia´s “, que en su día abandonamos por antiestéticos , poco prácticos y que ahora valen muchísimo. Si dispones de uno en un cajón, eres un gran afortunado, sino, deberás ver como otros los disfrutan de ellos, pues comprarlos, empieza a ser carísimo. Hoy vivimos el consumismo digital desaforado igual que en los 50 vivimos la euforia del consumismo material antes de la reacción anticonsumista de los 60. Estamos aprendiendo el consumo digital responsable de lo ­realmente necesario, y que este, nos lo den gratis o no.

Pero a mi pensar, me temo que lo digital, ya es irrenunciable.

 

Y es que no soy para nada un tecnorreaccionario. Y no debemos renunciar a las ventajas digitales, pero las racionalizaremos. El robo de propiedad intelectual acabará, porque nadie quiere liquidar la creación y la innovación. Pero si seguiremos robando lo que pocos crean, ¿para qué esforzarte en crear? ¡Si es gratis y copiar cuesta muy poco!!! Viva el copypaste….

Cada vez será técnicamente más difícil el copypaste, pero sobre todo no será culturalmente admisible. La cultura del todo gratis en la red está cambiando y sólo va a ser gratis lo que no valga nada, sino que serás expulsado, penalizado y discriminado si difamas, mientes, proclamas injurias o tus datos están en manos de terceros que los utilizan de manera fraudulenta. Y es que el hartazgo digital potencia lo presencial, lo directo, lo próximo, lo auténtico.

Estamos ante el gran cambio. La transformación del todo, a la del nada tangible, la era del byte. Solo existirá la red. Cuando, como y donde queramos. 24 horas al día, 365 días al año. Y la verdad, no creo estemos para nada preparados, va todo demasiado rápido. Ni industrias, ni Pymes, ni personas físicas, nadie dispone hoy de conocimientos y personal preparado técnicamente para poder solventar todo aquello que los internautas y más que estos, los usuarios de a pie, gestionamos a diario. Y es que tenemos un grandísimo problema, estamos ante la extinción de lo cotidiano, para dar el paso del átomo (papel) al bite y ahora el bite volverá al átomo.

Fondo face antonideiraola

Reputación online

Identidad mediante el Inbound and Content Marketing. Antoni de Iraola

Identidad mediante el Inbound and Content Marketing, por Antoni de Iraola … una es lo que yo soy, o pretendo ser, o creo que soy. La otra, la reputación, de mientras, es la opinión que otros tienen de mí

 

Identidad Identidad mediante el Inbound and Content Marketing 

La identidad.

 

Es lo que permite distinguir entre miembros de una misma especie. La identidad, es un concepto relativo al individuo, pero a su vez sólo tiene sentido en cuanto este forma parte de un grupo social. En cierta medida la identidad es lo que yo soy, o pretendo ser, o creo que soy.

La reputación.

Mientras que la reputación online, es la opinión que otros tienen de mí. Se forma en base a lo que yo hago y lo que yo digo, pero también a lo que otros perciben de mis actos o palabras, y cómo lo interpretan y a cómo lo trasmiten a terceros. Teniendo en cuenta que a mayor es un grupo social, más importante es la construcción de la identidad y reputación propias.

Ejemplo de ello es…

Un ermitaño aislado en el desierto puede hacerse preguntas sobre su propia identidad en sus sesiones de meditación y autoconocimiento. Puede formarse una imagen muy precisa de su identidad. Pero no se preocupará nunca en exceso de su reputación. Y es que sino existe un grupo, aun que sea de pocas personas, en este caso, la identidad y reputación digital, ósea “Dedicar esfuerzo a construir tu propia identidad digital ya no es opcional. Y si existe deberá ser un acto de pura responsabilidad”. nada más.

Y es que al final estas personas, y en un pequeño pueblo, por ejemplo, todos conocen a todos. Saben cómo se llama cada uno de ellos, quién son sus padres, dónde viven, a qué se dedican, incluso que han hecho durante el fin de semana. La información circula de forma muy rápida y eficaz. Lo que haces o dices se sabe y permite construir tu identidad. A ello contribuyes tú con tus actos, pero también lo hace con sus chismes la vecina de al lado. Esa a la que nunca le caíste bien y siempre te ha tenido ojeriza. En ese contexto la construcción de la identidad personal y de la reputación es fácil y casi inconsciente.

Es entonces y según el grupo social, cuando la identidad o reputación online se va agrandando y va aumentando el número y tipo de interacciones sociales, la construcción de la identidad y de la reputación se vuelven más importantes, y a la vez más complejas. Por una parte, requieren de más acciones por parte del individuo. Incluso de acciones distintas y de construcción de identidades parcial o totalmente diferenciadas en distintos ámbitos de su vida. Por otra parte, son más los actores con los que entra en contacto, que se forman una opinión sobre él y que la difunden a otros. Estas opiniones suelen partir de subconjuntos de información por fuerza parciales y no completos. Además, pasan de un interlocutor a otro y por el camino van perdiendo fidelidad. Y, por último, en cualquiera de esos pasos puede haber todo tipo de intencionalidades. Tanto positivas como negativas.

        Y en esto llegó internet para hacerlo todo exponencialmente más complejo.

 

identidad digital

Internet es un mecanismo extraordinariamente eficiente de comunicación humana. Multiplica nuestra capacidad de establecer relaciones. Nos libera de los límites que introducen las distancias geográficas. También de muchos prejuicios. Permite que personas que viven a miles de kilómetros de distancia y que a priori no parecen tener nada en común puedan comunicarse y relacionarse. Y todo esto tiene un muy fuerte impacto en los procesos de creación de identidad y de reputación online.

Pero, durante un cierto tiempo no nos preocupó mucho. Internet era un entorno al que le dedicábamos una parte razonablemente limitada de nuestro tiempo. Nuestra vida real, nuestros amigos, nuestro trabajo, nuestros contactos profesionales, nuestra vida familiar, todo estaba en el mundo físico. En el mundo real. Poco a poco internet ha ido penetrando en todas esas esferas.

Y ya, casi sin darnos cuenta nos encontramos con que un creciente número de personas pasa, que pasamos, una muy importante cantidad de tiempo en internet. Y no es sólo tiempo. Es que trabajan online, se relacionan online, están en contacto con amigos y familia online, cambian de empresa online, se hacen famosos online o son vilipendiados online, estorsionados, juzgados o manipulados de manera online. Lo que haces o dices en internet ya no es algo marginal que decías o hacías incluso bajo otra identidad, bajo un pseudónimo. Lo que haces y dices (o incluso lo que dejas de hacer o decir) en internet cada vez pesa más en la creación de identidad y reputación general.

 

Y lo curioso es que las reglas de generación de identidad y reputación no son las mismas que en el mundo físico. O al menos no son exactamente iguales. Todo ello por varios motivos que voy a intentar resumir.

reputación online

 

 

La permanencia de la información en líneas generales, lo que se publica en internet permanece. Cuando escribes algo en internet y lo publicas en una página de libre acceso debes asumir que esas líneas van a quedar permanentemente almacenadas y disponibles en esa página. Puede que no siempre sea así, pero es lo más habitual. Es la hipótesis con la que se debe trabajar online. En primer lugar, no siempre controlas el servicio en el que estás dejando tu opinión. Es más, lo habitual es que no lo hagas, que se trate de un servicio controlado por un tercero que no siempre va a estar dispuesto a darle curso a tu petición de retirar determinados contenidos.

En segundo lugar, hay que ser consciente de que el mecanismo fundamental de difusión de la información en internet es la copia. En cuanto algo se publica empieza a ser replicado múltiples veces. Desde la caché de Google, se vincula a las copias de otros servicios, servidores para entendernos, el Internet Archive o los pantallazos que capturan los propios internautas. Incluso si la publicación original de la información se hizo en privado, la facilidad de copia unida a un número suficientemente alto de usuarios con acceso a ella y a conexiones entre ellos no suficientemente fuertes, hace que las probabilidades de que se haga pública sean muy altas. Y eso sin contar con posibles fallos técnicos o humanos que también pueden revelarlas.

