• Call Us Today! +0034 628 592 662
  • toniiraola@gmail.com

Archivos de la etiquetas Twitter

¿La tecnología jubilará primero a los menos cualificados, lo sabías? ¿Y sabes que ya está sucediendo? Antoni de Iraola.

 

 

Los empleos con interacción compleja, creatividad o destreza manual se beneficiarán de la innovación, para simplificarlo; con un ofició. Los demás, uy, uy, uy…..

 

Desde hace unos días, una flota de robots reparte comida por las calles de San Francisco (EE UU). El servicio funciona con una app de comida a domicilio: se pide desde el móvil al restaurante preferido, el robot recoge el pedido y lo lleva hasta casa. Este reparto automatizado puede fastidiar a muchos estudiantes que obtenían unos ingresos extra repartiendo comida, y que ya se están viendo discriminados. Pero es también un ejemplo de los retos que plantea la nueva oleada de innovaciones tecnológicas. Por ello afirmamos que la tecnología jubilará primero a los menos cualificados, lo sabías?

Y aún que no está claro quién ganará o perderá con tantos cambios. Es posible que, incluso, ganemos todos, aunque a mi parecer, lo pongo en duda.

 

Tres emprendedores estadounidenses fundaron Marble hace dos años. En plena ola de los coches que se conducen solos, ellos vieron una oportunidad en la logística de corta distancia. Apoyados en la robótica, la inteligencia artificial, GPS y un sinfín de nuevas tecnologías crearon un robot que, visto por fuera, parece un simple carrito de helados, verdad?.

Pero es completamente capaz de moverse por la ciudad por sí solo. "Nuestro objetivo a largo plazo es reducir los costos y garantizar que sea útil en todas las ciudades del mundo", dijo a AFP uno de los fundadores de Marble, Matthew Delaney. Puede ser el fin de los mensajeros y repartidores urbanos?, Puede.

La mensajería, como eslabón final de la logística, el transporte y la distribución ya aparecía en el seminal informe de 2013 elaborado por dos profesores de la Universidad de Oxford, Carl Benedikt Frey y Michael Osborne, sobre el futuro del trabajo y en el que listaban más de 700 ocupaciones y su grado de susceptibilidad a la informatización y la automatización, haciendo prescindibles a los humanos que los realizan hasta ahora. Transportistas, oficinistas, bibliotecarios, funcionarios…, pero también agentes de seguros, comerciales, secretarias, relojeros, banqueros…todos!!!!…peligran.

 

Ya en un informe de 2013  se enumeran una lista con 700 ocupaciones susceptibles de ser desempeñadas por máquinas

 

"A medida que las máquinas van no solo aprendiendo a hacer más cosas, sino que además las van haciendo cada vez mejor, mucho mejor que las personas, y a un coste más bajo, pensar que va a haber más empleo del tipo que hoy conocemos como empleo es simplemente absurdo"·, si escuchamos las teorías que sostiene el profesor de la IE Business School, Enrique Dans, podremos ver que "Si restringimos empleo a lo que hoy conocemos como tal, olvídalo: habrá mucho menos. Sin embargo, lo que tenemos que pensar es que vamos hacia un mundo en el que muchas personas harán cosas que hoy no consideraríamos empleo, pero lo serán", ahí cada uno con su imaginación.

En diciembre pasado, la oficina de la Casa Blanca, presidida aún por Barack Obama, publicaba un informe sobre el impacto de la automatización y la inteligencia artificial en la economía de EE UU. Junto a promesas de crecimiento económico y nuevos yacimientos de empleo, también destacaba que los trabajos más amenazados por la nueva oleada de tecnologías tienen algo en común: en general, son los peor pagados y de menor cualificación. Y eso es igual, a una mayor discriminación.

Dans lo explica así: "Los perdedores serán los que trabajan para vivir, aquellos que simplemente van a trabajar todos los días para llevar a cabo tareas que no les satisfacen en absoluto, pero que necesitan hacer para obtener un dinero que les resulta imprescindible. Esos trabajos, en su inmensa mayoría, desaparecerán y serán sustituidos por máquinas siempre que haya un interés económico por hacerlos más eficientes y competitivos".

 

Y por desgracia, este es el lado destructor de la tecnología y es lo primero que ven las personas.

 

El proyecto REIsearch, impulsado por el  Atomium, que no soy yo, jejejeje- Instituto Europeo para la Ciencia, Medios de Comunicación y Democracia, acaba de poner en marcha una gran encuesta pública interpelando a los europeos sobre el impacto de la nueva generación de tecnologías de internet en los distintos aspectos de su vida, desde el empleo a la política. Aunque la encuesta solo lleva unos días en marcha, apenas el 10% está de acuerdo o muy de acuerdo con la afirmación de que la digitalización de la economía ofrecerá "empleo significativo para todos, y generará salarios equivalentes o superiores a los actuales"….

 

Sin embargo, más de la mitad del empleo del futuro aún está por inventar, según diversos estudios. Y las máquinas no podrán hacer muchos otros trabajos.

