“Metcalfe“,… puede que al final tenga razón.

La fama es un efluvio. La popularidad, un accidente. Las riquezas, efímeras. Por lo que solo al final perdura una cosa; el carácter. ( Autor ; Horace Greeley )

Dicho esto, encontramos La ley de “ Metcalfe “, que afirma que el valor de una red de comunicaciones es proporcional al cuadrado del número de usuarios del sistema que lo utiliza”. Por lo que todo lo que tenga que ver con la aceptación de los demás del entorno generado por ti o tu compañía y las informaciones publicadas en la red, si comunicas bien, debe ser entendida por los demás y seguida por estos, si esto no sucede, nuestro mensaje no será escuchado y no tendrá valor alguno.