Identidad o reputación Online

 
Como afirmo Linus Torvald ya en su día. “Dado un número suficientemente alto de ojos, cualquier información que publiques en internet estará permanentemente disponible, y nunca más podrá ser controlada al 100% por ti, una vez esta esté en la misma red indexada”.

 

Reflexionemos, y reflexionemos en voz alta, pues todo aquello que hoy este en la red indexado por nosotros a través de nuestros perfiles, puede ser sumamente importante en nuestro futuro más inmediato, por todo ello puedo afirmar que; La Identidad o reputación Online… no es solo lo que yo soy, o pretendo ser, o creo que soy. Sino que también es la opinión que otros tienen de mí, y estos pueden manipular o enlazar con todo aquello que me perjudica. Por lo que cada día será y es muchísimo más importante el cuidado y la gestión de esta.

Y será entonces cuando nuestra identidad o reputación online deberá estar impoluta, por que ya sin ella, en un futuro inmediato, no seremos nada, ni existiremos, pues la red para todos es ya nuestro futuro, y nuestra nueva forma de vivir e intercambiar todo.

Identidad o reputación Online

Profesionalidad y eficiencia. Por Antoni de Iraola.

Profesionalidad y eficiencia.

Es la característica de la persona que desempeña un trabajo con pericia, aplicación, seriedad, honradez y eficacia, o del trabajo así desempeñado.

Vivimos en la era del cambio continuo de la sobreinformación y sobresaturación de nuestras mentes, bajo la premisa de la autorrealización y el logro masivo de objetivos, todos ellos a diario, sin detenernos a pensar en nada.

¿Pero somos profesionales?, y somos eficientes?

Te conectas diariamente, a traves tu Smartphone una media de 80 veces, accedes a tus redes, visualizas tu perfil de LinkedIn y de manera instantánea, todo el mundo habla de multitud de cosas, superación, realización, logros y objetivos varios y todo el mundo es multitud de cosas, muchas!!!.

Todo enfocado en la imagen, en la venta de uno mismo y la percepción de que el mundo se termina, y no se termina  mañana, sino hoy mismo, esta misma noche, justo después de las ocho en punto, antes del telediario. La inmediatez del todo a cambio de nada, bueno sí, un simple click o un me gusta. ! WOW!!! objetivo cumplido, ya puedes dormir hoy….

Miras, observas, analizas y todo el mundo es Tic, Seo, growth hacker…especialista en algo, o en mucho y todos pasan hambre como puedo ir viendo en mí sector y más cuando te especializas en reputación online y la proyección de marcas, más lo ves, y es que a día de hoy, dicho sujeto quiere especializarse o venderse en algo que ni el mismo sabe, buscando llamar la atención bajo el concepto de algo o multitud de muchos que luchan por lo mismo,  y que en ninguna de nuestras mentes tiene cabida si se lee en 5 minutos o se le presta atención alguna, por que cuando leemos  todo aquello en nuestra intimidad cuando vamos al servició, buscando el receso, la paz mental o simplemente nuestro espació, único, personal o de soledad, no pasan tres segundos y lo olvidamos como la “ Dori” de la película Nemo, a los tres segundos, sino son dos, todo se desvanece.

profesionalidad

¡Pero es que son Muchos!, Y es que la mayoría de nosotros estudiamos en su día carreras o diplomaturas como es mi caso y tardamos una media de tres años en el caso de que te hubiera ido bien, o unos siete si era carrera, y no te complicabas la existencia y hacías un master, pues podía ser la hubieras terminado los cinco años sin sustos o demoras, y sumas a ello más de 20 años al frente de proyectos y de experiencias buenas y malas.

¿Y ahora?

Ahora pretendemos desarrollar capacidades y aptitudes en minutos, bajo un lema o un título y venderlo, asi, en un click. Sin más.

Aquella marca que pretendemos ser, destacarnos sobre los demás sin ser nada más que eso, una simple marca, vacía muchas veces de contenido y por qué no afirmarlo, de “profesionalidad eficiencia “

A cuantos no os ha sucedido?

No hace más de un año, yo mismo he experimentado esta sensación y he vivido las consecuencias de querer confiar en alguien bajo una marca y apariencia normal y eficiente de profesionalidad absoluta en su saber hacer y responsabilidad, y que decir de ello, decepción absoluta, costes desorbitados, perjuicios a terceros y sobretodo, una falta enorme de “profesionalidad y eficiencia “.

Creo muy sinceramente que LinkedIn está muy bien, pero que muy bien. Pero abunda el “ copy paste”  y la falta de conocimiento por muchos y aunque no todos, son la mayoría los que buscan destacar, siempre un segundo tarde de aquellos que bajo nuestros conocimientos, intentamos mostrar a los demás que aquello que hacemos es profesional y eficiente.

 No es una crítica destructiva, sino de reflexión que nos debemos aplicar todos, y no solo en nuestra vida profesional, sino en la personal también. Véase el ejemplo más destacado hoy, el Trailruning o Ultratrails, donde a día de hoy, todo el mundo es capaz de correr largas distancias a grandes altitudes, y donde se demuestra que no es así ni debe ser así, justo por qué se necesita aparte de aptitud, conocimientos y capacidades eficientes en su realización, “profesionalidad y eficiencia” en su realización o puedes perder la vida, como sucede cada fin de semana, pero el negocio prima por encima de todo.

Saber detenerse, no querer engañar y lo más importante estar cuando alguien te pide explicaciones o que respondas cuando este ha confiado en ti, pagado y contestado al otro lado siempre, cuando ha sido necesario es de obligado cumplimiento, sino, tu perfil en la red para nada y más en una de profesional como LinkedIn, debe existir y debe ser inmediatamente eliminado por tí, replantearte el por qué te merece la pena estar ahí, pues somos muchos que buscamos avanzar con paso firma bajo aquello que sabemos hacer bien y otros muy bien, buscando en el que es nuestro trabajo diario, por encima de todo, que sea excelente, pues por eso estamos. Ahora….

“Sí ya estas listo después de esta breve pero creo que certera reflexión, ya puedes continuar en la red y demostrar tu “profesionalidad y sobretodo, tú eficiencia “

Antoni de Iraola.Owner.

 

profesionalidad

reputación online

¿Qué es la reputación Online? Antoni de Iraola, te lo cuenta.

La reputación Online es el reflejo del prestigio o estima de una persona o marca en Internet.

 

Descripción llana y muy simple que cualquier ciudadano de a pie puede entender, al teclear su nombre en la red a través de un buscador.

reputación online

 

Pero existen muchas diferencias y algunas muy relevantes cuanto nos referimos ya a marcas o personajes relevantes que en definitiva se están convirtiendo en ellas. Por qué todos, absolutamente todos en un futuro que no es más que hoy, seremos marcas, pues ya nos estamos transformando en ellas, dado que el buscador, más conocido como “Google “por no mencionar otros, será nuestra mayor agencia de marketing Online, “no gratuita “por supuesto, y muy compleja de gestionar. Pues Google, no es nuestro amigo y nunca lo será, es una grandísima compañía, de enorme poder, tanto administrativo como de venta, sino que tenemos ante nosotros una nueva herramienta, como el taladro para colgar una alcayata o la llave del 13 para apretar un tornillo, de accesibilidad infinita y de multitud de opciones.

 

¿Finalidad?

 

Hacer que todos aquellos que intentan vender lo que se anuncia, informar lo que interesa, y mostrar lo que se busca y se necesita a día de hoy, con una única finalidad, hacerlo relevante, que indexe y posicione de manera muy notoria en perjuicio de muchos otros entre ellos su competencia más directa, generando tránsito, ventas y resultados directos en cualquier lugar del mundo donde uno desee ser visto o mostrado, incluso a veces sin querer que esto suceda.

Es entonces cuando a diferencia de la marca, tanto personal como subjetiva, que se puede generar a través de medios publicitarios, la reputación online no está bajo el control absoluto del sujeto o la organización, sino que la ‘fabrican’ también el resto de personas cuando conversan y aportan sus opiniones, mediante multitud de aplicaciones, como Facebook, Instagram, Snapchat o otras.