 

El profesor Frey, de Oxford, explicaba a Iñaki Gabilondo en el programa de televisión La Cuarta Revolución Industrial, de la serie Cuando yo no esté, que habrá al menos tres esferas que seguirán siendo cosa de humanos. "Serán la creatividad, el desarrollo de nuevas ideas y artefactos; las interacciones sociales más complejas, donde las personas negocian, persuaden o gestionan equipos; y la tercera tiene que ver con la percepción y manipulación de objetos irregulares".

La oleada de innovaciones tecnológicas no solo está poniendo patas arriba el trabajo, también está alterando negocios y sectores empresariales que se habían adaptado bien a los primeros cambios tecnológicos, los de finales del siglo pasado.

El mayor impacto lo están teniendo las plataformas de la llamada economía colaborativa como Uber, eBay o TaskRabbit. Una de ellas es Airbnb, que permite a particulares ofrecer habitaciones o casas por unos días. Airbnb tiene hoy en día una oferta de más de dos millones de habitaciones en 34.000 ciudades de 190 países. ¿Ni las 10 principales cadenas hoteleras del mundo tienen una oferta igual, lo sabías?

 

"Si la mayoría no siente que se beneficia, se pondrá en contra"

 

"Cuando tienes una habitación, un asiento en el coche o un taladro que no usas, no lo estas poniendo en valor", comenta Javier Garilleti, de la Fundación EY.

 

Para él, la economía colaborativa siempre ha existido, solo que "la tecnología sofistica aquel anuncio que ponías en un tablón y otro lo cogía". Sin embargo, hoy, allí donde llega una de estas plataformas, parece que hay damnificados. Que si hoteleros, que si taxistas, que si transportistas…

Garilleti coordina un grupo de trabajo impulsado por la fundación para la innovación Cotec, Adigital, la asociación española de la economía digital, el Círculo de Empresarios y la Fundación de Estudios Financieros. Están ultimando un amplio informe sobre este tipo de plataformas en España, su impacto en la economía y los sectores que pueden verse más afectados por el fin de su intermediación. Aunque sus resultados no se conocerán hasta dentro de unas semanas, creen que permitirán un debate en profundidad, con datos, de lo que hay que regular y hasta dónde para que estos nuevos fenómenos aprovechen a toda la sociedad.

En caso contrario, en el caso de que el balance del impacto de la tecnología sobre los humanos sea negativo, puede producirse una reacción. "La creatividad tecnológica depende en buena medida de aquellas estructuras políticas que nos permitan progresar. Y si la mayoría no siente que no se benefician de estas estructuras, se pondrán en contra de alguna u otra manera", comenta Frey. Para el profesor de Oxford, revueltas sociales mismamente, y muchas ya en Europa y EE UU:

 

"¿Si nos fijamos en el resultado de las elecciones de EEUU vemos que el candidato republicano [Donald Trump] recibió el apoyo de los lugares que han sido más susceptilbes de automatización de los últimos años, y ahora qué?

 

Creemos sinceramente, desde Antoni de iraola que ese hecho explica gran parte del miedo que la gente tiene sobre el futuro de esas regiones y su deseo de cambio". Sino, pensadlo!

Como podéis ver, des de Antoni de Iraola, siempre buscamos informar y proporcionar todo aquello que pueda ayudaros a avanzar y por qué no, mejorar.

 

¡Feliz e increíble fin de semana a todos!

Antoni de Iraola 

 

 

 

 

twitter

No por mucho Twittear, se consiguen más seguidores. Antoni de Iraola.

A simple vista, Twitter es el mundo de las cifras. Y es que no por mucho Twittear, se consiguen más seguidores.

 

Uno sigue a un numero de personas y a uno le siguen un numero de personas. Esta ha publicado un número de mensajes en un numero de días, meses o años. Cada mensaje ha recibido una cantidad de aplausos o se ha compartido en número de veces. La conclusión, pues, está cantada. Todo es un juego y quien tiene números más altos gana. Pero esta percepción, como se ha ido demostrando a lo largo de los años, es falsa.

Las redes sociales no son cuestión de solo números porque los números pueden responder a compromisos, a caprichos o modas. Lo que sí son las redes sociales es cuestión de influencia, y de eso en antoni de Iraola, lo sabemos y bien. Y en ese terreno, el más lacónico usuario puede ser quien firme el comentario más determinante de todos en un momento dado. Y por esta regla de tres, la fórmula más fácil de parecer irrelevante es seguir la ley de los números y publicar mucho.

 

En Twitter, explican los investigadores, se premia más tu cartera de seguidores frente a tus méritos escribiendo twits.

 

Según un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), liderado por la catedrática Rosa M. Benito, las redes sociales son como las redes en la vida real, donde es importante estar bien rodeado y conectado.

 

“ Y es que tener un mayor número de seguidores es mucho más importante que el ‘esfuerzo ’ o actividad que desarrolle el usuario enviando muchos mensajes”.

