Denominamos teoría de los seis grados de separación,  a la idea que intenta probar que cualquiera en la Tierra puede estar conectado a cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios (conectando a ambas personas con sólo seis enlaces). ¿Lo sabías?

Por eso, afirmaremos o haremos referencia a uno de los refranes más populares, “el mundo es un pañuelo”.

Y es que, según esta idea, cada persona en el mundo conoce de media, entre amigos, familiares y compañeros de trabajo o escuela, a unas cien personas de manera directa.

Si cada uno de esos amigos o conocidos cercanos se relaciona con otras 100 personas, cualquier individuo podría pasar un recado a 10.000 personas más tan sólo pidiendo a sus amigos que pasen el mensaje a sus amigos.

E aquí las famosas cadenas de WhatsApp…y la enorme visibilidad de las mismas…pero espera, que aun hay más.

Si estos 10.000 individuos contactos de segundo nivel, que un individuo no conoce pero que puede conocer fácilmente pidiendo a sus amigos y familiares que se los presenten, y a los que puede recurrir para ocupar un puesto de trabajo o realizar una compra, sería otro ejemplo. Le permitieran llegar a ellos, tu rango de acción pasaría de 10.000 a 1.000.000

Y es que cuando estamos preguntamos a alguien, si conoce a una secretaria (en temas laborales) interesada en trabajar, estamos tirando de estas redes sociales informales que hacen funcionar nuestra sociedad de manera indirecta sin prestar la atención adecuada y sacando el rendimiento acertado.

Este argumento supone que los 100 amigos de cada persona, que no son amigos comunes. En la práctica, significa que el número de contactos de segundo nivel será sustancialmente menor a 10.000 debido a que es muy usual tener amigos comunes en las redes sociales. ¿A que se parece a una enorme telaraña? Pero aún hay más.

Si esos 10.000 conocen a otros 100, la red ya se ampliaría a 1.000.000 de personas conectadas en un tercer nivel, a 100.000.000 en un cuarto nivel, a 10.000.000.000 en un quinto nivel y a 1.000.000.000.000 en un sexto nivel.

“En seis pasos, y con las tecnologías disponibles, se podría enviar un mensaje a cualquier individuo del planeta” sin ser conocedor tú de su existencia, de manera inicial. 

Evidentemente, cuantos más pasos haya que dar, más lejana será la conexión entre dos individuos y más difícil la comunicación.

Y aunque Internet, sin embargo, ha eliminado algunas de esas barreras, hoy más que nunca sigue creando verdaderas redes sociales mundiales, especialmente en segmentos concretos tanto profesionales como personales.

Por eso, es importantísimo siempre estructurar y desarrollar un contenido de calidad tanto a nivel personal como profesional. Aprender a segmentar y dirigir nuestras acciones en la red a aquellos que realmente les pueda interesar lo que ofrecemos, de lo contrario, nunca llegaremos a nuestro público objetivo, y nuestras acciones caerán en saco roto.

Así funciona Internet y en especial las redes sociales, y la teoría de los seis grados de separación como ves, es muy sencillo y algo entretenido.

Y por último…

En 2011 la empresa Facebook realizó un estudio denominado “Anatomy of Facebook” ​ con todos los usuarios activos de su página en ese momento 721.000.000 miembros (alrededor del 10% de la población mundial) y se analizó el conjunto de amigos en común, para sacar el promedio de cuántos eslabones hay entre cualquier usuario y otro cualquiera. De esta prueba se excluyó a celebridades y famosos. Los resultados mostraron que el 99,6% de pares de usuarios estuvieron conectados por 5 grados de separación. Esta es la prueba más cercana de la teoría a la fecha de hoy y da un resultado aproximado de 4,75 eslabones.

¿Y ahora, que como siempre ya sabes un poquitín más, a que esperas a poner en marcha esa acción de Social Media que tanto tiempo llevas pensando?