Esto es especialmente importante en Internet, dónde resulta muy fácil y barato verter información y opiniones a través de mecanismos como foros, blogs o redes sociales, tanto en pro como en contra de los sujetos que queremos promocionar o hundir.

Es entonces cuando hablaremos de la nueva era, aquella que denominamos era de la información o a veces de la desinformación y el caos. Pues nuestras vidas para nada están preparadas para su velocidad, transformación y lo más relevante, consecuencias sobre nuestras vidas, de manera directa.

En definitiva, tal y como la hemos definido, la reputación online la “fabrican” también el resto de personas que conversan o aportan opiniones sobre ti o tu marca, por eso es tan importante cuidarla.

 

¿Y por qué hay que cuidarla?

 

Las marcas, personas o sujetos, en definitiva marcas del presente, rastros del futuro y condicionantes de lo inminente, deben sin duda alguna cuidarla y mucho, para que los consumidores no dejen de comprarla, desconfiar o simplemente empiecen a comprarla generando interés en esta, te respeten o te encuentren, te excluyan o te adoren, te sigan o te odien. Esta es la realidad de la red. ¡Todo en un solo clic!

 

reputacion online

 

Y es que las personas, día a día, debemos cuidar cómo decimos las cosas porque nos podemos arrepentir de ellas, y no es necesario hoy, puede que, en el futuro, pues la vida puede depararnos sorpresas, y a veces muy desagradables, incontrolables y de difícil resolución. Todos, absolutamente todos, deportistas, cantantes, políticos o personas con gran proyección pública deben cuidar lo que dicen y cómo lo dicen.

Y aunque todos hemos oído hablar de ella, la teoría del todo y como se hace en la red, son muy pocos los que saben de manera cierta y efectiva como se lleva a buen puerto la teoría… ¿Y la práctica?

 

Seguiremos hablando de todo ello y mucho más de reputación online, pero también seguiremos construyendo sin duda alguna de manera ética, efectiva y lo más cercana y humana posible. Pues al final y esto siempre es así, detrás de las maquinas, la red o cualquier acción en la vida, están las personas y estas deben prevalecer por encima de todo.

Antoni de Iraola.Owner.

 

reputación online

red

La red, cara o cruz del éxito personal y condicionante en nuestra vida. Por Antoni de Iraola.

La red, cara y éxito de un condicionante en nuestra vida.

Somos lo que somos y vivimos donde vivimos, pero entre este ser y vivir, nuestras vidas navegan en un mundo tecnológico y muy real, que denominamos red.

 

No somos conscientes de la cantidad descomunal de datos que vertimos y compartimos en la red, des de que despertamos hasta que nos vamos a dormir. Incluso durmiendo, vertemos contenido e información a la red, a través de nuestros dispositivos móviles. Los cuales, se conectan en periodos controlados por nuestras aplicaciones de manera automática, diciendo donde estamos, si tenemos un correo o alguien esta interactuando con nosotros o quiere hacerlo a través de las redes sociales.

Des de la tarjeta de puntos del súper, aquella que de manera feliz pasamos todos cuando compramos, con la vil y esperpéntica situación en la que nos veremos inmersos, el día que, tras gastarnos cientos de euros, nuestra recompensa a cambio de nuestros datos, sea un Tupper o un paquete gratis de galletas…aun que en el mejor de los casos un leve descuento en nuestras compras.

Solo en esta acción, aparte de dar el consentimiento por el uso y control de todos nuestros datos, estamos proporcionando a la cadena de supermercados datos de que se vende más en esa zona, que productos tienen más aceptación o el poder adquisitivo y el perfil del consumidor en esa zona determinada, llevando en muchas ocasiones a variar precios y ofertas, así como los productos existentes en los lineales a ser más caros, más escasos o menos, en función del tránsito de estas personas.

Como es lógico, las redes sociales presumen de datos muy espectaculares. Cada sesenta segundos se envían 277.000 tuits en Twitter, y casi 2.5 millones de mensajes en Facebook. En WhatsApp se procesan casi 350.000 fotos. Los vídeos son también muy populares. Se suben 72 horas de vídeo a YouTube cada minuto, y 8.333 fragmentos en Vine. En Google se realizar cuatro millones de búsquedas, en la App Store se descargan 48.000 Apps.

red

Solo son datos, pero son ciertos, por eso insisto tanto y me reitero tanto en controlar, definir y tener muy muy claro que queremos ser, donde queremos estar, a donde queremos llegar y que debe saberse de nosotros, nuestra empresa y nuestras vidas en general. Pararse, contar, sumar o restar, para luego seguir debe ser condición impensable de dar el alto, ante lo que podría ser más tarde un problema de difícil solución en la red.

 

Cuida tu Reputación Online, trabaja tu reputación online y sobretodo, mídela. Antoni de Iraola.

 

 

red

 

 

marca

Marca es el perfume que usas. Reputación es el olor que dejas. Antoni de Iraola.

Marca es el perfume que usas. Reputación es el olor que dejas.

 

Marca (en inglés brand) es una identificación comercial primordial y/o el conjunto de varios identificadores con los que se relaciona y ofrece un producto o servicio en el mercado.

Y es que llegar a identificar una marca frente a cientos de otras es sumamente difícil. Posicionar, remarcar y llevar a la excelencia la misma, disimulando errores y resaltando logros, van a la par.

 

¿Por qué fijarse en mí, si en esta misma plaza, 7500 marcas más, quieren destacar? ¿Por qué soy relevante?

 

Puedes tardar en construir una imagen de marca 10 años y destruirla en un día. O lograr en un día, gracias a un éxito reciente, una gran noticia o reconocimiento de alguien relevante por su notoriedad en la red, aquello que anhelabas en una mañana.

Y es que la red, el internet de hoy tiene cualidades y virtudes, pero también multitud de defectos y condicionantes que, si no se tienen en cuenta, pueden lastrarnos a lo más profundo del abismo, y postrarnos en la oscuridad absoluta.

Un internet en el que cada segundo se suben 300.000 fotos y videos, que solo cada día genera que 1,44 billones de usuarios naveguen por marcas e informaciones solo en Facebook, con 12 millones de usuarios activos más de 10 horas solo en España, o que 300 millones de usuarios estén en Instagram gestionando una media de 26 fotos subidas solo en España cada segundo, hablar de marca, rastro y reputación digital sin duda es necesario.

Toda compañía, persona física o entidad pública, debe hacer todo lo posible por ser y no solo estar en la red. Para ello contar con un gran equipo de personas, no de máquinas, aunque estas al final sean parte principal del progreso, es muy necesario ya des de ayer y antes de ayer. ¡Vamos tarde!

Pues a menudo vemos como muchas y variedades entidades, organismos públicos o partidos políticos que están a la orden del día, fallan en el control de los tiempos, la información y la publicación de noticias, frente a los medios y plataformas varias existentes en la red, sin derecho alguna a replica. Y es que creemos tenerlo todo controlado y nada de ello es más falso que cuando sufres en la red, lo que algún día escuchaste sufrir a tú vecino.

Hay que reflexionar, y sé que con ello soy muy pesado, pero sin esta, la reflexión, después de observar y escuchar nuestra voz y razón de ser en la red, será nula y nuestro dinero invertido, así como el tiempo de trabajo, en vano.

 

No lo digo yo, lo dice la red, el mundo y el nuevo camino en el que estamos todos inmersos, y por muy poco que te guste o te niegues a aceptarlo, ahora es momento de recordar que…

 

“Marca es el perfume que usas. Reputación es el olor que dejas”. Antoni de Iraola.

 

marca

confianza

La confianza. Por Antoni de Iraola.

La confianza

Es una hipótesis sobre la conducta futura del otro. Es una actitud que concierne el futuro, en la medida en que este futuro depende de la acción de un otro. Es una especie de apuesta que consiste en no inquietarse del no-control del otro y del tiempo.