 

La investigación, titulada Efficiency of human activity on information spreading on Twitter y publicada el pasado mes de octubre en la revista académica Social Networks, partía del gran interrogante por el que cobran los community managers de medio mundo: “¿Qué pueden hacer los usuarios de Twitter para incrementar su influencia?”. Y para responderla con rigor científico, analizaron miles de conversaciones en esa red social producidas en diferentes momentos entre 2011 y 2012 en países como España, Venezuela y Estados Unidos aplicado un modelo computacional ideado ad hoc con el fin de medir el esfuerzo empleado por los usuarios –producir tuits– y la difusión alcanzada.

Los investigadores españoles han certificado que de media, el grueso de los tuiteros presenta poquísimos seguidores, unos 61. Por otra parte, existe un pequeño colectivo al que siguen muchísimos usuarios, incluso 40 y 50 millones. Esta polarización explica cómo funciona la influencia en Twitter, explican los investigadores, en la que se premia la posición que ocupas frente a tus méritos como twitero.

Es decir que…

…enviar muchos mensajes que quizá acaben en el limbo virtual no es una estrategia eficaz ya que siempre va a existir una minoría muy influyente cuyos twits se propagan de manera más rápida y tienen más repercusión.

 

“Por lo tanto, si la red fuera homogénea, los usuarios tendrían aproximadamente el mismo número de conexiones y su posición en la red no sería importante ni su influencia, y esta además dependería directamente de su actividad”. La equidad en Twitter, confirmado por los investigadores, es también una utopía y utilizando un ejemplo de éxito diríamos que cualquier cosa que postee Katy Perry, la usuaria con más seguidores, y seguirá teniendo mucho más impacto que el chiste más reciente sobre el culo de Kim Kardashian, o la mismisima web de Pedro Sánchez, Podemos o el anuncio de lotería de Navidad.

 

Por que hay que tener en cuenta que casi siempre, “los números”, también pesan y a veces, aplastan. Antoni de Iraola.

 

twitter

red

“ Tú Marca e imagen pública en la red “ Por Antoni de Iraola.

Siete de cada diez españoles navegan por Internet.

Y entre estos, nueve de cada diez son habituales en las redes sociales. Esto significa que más de 31 millones de españoles tienen perfil en Facebook, Twitter, Linkedin o Instagram. O, traducido al prisma empresarial, que hay muchos clientes potenciales pululando por la red.

Pero, ¿cómo llegar hasta ellos? ¿Cómo convencerles para que compren un producto determinado?

“El primer gran error es pensar que la consecuencia sobre la venta es directa”, avisa el profesor de Marketing Digital de Evade, Franc Carreras. El fundador de Somos Digitales sostiene que los usuarios de este tipo de redes “está ahí para socializarse, no para comprar”. Esto hace que vean como una molestia los anuncios directos o el exceso de información corporativa sobre una marca.

“Tienes que hacer que hablen de ti, ser el objeto de la conversación y no el protagonista de ella”, resuelve Carreras, que destaca el papel prescriptor de los contactos y amistades cuando se considera si hacer o no una compra. Un ejemplo sería la compra de un coche: en rara ocasión la compra se consumará a través de la red, pero Internet es un recurso ampliamente usado para buscar y comparar modelos. Así pues, una automovilística que desestime su presencia en las redes, como hizo en su momento General Motors, puede convertirse en invisible para los usuarios en las fases que preceden a la compra en sí.

Una estrategia concreta.

Otro error en la estrategia de muchas marcas en la red es creer que “basta con estar”. Así lo indica el autor de Sell With Linkedin, Jordi Gili, que recomienda que las empresas tengan una división dedicada a las ventas dentro de su equipo de estrategia en redes sociales. “Hay que segmentar muy bien el target –público objetivo- y ver qué redes utiliza”, detalla. Esto va a ser clave, precisa, para ver si la empresa puede sacar rédito de, por ejemplo, un perfil en Facebook: si se trata de una empresa dirigida a personas mayores puede que sus clientes potenciales no estén ahí.

Caso de éxito: democratizar el servicio de los personal shopper.

¿Quién no ha soñado alguna vez con tener a un experto en moda al lado para ir de compras? Este servicio existe, es el personal shopping, pero la mayor parte de los mortales sólo lo ha visto en las películas o en las series del Upper East Side de Manhattan al estilo Gossip Girl. Para democratizar este servicio de tintes elitistas, la ex alumna del Máster en Marketing Digital de Esade, Heidi Andrade, creó Personaling, una plataforma on line que une marcas, expertos en moda y clientes.

Este proyecto se materializó en Venezuela en 2012 gracias a una primera inversión de medio millón de euros, prepara ahorasu desembarco en España, después de ganar varios premios y de recibir el apoyo de Wayra –la aceleradora de empresas de Telefónica-.

Personaling aprovecha la fuerza prescriptora de diferentes referentes en moda en la red para que creen modelos y los compartan en sus blogs o páginas web. Los seguidores de estos referentes pueden hacerse con los modelos que sugieren sus referentes a través de Personaling, que incluye prendas de todo tipo de precio.

Antoni de Iraola.

red