¿Eres una persona disruptiva? Si no lo eres, pronto lo serás. ¿Lo sabías?

En los últimos años, la comunicación y las facilidades para lograrla han cambiado radicalmente y con ello nuestras vidas.

Esta revolución no se queda únicamente dentro de ese perímetro, el de la comunicación, sino que afecta de lleno al resto de aspectos vitales, como son el modo de vida, los métodos de trabajo, la manera de relacionarse, etc…En definitiva ser y convertirse en una persona disruptiva.

La evolución o si le queremos llamar transformación digital, va a una velocidad de vértigo en la que la sociedad se encuentra sumergida, y hace que esta intente adaptarse continuamente a las nuevas medidas, formatos y actividades, y pocas veces llegue.

“Por esta misma razón, el sistema de selección de personal para los distintos puestos de trabajo también se ve modificado en función de los medios actuales”. Afectando a cientos de compañías que buscan bajar sus costes fijos, ser más eficientes y nunca llegar a resultados salvo en casos excepcionales.

Las redes sociales, que normalmente suponen la exposición de la vida personal, pueden ser determinantes a la hora de ser o no contratado según qué requisitos se exijan y qué tipo de puesto laboral sea.

Y de esta forma, los responsables de recursos humanos cada vez investigan más rigurosamente las redes de los posibles candidatos a ocupar dicho puesto. Como vemos, la marca personal se convierte en algo mucho más importante, algo que va a tener mucho más peso en la decisión de la contratación de empleo. Lo sé, por experiencia propia. La misma, que hace de mi perfil, un perfil complejo, aunque sobradamente preparado, debido al pasado en crisis de este puñetero país, en el que la segunda oportunidad, no existe como en otros países.

 “Hace 20 años el currículum era un pedazo de papel. Ahora todos tenemos una identidad digital que va mucho más allá del currículum. Nos hemos convertido todos, los que están en la red y los que aún no, en potenciales productos de marketing: todos los datos que se pueden encontrar sobre una persona o una empresa en la web generan marca, personal y/o profesional”. Y así sucesivamente afectando corporaciones e instituciones.

Y ahora dicho, ¿Cuál es su comportamiento respecto a la información online?.

La mayoría de empresas de trabajo temporal aseguran que:

– El 86% de las empresas consulta las redes sociales de los candidatos preseleccionados antes de tomar una decisión de contratación.

– El 55% de los profesionales de redes sociales encuestados ha reconsiderado su decisión de contratación después de consultar los perfiles en redes de algún candidato preseleccionado; el 36% lo ha hecho empeorando su decisión.

– Tan solo un 21% de las empresas ha seleccionado a un candidato por su actividad en redes sociales.

– El 31% de las organizaciones ha desestimado la candidatura de algún aspirante a un puesto de trabajo por la imagen que proyectan en alguno de sus perfiles en redes.

Por otra parte, podemos contarte cuáles son las ventajas de la presencia en las redes sociales a la hora de tomar la decisión sobre si contratar o no a un candidato.

¿Ventajas?

Suponen una gran ventaja en lo relativo a una mayor accesibilidad de comunicación con otros profesionales de cualquier sector, haciendo más fácil la conexión dentro del mundo laboral.

¿Posibilidades?

La posibilidad de ofrecer a las empresas tan fácilmente el propio Currículum Vitae, de forma que la cantidad de oportunidades de llegar a las empresas se multiplique, hace que la capacidad de alcance aumente significativamente. Un claro y popular ejemplo sería la plataforma de Linkedln. Plataforma de la que muchos creen ser buenos gestores y sin duda les queda mucho por aprender.

Seguimos!

Decir que sirven de gran ayuda a la hora de construir y vender la imagen personal las plataformas como LinkedIn. Las empresas tienen las herramientas para saber “lo que quieran” de los candidatos, así que se puede hacer uso de esta arma de doble filo para vender aquello que se quiera sobre uno mismo a la hora de encontrar un nuevo trabajo, aprovechándose de sus interacciones en todas y cada una de sus publicaciones.

¿Desventajas de la exposición en las redes sociales?

Como se ha indicado, esta última ventaja puede también perjudicar al interesado en el puesto, debido a que la empresa puede llegar a saber incluso cosas que quizás no convendría o se querría que supieran, pero tampoco si consideran un perfil interesante, se detienen a preguntar, ante la masiva afluencia de candidatos. Mi experiencia lo confirma.

Suponen una pérdida de la intimidad y de la privacidad. La exposición de la vida diaria (que suele ser el contenido de las redes sociales más comunes, como Facebook o Instagram) puede jugarnos una mala pasada haciendo públicas las carencias y debilidades, no solo las fortalezas. ¿Lo sabías?

¿Pero qué hacer para evitar que esto perjudique tu perfil?

La estrategia ideal para ello es la atracción mediante la demostración de las capacidades de uno mismo y lo que puede aportar en su futura posición.

Cuanto mayor es la centralización por parte de las empresas en el uso del Social Media como método para seleccionar su plantilla, es mucho más importante estar presente en ellas y hacerlo de forma efectiva. Los candidatos a los diferentes puestos deben centrarse en crear un buen perfil y mantener una buena imagen, poniendo a las redes sociales en el centro de su estrategia de búsqueda de empleo.

Es necesario actualizarse; la presencia en redes sociales en todos los aspectos de la vida cotidiana aumenta de forma exponencial.

En definitiva la nueva disruptiva laboral, y su cambiante situación diaria nos condiciona a todos. Y cuando digo a todos es todos, el que no lo crea, es que ya no es consciente de su situación y de la del país que vive.

Bueno,…gracias por seguir mis publicaciones y sobre todo por leerlas. Y ya lo sabes, si necesitas nada, contáctame, encantado te ayudaré.

At.Antoni Iraola.