 

Que fantástico concepto y que difícil de aplicar. Todos hablamos de ella, nos llenamos la boca exigiéndola a los demás, pero soltamos muy poca. Y es que en una sociedad tan cambiante como la que nos ha tocado vivir hoy, la confianza es un aspecto e igual a una actitud. No nos es suficiente decirlo o pensarlo, hay que demostrarla y darla. Todo y que, de 9 veces sobre 10, duden de nosotros.

Y es que en la era de la información, aquella que yo denomino de la desinformación y la sobresaturación del que, sin saber cómo ni el dónde, el volumen de datos que llegan a nosotros en formato de imágenes, noticias o chismes hacen que esta, la confianza, este terriblemente alterada en nuestro cerebro, y muy activa en cuanto a asimilar conceptos, ideas o pensamientos ajenos a nuestras experiencias y manera de ser.

Pero es que no puede ser de otra manera. O detenemos el tiempo, o seleccionamos y mandamos nosotros, si no, nos dejamos llevar al estrellato, pero no del triunfo, sino el de la ostia bien da.

 

No puedes ver la TV, si escuchas según que emisora o la misma gente de la calle, la desconfianza es la clave, y ya no hablemos de clientes o posibles clientes. Muchos de ellos, te alaban, te adoran, te admiran y también discriminan o “desconfían “sin antes preguntar, informarse o dirigirse a uno mismo para aclarar dudas.

Sea como sea, nuestra información en la red, debe ser clara, precisa y muy bien posicionada. Pues si hay una cosa cierta es que…

 “ preciso es considerar el pasado con respeto y el presente con desconfianza si se pretende asegurar el porvenir, protegiendo y cuidando sobre todo a día de hoy, nuestra reputación online” .

Antoni de Iraola.

confianza

vender

Visitas comerciales hoy. Por Antoni de Iraola.

Visitar clientes hoy, es tan o más difícil que masticar y tragar virutas de hierro, sin hacerte daño.

 

Puedes ir bien vestido, oler perfectamente, tener las manos arregladas, sobrados conocimientos, llevar un producto serio y experiencia, todo ello unido o mejor dicho, lo que te define como un profesional y gran entendedor de lo que vas a ofrecer sin dudarlo ni un minuto, para nada hoy es suficiente.

Pero en marketing y comunicación, ya no hablemos de seo, grow hacker o hacking ético sin mencionar la muy buena gestión y posicionamiento de una compañía en la red o persona física, además de la gestión de su reputación online, y en cuanto a el valor de tu trabajo a realizar, de tus conocimientos, experiencia, etc…sin dudarlo ni un solo momento, puede restar más ahora que nunca en otro momento. Ver como prevalece el precio por encima de todo lo demás, pues es lo primero que mira quien recibe nuestra oferta, es muy muy decepcionante y desalentador. Y sí señores, esto es lo que a día de hoy sucede, sin duda alguna, Antoni de Iraola.

Tarifas planas, de 50, 100 o 70 €uros de compañías a las que los clientes les importan un huevo, ni les visitan, o atienden sus llamadas en momentos de máxima urgencia pues han salido a comer, convierten nuestro trabajo, aquel que sabemos será a medio, corto o largo plazo, idóneo para el futuro del cliente, en desanimo y dudas de lo que estamos haciendo ahí. Todo viendo caer a nuestros pies, el valor de nuestra acción y como desciende pasando al estado de bono basura o hipoteca suprime, convirtiendo nuestra oferta, pasan a la formulación de; experiencia + conocimientos + resultados = o cobras eso que te digo, o detrás de ti viene y el valor del trabajo a desempeñar en un valor nulo o de menos tres.

 

“señores el pan para todos en la red, no existe “, eso solo existe para quien no compite y quiere ser el primero sin trabajar y luchar.

 

vender

 

Y sin menospreciar a nadie, ni querer faltar, pues nuestros estudios, conocimientos y aptitudes, no valen 4,5€uros la hora. Valen tanto o más que la compañía que quiere contratarnos, pues por eso necesitas a alguien de los que gestionamos el marketing digital, pues solo conoces e intuyes ciertas cosas y conceptos por oído y de re filón, además des de un prisma equivocado.

La verdad, si uno entra en la tesitura de querer resultados, y exige implicación, fidelidad a un proyecto y lucha, debe reportar en sus empleados, colaboradores, partners y demás, multitud de motivos suficientes, aptitudes suficientes, para que este se sienta mínimamente motivado en ese proyecto, valorado y que menos, poder dar de comer a sus hijos en cuanto llega final de mes.

 

¡Cabe reflexionar y mucho de la situación de este país y hacia dónde vamos, pues si entre todos y cada uno de nosotros no ponemos de nuestra parte, nada será resuelto y lo más importante, no avanzaremos, y no existirá futuro alguno!

Antoni de Iraola.

digital-marketing

 

La sinceridad no es aceptada y aun menos comprendida por los futuros clientes, debemos aceptar la realidad en la que todos estamos metidos, decir las cosas como son y no engañar, pues la realidad de hoy supera con creces toda fantasía imaginada por George Lucas, y debemos seguir avanzando con paso firme.

Derecho al olvido, sin derecho. Antoni de Iraola

Derecho al olvido, sin derecho. Antoni de Iraola.

Es un derecho relacionado con el Habeas Data y la protección de datos personales. Se puede definir como el derecho que tiene el titular de un dato personal a borrar, bloquear o suprimir información personal que se considera obsoleta o no relevante por el transcurso del tiempo o que de alguna manera afecta el libre desarrollo de alguno de sus derechos fundamentales. Como cabe apreciar, este derecho puede en ocasiones colisionar con la libertad de expresión.

Des de hace no más de 2 años, a raíz de la sentencia a favor del Sr.Mario Costeja en la que se ratificaba la victoria de este frente al buscador Google, en  el famoso y muy interesante proceso sobre el Derecho al olvido en internet, reputación online, y en el que la sentencia resolutoria a favor del afectado, obliga por parte de la corte suprema de justicia a de Bruselas a la compañía Google Inc., a des-indexar el contenido publicado mediante varios enlaces de manera perjudicial a este señor en la red.

Ahora no, ya llevamos unos años y a razón de ello son muchas las compañías que ofrecen sus servicios de eliminación de datos, desindexación hasta algunas hablan de desaparición de los mismos mediante fórmulas mágicas, más menos un Ctrl+Sup, en no más de 30 días.

No hace mucho yo en primera persona he vivido la experiencia de trabajar en una de estas compañías y hacerla crecer de manera considerable mediante mi gestión en Marketing & Comunicación, así como su posicionamiento en la red. ¿Y qué decir?, podría decir mucho, pero empezare por algo. Si algo me motivo a salir de ella, era la falta de ética profesional y manera de gestionar el día a día de los clientes, así como las actitudes despóticas de su presidente ante la vida, sus clientes y trabajadores entre otras. Postura nada acorde a mi manera de vivir, ser, pensar y atender a los clientes y sus problemáticas, por cierto, enormes y de enorme dificultad de resolución.

Pero en estos días, des de que estoy fuera de la misma y viendo cosas como cuando uno afirma abiertamente que eliminará archivos BOE en pdf circulantes en la red, Torrent de Ashley Madison o enlaces vinculados a Blogspots o WordPress como si eso fuera fácil, mediante formulaciones mágicas y procesos fantásticos, está actuando con demagogia y aprovechándose de la desesperación de los mismos clientes. Por no entrar ya directamente a comentar lo del  descifrado de códigos etc…creyendo que la humanidad es estúpida e ignorante, ahí directamente me descojono.

Si es cierto que la ley no es clara ni en España ni en Europa, que no existe una legislación que defienda al usuario y que en casos puntuales, puede llegar a obligarse al anunciante o gestor del contenido a eliminar dicha información mediante presiones, pero quien tiene la llave de todo esto solo es uno, y es Google. Y convencerlos u obligarles a retirar dicha información para nada está claro ni tampoco es fácil.

Pero esta situación es así tanto en España como en Europa y en el resto del mundo y mucho más complicada cuando te ves obligado a acudir a las leyes que se rigen en Silicón Valey, lugar de residencia de compañías como Twitter, Facebook o el mismísimo Google. Por lo que el Derecho al olvido, es sumamente difícil de lograr.

Si a esto le añadimos un contrato abusivo, plagado de cláusulas que en ningún caso defiende al cliente, tenemos encima de la mesa un formula cruel y letal para el cliente que contrata dejándolo sin derecho alguno ante la reclamación, y la puerta a un negoció donde la presión y el miedo por la circunstancia que se está viviendo el afectado, le lleva a actuar, tragar, confiar y desistir al final de cualquier reclamación si sus objetivos y esperanzas no son cumplidos por la compañía contratada. Por eso no existen ni foros, ni demandas, ni nada perjudicial contra estas compañías en la red. ¡Sino buscad!
Derecho al olvido

 

Uno cuando analiza el canon de tarifas y costes a aplicar sobre los afectados y sus expedientes, ven en ellos la necesidad del contratante, el valor abusivo de los servicios, para nada fundamentados en una lógica o barómetro estudiado como tal, tampoco en la dificultad del caso a resolver, sino solo hace énfasis en el análisis del perfil contratante mediante todas las informaciones a las que se tiene acceso en la red, sean políticos, médicos, empresarios, etc….

Otros ( las demás compañías abogados y sus bufetes incluido ), por mero desconocimiento, y ante la adversidad que se les puede venir encima, se escudan en el coste siempre inferior al marcado por la ley en España sobre lo que se considera fraude o estafa a la hora de valorar el coste de la acción y el enlace que se solicita su eliminación, por lo que al final la suma de muchos casos es el resultado de un gran negoció y ya les es suficiente, desatendiendo a posterior las quejas de aquellos que han confiado en ellos, hasta que el mismo cliente desiste en su empeño de reclamar dada la cuantía abonada, coste del proceso de reclamación, viéndose este más perjudicado de lo que estaba por el mal uso de la gestión que en principio era para ayudarle.

Y por último conviene tener en cuenta los acuerdos que algunas compañías establecen en medios y blogs ya conocidos mediante cuantías importantes para retribución de ambos, escudándose en la impasividad de la ley ante ellos, así como la creación de foros, webs y blogs posicionándolos de manera perjudicial hasta que los afectados contactan y llegan a dar con la única compañía que puede gestionar su eliminación y que ya sabe des del día que lo público, cuanto ganará con ese perfil, y que no es más que la compañía que lo pública a través de terceros, pues esa información no será eliminada si no es con ellos. Y sí, estoy hablando de extorsión en mayúsculas, algo que yo mismo sufro por salirme de la posición regentada, y que una vez accedes a pagar, nunca tiene fin.

En definitiva, estamos creo yo ante el fin de una manera de proceder de estas compañías, pues en breve serán descubiertas y se verán obligadas a devolver todo lo cobrado a sus clientes de manera irregular, fraudulenta e improcedente. Y será justo entonces cuando resurgirá con una fuerza inmensa la figura del gestor de reputación online.

Sinceramente, estoy encantado de poder hablar a través de este artículo en nombre de muchos, pues las informaciones y conocimientos que tengo así me lo permiten, deseando y esperando mientras, que todo lo comentado anteriormente deje de suceder y alguien se haga eco para ponerle solución.

Hablar de reputación Online, no es hablar de eliminación de enlaces ni desindexación. Sino es hablar de construir, trabajando con el apoyo y respeto de los clientes que confían en nuestras pautas y formas de trabajar. Es multitud de tareas SEO y Grow Hacking, de años de estudio y experiencias al servició de los clientes, como un médico o un fontanero.
De colaboraciones mediante profesionales en medios y des del respeto al trabajo de estos, trabajando para la conservación y gestión de las hemerotecas, pues el histórico, la información y la documentación debe existir siempre, pues sin el conocimiento, no seriamos nada.

Derecho al olvido

identidad digital

Reputación online y identidad digital. Antoni de Iraola.

Conjunto de valores, símbolos, creencias y costumbres de una cultura que imperan y resaltan la identidad digital de un individuo.

Hablar de identidad nos lleva a lo abstracto, pero cuando hablamos de la identidad digital de uno mismo o su compañía, sin duda nos lleva a la red.

 

Des de hace ya cerca de 20 años, nuestra vida diaria cambio de forma inimaginable. De golpe, surgieron varias decenas de compañías que nos ofrecían servicios en la red y entre todos ellos, su único objetivo era aquello tan difícil como estar mediante una web (www. Estas siglas de la expresión inglesa World Wide Web, 'red informática mundial', sistema lógico de acceso y búsqueda de la información disponible en Internet, cuyas unidades informativas son las páginas web).

Aparecieron nuevos programas, otros evolucionaron ( Photoshop, paquetes CS o la desaparición del uso del flash ) y en sí nos ayudaban todos a crear imágenes y textos con un sentido estéticamente correcto a poder ser sublime ante la mirada de los demás sin importarnos el tiempo de carga y espera ante la pantalla, haciendo de eso nuestra carta de presentación, pero siempre enfocado a perfiles corporativos en definitiva a compañías, sin tener nada claro si era efectivo, optimo invertir en su estructuración o dedicarle un simple minuto al día a cuidarla y revolucionarla.

Hoy, 20 años después, con cientos de aplicaciones y lo más importante, millones de usuarios en la red a diario nada más que unos 6.000 millones aproximados, todo aquello que nos mostraron, enseñaron y propusieron, para nada basta.

Los motores de búsqueda, robots TXT y las arañas que mueven la información en la red país a país aún que nosotros visualicemos un único buscador son tan complejos como que el 10% del CO2 que se genera en la atmósfera a diario lo causan los ordenadores de las principales redes que mueven todo esto.

Pues estas máquinas como así son, no solo posicionan, sino que también penalizan. Una web cargada de imágenes, efectos y vídeos sin un contenido preciso y unas keyborads lo más efectivas posibles, que indexen y puedan posicionar tu web como es debido, solo hará de tu inversión en adwords, una inversión deficitaria, a que un solo euro que te gastes euro que estarás tirando a la basura.

La estructuración web y su contentes tan importante como el producto o servició que uno fabrica, compañía o taller ofrece, pero con un añadido que difícilmente podrás controlar sino haces las cosas como es debido, las críticas, alabanzas o descrédito en la red. Y este es un mal difícilmente controlable que si no se trabaja des del inició, el daño puede ser irreversible.

 

 " En definitiva, tu reputación digital o la de tu compañía debe estar cuidadosamente gestionada y controlada".

identidad digital

 

Tener en tu equipo, compañía o proyecto un buen gestor de contenido especializado en SEO, tendría que ser para este nuevo año que empezamos una prioridad tan importante como el gestor o fiscalista que gestiona y dirige tus cuentas. Pues este puede hacer con tiempo, un trabajo arduo sin duda alguna, de manera eficiente, y que la reputación Online e identidad digital sea la deseada, minimizando costes y sacando el máximo rédito a los recursos propios.

" Protegerte, informar y posicionar, es tan importante como estar. Pues estar sin gestionar es un no estar".

Antoni de Iraola.

El futuro

El futuro. Antoni de Iraola.

Según la concepción lineal del tiempo que tienen la mayoría de las civilizaciones humanas, el futuro es la porción de la línea temporal que todavía no ha sucedido; en otras palabras, es una conjetura que bien puede ser anticipada, predicha,especulada,postulada, teorizada o calculada a partir de datos en un instante de tiempo concreto. En la relatividad especial, el futuro se considera como el futuro absoluto o el cómo futuro del tiempo.

Y según nuestro ritmo de vida y nuestra forma de enfocarla, el futuro es hoy. No hay un más allá futuro, como mucho, un mañana como tal, y el día a día. Como dice Simeone, partido a partido. ¡Pues nuestro espació, tiempo, actitud y forma de ver y estar en las cosas y los sitios, cambia como el tiempo, en nada!

Las cosas han cambiado señores, la vida está cambiando, nuestros trabajos están cambiando y debemos aprender a convivir con el cambio, la incertidumbre los nuevos acontecimientos que se avecinan, pero sin pensar más de lo estrictamente necesario, o no tendremos aquello que denominamos y anhelamos, el futuro.

Hace no más de 25 años o alguno más para que engañarnos. A todos nosotros nos educaron para pensar y proyectar sobre él. A mi parecer visto lo visto hoy, un enorme error. Pues no pensamos en lo que teníamos, sino en lo que íbamos a tener. Y al final el resultado para muchos no ha sido el esperado, sin duda alguna.

Mi especialidad, el Marketing corporativo y personal, es tan diferente de aquello que yo estudié y aprendí, que lo del marketing personal, me suena a prostitución encubierta y publica a la vez, con reservas personales a la que se le delimitan y permiten en momentos puntuales los derechos adquiridos a lo largo de los años, cediéndolos a aquellos que quieren saber de ti. Muchas veces o la mayoría de veces sin nada a cambio, como poco o mucho unas críticas abiertas y mucha descompresión en otras.

La gestión de la Reputación Online, como así denominamos ahora mi trabajo, es un trabajo arduo, complejo y nada fácil. No es SEO, es mucho más. La utilización de los contextos y palabras adecuadas en los mementos justos y acordes a las tendencias, así como la máxima atención a los momentos y contextos actuales nos obliga a estar muy atentos, a leer y saber de muchas cosas.

Teniendo en cuenta que todo se está enfocando y canalizando a la red que es donde todos queremos estar, la competencia por el primer lugar está siendo feroz. Todo y que cabe decir, que no es en la mayoría de veces la mejor opción, sino que un tercer o cuarto lugar bien gestionado, nos puede permitir recibir el filtro de los demás que han querido comerse el mundo, haciendo que el poco sea mucho, y el mucho muy poco.

La Reputación Online al igual que en la vida la reputación personal y laboral, no se logra en un mes. Es el trabajo arduo y claro hacia un objetivo, sin moverse lo más mínimo del camino marcado, del futuro que anhelamos en este caso de lo que queremos se sepa de nosotros o nuestras compañías. ¡Me reitero, no es solo SEO, es mucho más! ¡Muchos o algunos diréis vahhh!!!, no creo sea esta una cuestión que abordar ahora. Aun que podría ser!.

¿Pero qué sucede si hoy te quedas sin trabajo? ¿Has tecleado nunca tu nombre completo en la red, tu DNI o tu nº de móvil? Sabes que datos existen sobre ti, ciertos o falsos en la red.

La dificultad de avanzar, de llegar al futuro que no es más que vivir el día a día con tranquilidad y armonía, pasa sin duda por la red, ya hoy.

Conviene empezar a pensar en todo esto y ser conscientes que la Reputación Online, mal gestionada, es tan dañina como la peor de las enfermedades, sabiendo que, en la mayoría de los casos, los tiempos no son nuestros, ni los podemos controlar nosotros, sino que dependemos de terceros y estos no solo deben ser gestores SEO, buscadores o clientes contentos o insatisfechos, con todo esto no basta.

Los trabajos que conocemos todos y que a día de hoy escasean, lo harán muchísimo más en un futuro inmediato. El pluriempleo y entre ellos ganarse la vida en la red, es ya una realidad. Y por ello y para ello, debemos reflexionar y pensar aunque sea un poquito en todo ello, pues podría ser, estuviéramos fuera, aunque muy dentro de ella, y nuestros resultados de búsqueda no fueran los deseados.

El futuro

 

Antoni de Iraola.

Alcanzar metas

Alcanzar metas. Por Antoni de Iraola.

Es más o menos similar a la finalidad u objetivo, el resultado esperado que guía una reacción, o un fin, un objeto, ya sea un objeto físico o un objeto abstracto, que tiene un valor intrínseco, y puede tener una enorme incidencia en nuestras vidas.

Alcanzar metas

Estamos hechos para conquistar entornos, resolver problemas, alcanzar metas, y no encontramos ninguna satisfacción real o felicidad en la vida sin obstáculos que conquistar y objetivos a alcanzar, decía Maxwell Maltz, y puede que las ratifique yo mismo, Antoni de Iraola. Pero eso al final, dependerá de cada uno.

¿Pero somos conscientes del ritmo y los tiempos en que vivimos? Sinceramente creo que no.

No paramos, para nada nos detenemos, vamos, vamos y seguimos a diario sin realizar una pausa, y no me refiero a una pausa leve, temporal de minutos sino una pausa de uno, dos días, una semana. Pues ni cuando estamos de vacaciones paramos, seguimos conectados, seguimos pendientes de todo aquello que hemos dejado en principio por unos días. O esa debería ser la intencionalidad de las mismas, la meta en definitiva de los días designados a nuestro descanso personal, psíquico y físico.

Pero no nos engañemos, no sucede en el 80% de los que hacemos vacaciones, y ya no digo el 90%, algunos me dirían que eso no es verdad. ¿Y sabéis que les digo? ¿Serias capaz de irte de vacaciones dejando el móvil en un cajón, apagado? No, ¿verdad?…

Las metas no solo se fijan, sino que deben ser cumplidas y llevadas a término, sino entramos en otra cuestión y que ahora no es el caso, la decepción.

Acabamos el año, un año muy intenso, donde todos en nuestra humilde pero muy importante medida, hemos intentado dar lo máximo, cumplir, ser y estar en todos lados, cierto, ¿no? ¿Pero cuál era nuestra meta, aquello que pensamos y deseamos todos los mortales justo antes de las campanadas, del cambio al nuevo año numérico…reflexiona, te acuerdas?, si verdad!! ¿Lo has cumplido?, posiblemente no.

Nuevamente, el ciclo de la vida te vuelve a dar una nueva oportunidad, llega el fin de año y con él, la posibilidad de repasar todo lo sucedido y lo que no. Piensa, motívate y márcate una meta. Siempre asumible, realizable y que pueda satisfacerte enormemente. Pues si te das cuenta todo son ciclos vitales, que se repiten, en lugares posiblemente distintos o no, con personas nuevas o no, pero con unos valores que no tenías y aptitudes espero que aprendidas, en definitiva, una enorme experiencia adquirida, visión y actitud. Todo aprendido a lo largo del tiempo, de la vida vivida hasta este día.

Por eso, y sinceramente lo creo, debes marcarte una meta, no dos ni tres, sino solo una, debe ser algo importante para ti, reflexiona, no corras, no esperes a tres minutos antes de las campanadas, pues seguro que, si lo logras, tu vida será muchísimo más llena. Confía en ti!

Feliz e increíble 2018 a todos!!!!!

Antoni de Iraola.

 

Alcanzar metas

optimismo

Optimismo. Por Antoni de Iraola.

Optimismo.Tendencia a ver y a juzgar las cosas en su aspecto más positivo o más favorable.

 

Sabías que el optimismo y esperanza en nuestras vidas van cogidos de la mano.

El optimismo es una forma de pensar, de ser, de actuar, invita a reinventarse, a recompensar el estado de ánimo, y merece un enorme respeto, pues permite que las personas, seamos capaces de superar el infortunio, los traumas existenciales, volver a soñar en el futuro y mirar la vida, cara a cara, sin temor alguno.

Los seres humanos mantenemos nuestro carácter a lo largo de nuestra vida, los optimistas lo somos pese a la quiebra vital o el grave deterioro de las circunstancias que nos rodean, renacemos siempre des de lo más profundo muchas veces, y nos es muy necesario caer otras, este es nuestro ciclo vital.Compartimos con los demás, una dimensión de la personalidad estable, garante inequívoco de la psicohigiene personal más absoluta, un producto de la interacción herencia-ambiente que incide en diversas facetas de nuestras vidas de manera muy favorable, y que nos ayuda adaptarnos al medio y sobre todo a ser capaces de transformarlo, superar y rehacerse sin obviar el infortunio o problema y a volver a construir, creando estrategias de acción con las que afrontar la realidad más inminente. Y lo tremendamente útil de todo esto, no es ser brutalmente optimista, pues aun que contribuye a un mayor bienestar personal como social, es el reto de transformar lo negativo en positivo, aprovechando su energía, lo que nos motiva. La dificultad y sus adversidades, la superación personal.

Si observamos a aquellos que creemos felices de cerca, veremos que es porque casi todo les hace feliz. Comparten objetivos, contagian felicidad. Debemos rodearnos inteligentemente de personas felices, que suman aspectos positivos a nuestras vidas, personas tónicas que contagia su fuerza interior, en definitiva, su positivismo y energía impulsiva.

Aléjate de los quejicosos que, des del derrotismo, evitan asumir responsabilidades. Los pesimistas deberían querer cambiar el mundo, pero no están contentos con lo que hay. Es más, podrían llegar a pensar que todo tiene arreglo, pero que nadie si no lo hacen ellos, lo va a intentar.

El pesimismo a mí parecer, es una dolencia del alma, por eso soy optimista, pero no sin perder el respeto al cambio y la más absoluta realidad de mí vida y sobre todo en los pesimistas.

Ser optimista es propender a ver juzgar las cosas en su aspecto más favorable, y no se debe confundir el optimista con aquel ingenuo que menosprecia la realidad.

¡Por qué la vida es demasiado corta como para perder el tiempo, y lo más importante, VIVIRLA!

Antoni de Iraola.

optimismo

identidad corporativa

La identidad corporativa o identidad visual (IVC).Por Antoni de Iraola.

Como bien define la Wikipedia, la identidad corporativa o identidad visual (IVC) es la manifestación física de la marca o persona de manera visual frente a los demás.

Esta hace referencia a los aspectos visuales de la identidad de una persona o de una organización. Esta identidad corporativa está relacionada directamente con los siguientes atributos: – Historia o trayectoria de la empresa / persona, proyectos y cultura corporativa y logros profesionales, es decir, cómo se hacen las cosas, se han hecho o hacia donde van.

En general la identidad corporativa incluye un logotipo / fotografía o elementos de soporte, generalmente coordinados por un grupo de líneas maestras que se recogen en un documento de tipo Manual Corporativo, presentación web, blog o perfil en las redes sociales.

Hoy en día la identidad corporativa tanto de compañía como personas físicas es realmente muy importante. Como bien se decía antes y se aplica mucho ahora, una imagen vale más que mil palabras, y nunca mejor dicho.

Y es que desde Antoni de Iraola, podemos ser grandes conocedores de una materia, especialidad o técnica, pero sin una identidad clara y definida, enfocada en la dirección correcta, nuestra identidad y capacidades restaran de más valor ante todos aquellos que pueden necesitar de nuestros recursos, quieren saber de nosotros o simplemente necesitan informarse de algo o alguien.

No basta con estar, hay que ser y también parecer aquello que se es, con todo. Y más aún hoy en día, en medio de este inmenso cambio coyuntural, social y tecnológico en el que vivimos, donde la red supone el 70% de toda nuestra actividad, ya no presente, sino futura llegando a cuotas de más del 90% tanto para personas como corporaciones, y donde el no ser, conllevara no estar y no ser encontrado. Debemos aceptar que nuestra privacidad, ha de ser controlada, precisa y delimitada por nosotros, pero que el anonimato en la red como tal y en busca de estos objetivos anteriormente nombrados, es un error.

Hay que tener muy claro que debemos trabajar a largo plazo, ser pacientes y establecer unas pautas muy rigurosas sin desviarnos del camino ni un milímetro. Estar atentos a los cambios, nuevas tendencias y hábitos de consumo que se avecinan, pero sin volvernos locos. Un poco de algo es bueno y un atracón de mucho, casi seguro será fatal. (entiéndase esto, por estar en cientos de perfiles sociales y redes compartidas)

En definitiva, nuestra identidad, lo que nosotros mostramos sin decir nada que no seamos, será y es sumamente importante, pues no sabemos cuándo vamos a necesitar tirar de ella, y aun que nunca lo necesitemos, tened por seguro que esta, nuestra identidad corporativa, tanto de marca como personal, siempre nos estará ayudando de manera indirecta, sobretodo en nuestros logros y atribuciones personales y profesionales.

Otras formulas de comunicación en la identidad es la reputación en internet y CompuARC GROUP que te puede ser de gran utilidad para mejorar la identidad y reputación corporativa.

 

identidad corporativa

Comunica, pero hazlo bien. Por Antoni de Iraola.

Comunicación; del latín communicatio, onis1.

Actividad que consiste en intercambiar información entre dos o más personas pudiendo utilizar los medios existentes o de manera verbal y directa.

“Para comunicarse de manera efectiva, debemos darnos cuenta que todos somos diferentes en la forma que percibimos el mundo y utilizar el conocimiento como guía para nuestra comunicación “.

En este mundo, cambiante, que día a día nos obliga a evolucionar, estudiar, leer, aprender, enseñar y multitud de conceptos altamente estresantes, encontramos uno que de por si existe en nuestra vida siempre 24 horas, des de que nos levantamos hasta que nos acostamos, bien sea de una manera o de otra.

Miles y cientos de mensajes continuos en la publicidad, la calle, la gente, perfiles y redes sociales, bien sea Linkedin, Facebook, twitter, etc… informaciones e imputes sin control, imágenes y situaciones que todas ellas juntas suman o restan, pero la más importante comunican cosas, quieren decir algo, todas ellas junto a las palabras.

El gran e inmenso volumen de información que recibimos así como el que emitimos, es imposible de por sí asimilarlo o gestionarlo correctamente, sino establecemos premisas, orden de prioridad y lo más importante, objetividad.

Escribir por escribir, enviar y reenviar, por el mero hecho de la inercia que todos llevamos, no nos vale. Esto no es comunicar. Es idéntico a decir que 1+3=8, y es un error enorme, pues recuperar luego lo perdido, es altamente costoso en tiempo y trabajo, ya no solo en dinero.

Debemos tener en cuenta que a veces el silencio, comunica mucho más que las palabras, debemos escucharlo, pues se oye, haciendo que todo lo demás en si sea ruido, y el ruido, no es comunicación, sino ruido.

Las palabras principal medio de comunicación pero no el único, existe en nuestras vidas, para hacernos diferentes de los animales. Estas ensalzan, discriminan o destruyen de la misma manera que las guerras. Por lo que medirlas, controlarlas y aplicarlas a los medios justos y necesarios en los contextos precisos, harán de nuestra comunicación, una comunicación certera y precisa, llevándonos como no a llegar a nuestro objetivo y quien sabe, si luego la suma de muchos otros factores al éxito comercial, personal o reputacional.

Comuniquemos pensando, de manera sensata e integra. Digamos verdades no medias verdades escondiendo aquello que nos avergüenza o resta en nuestras vidas, pues todo absolutamente todo, suma.

Pero comuniquemos bien! Antoni de Iraola.

Comunicación

sobrevivir

Cuando luchas por sobrevivir debes dejar cosas por el camino. Antoni de Iraola.


Hace 9 años atrás, en IAS S.L.
8 de Octubre de 2008.

No sabía en la situación que estaba y eso te hace las cosas difíciles, cuesta de imaginar como, pero mucho.

Lo primero era entender sobre qué puntos fuertes podía reconstruir, avanzar y saber si realmente quería hacer frente al reto, cerrar o quien sabe, empezar de cero, como así sucedió al final.

Y un Martes por la mañana decidí terminar con todo, reorientar mí carrera, realizar un alto en el camino, aceptar la derrota después de 14 años de trabajo constante, de dedicación exclusiva, de darlo todo, creyendo tener todo controlado y al final no fue así, todo era “una gran mentira “, sustentada por autoengaños y rodeado de gente que al verme caer se fueron y nunca más supe de ellos. Esa es la realidad!

Entonces empezó todo. Cuando luchas por sobrevivir debes dejar cosas por el camino, cosas que nunca pensaste qué harías ni que te creíste capaz de hacer, os lo aseguro. Deje los negocios donde pensé que no disponía de la capacidad para competir, vendí todo, pague todo hasta donde llegué y mi vida como la conocía término de la noche a la mañana. A la vez que me concentre en recuperarme del agotamiento y la desilusión tan brutal que había sufrido al querer afrontar todo hasta el punto de enfermar de manera terrible, busque reencontrarme y volver a sentirme vivo y feliz, me fui del país, a un lugar desconocido, frío, triste y solitario, donde lo pase muy mal aun que ahora se vea como un logro o un éxito encubierto por una realidad que supera la ficción de cualquier película y empecé de nuevo, a fijarme en la red viendo en ella un activo clave para diferenciar mi negocio y futuro más inmediato.

La oportunidad que estaba esperando, que buscaba y no encontraba y la tenía delante cada día, horas y horas, y después de días y días enviando currículums, solicitando oportunidades sin respuesta, tocando puertas conocidas, siendo rechazado con finura sin derecho a una segunda oportunidad como miles de ciudadanos de nuestro país hoy , decepción tras decepción…  ahí estaba, la tenía en mis manos, debía hacerla efectiva y empezar a caminar.

Entonces busqué el equilibrio entre la capacidad de innovación con la rapidez y le sume la experiencia adquirida, valor incalculable si se administra bien. Estableciendo un valor de empresa emergente y simplificando la toma de trabajar y toma de decisiones. Debemos y tenemos que tener apetito por asumir riesgos, porque en tecnología se apuesta siempre, y entonces como una cascada nació y fluyo todo hasta el día de hoy.

Aprendí a crear asociaciones con compañías que me pueden aportar cosas y yo a ellos. Lo hago con los socios de siempre, otros de nuevos y sobretodo con buenas alianzas y buena gente. Sino los resultados no llegan nunca, los malos vienen solos y se van solos y también por supuesto con nuevos jugadores, como GOOGLE.

 

Hoy si alguien me dice… dame un consejo Antoni.

Sencillo.- Confía en ti y en tus capacidades, todo está por hacer y todo está por vivir, nunca es tarde. El mundo es muy grande y en algún rincón existirá la persona o la compañía que necesite de tus servicios y experiencia, por lo que no lo dudes, adelante!!. Y no olvides nunca esto; Nadie te resolverá nada, solo tu eres amo y señor de tus acciones y resultados, los demás te acompañaran en el éxito y te abandonaran en el fracaso por lo que procura hacer muy bien tu trabajo y así nunca deberás afrontar esa mala experiencia denominada “fracaso“.
(Antoni de Iraola, 1997-2009)

sobrevivir

 

 

twitter

No por mucho Twittear, se consiguen más seguidores. Antoni de Iraola.

A simple vista, Twitter es el mundo de las cifras. Y es que no por mucho Twittear, se consiguen más seguidores.

 

Uno sigue a un numero de personas y a uno le siguen un numero de personas. Esta ha publicado un número de mensajes en un numero de días, meses o años. Cada mensaje ha recibido una cantidad de aplausos o se ha compartido en número de veces. La conclusión, pues, está cantada. Todo es un juego y quien tiene números más altos gana. Pero esta percepción, como se ha ido demostrando a lo largo de los años, es falsa.

Las redes sociales no son cuestión de solo números porque los números pueden responder a compromisos, a caprichos o modas. Lo que sí son las redes sociales es cuestión de influencia, y de eso en antoni de Iraola, lo sabemos y bien. Y en ese terreno, el más lacónico usuario puede ser quien firme el comentario más determinante de todos en un momento dado. Y por esta regla de tres, la fórmula más fácil de parecer irrelevante es seguir la ley de los números y publicar mucho.

 

En Twitter, explican los investigadores, se premia más tu cartera de seguidores frente a tus méritos escribiendo twits.

 

Según un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), liderado por la catedrática Rosa M. Benito, las redes sociales son como las redes en la vida real, donde es importante estar bien rodeado y conectado.

 

“ Y es que tener un mayor número de seguidores es mucho más importante que el ‘esfuerzo ’ o actividad que desarrolle el usuario enviando muchos mensajes”.

 

La investigación, titulada Efficiency of human activity on information spreading on Twitter y publicada el pasado mes de octubre en la revista académica Social Networks, partía del gran interrogante por el que cobran los community managers de medio mundo: “¿Qué pueden hacer los usuarios de Twitter para incrementar su influencia?”. Y para responderla con rigor científico, analizaron miles de conversaciones en esa red social producidas en diferentes momentos entre 2011 y 2012 en países como España, Venezuela y Estados Unidos aplicado un modelo computacional ideado ad hoc con el fin de medir el esfuerzo empleado por los usuarios –producir tuits– y la difusión alcanzada.

Los investigadores españoles han certificado que de media, el grueso de los tuiteros presenta poquísimos seguidores, unos 61. Por otra parte, existe un pequeño colectivo al que siguen muchísimos usuarios, incluso 40 y 50 millones. Esta polarización explica cómo funciona la influencia en Twitter, explican los investigadores, en la que se premia la posición que ocupas frente a tus méritos como twitero.

Es decir que…

…enviar muchos mensajes que quizá acaben en el limbo virtual no es una estrategia eficaz ya que siempre va a existir una minoría muy influyente cuyos twits se propagan de manera más rápida y tienen más repercusión.

 

“Por lo tanto, si la red fuera homogénea, los usuarios tendrían aproximadamente el mismo número de conexiones y su posición en la red no sería importante ni su influencia, y esta además dependería directamente de su actividad”. La equidad en Twitter, confirmado por los investigadores, es también una utopía y utilizando un ejemplo de éxito diríamos que cualquier cosa que postee Katy Perry, la usuaria con más seguidores, y seguirá teniendo mucho más impacto que el chiste más reciente sobre el culo de Kim Kardashian, o la mismisima web de Pedro Sánchez, Podemos o el anuncio de lotería de Navidad.

 

Por que hay que tener en cuenta que casi siempre, “los números”, también pesan y a veces, aplastan. Antoni de Iraola.

 

twitter

derecho

El derecho al olvido, por Antoni de Iraola.

El derecho al olvido es un derecho relacionado con el Habeas Data y la protección de datos personales.

 

Se puede definir como el derecho que tiene el titular de un dato personal aborrar información personal que se considera obsoleta por el transcurso del tiempo o que de alguna manera afecta el libre desarrollo de alguno de sus derechos fundamentales. Como cabe apreciar, este derecho puede en ocasiones colisionar con la libertad de expresión. Hasta hace bien poco, cuando alguien se equivocaba en la vida, podía rectificar, cambiar y enmendar los errores del pasado. Los diarios publicados exclusivamente en papel, y la limitada memoria humana contribuía esencialmente a ello.

Sin embargo, la progresiva universalización de Internet, que combina una enorme capacidad de almacenaje con motores de búsqueda que permiten localizar cualquier dato en cuestión de segundos, y con extrema facilidad, puede significar el fin del olvido. La perennidad de la información implica nuevos desafíos para el Derecho, básicamente determinar si una persona puede lograr borrar esta información del pasado. Usualmente estos reclamos se dirigen contra el medio original (medio de prensa, sitio de internet, blog, etc.) que publica el dato o la noticia y también contra el buscador.

 En junio de 2013 el abogado General de la Unión Europea dictaminó en el caso “GOOGLE Spain, S.L.,Google Inc.contra Agencia Española de Protección de Datos (AEPD)” que en el conflicto entre derecho al olvido y libertad de expresión debía primar ésta última, convirtiéndolo en básico y esencial para todos y cuantos estén o útilizen la red, como medio de vida, trabajos o para acciones sociales presentes o futuras.

Es por ello que el derecho al olvido debe ser un derecho inalienable, especialmente cuando las informaciones publicadas no se atienen a la realidad. Incluso en los casos en que se corresponden con la realidad, pueden tener un efecto nocivo, injusto, carecer de antecedentes penales etc… Nunca ha cometido un delito, o ha llevado una vida ejemplar, pero un buen día en internet hay un articulo que lo tacha de “presunto” delincuente, estafador, mal empresario etc.. no lo dude que ello afectará a sus futuros negocios, trabajos etc, injustamente y de manera muy muy agresiva, en todos los aspectos de su vida.

Antoni de Iraola, Owner.