Arrancamos una nueva semana. Y ya van 3. Pero esta es aun diferente a las otras dos anteriores, pues hoy se pone punto final a la actividad no esencial. Por una parte, algo completamente lógico pues debería haberse realizado esta acción, mucho antes. Por otra parte, el fin para muchos. (PYMES, autónomos, etc.…)

Y ya no justo ahora, sino des de hace días. He dejado de ver de manera masiva los medios. Incluso las redes, llenas de nada y vacías de todo. Esperemos que nieve esta semana, ayudaría a cambiar la tendencia y el enorme contenido vacío que se vierte en ella.

Hasta ayer mismo, escuchaba, leía y observaba a todos aquellos que tenían cierta credibilidad, y la perdieron. Observaba y escuchaba cientos de oportunistas y expertos de nada, que también la perdieron.

Esperaba y creía que los políticos estarían a la altura, y tomarían las medidas certeras y correctas, como parte afectada de esta mierda. Que los países de la unión irían a la una ahora más que nunca. Y que la palabra, “Unión “, porque ya no es más que eso, sería más indestructible que nunca. Y no más débil que nunca.

Pues señores, yo ya soy uno de los cientos que no espera nada, más que un sálvense quien pueda. Esto es el siguiente paso. Y no referente a lo sanitario. Admirable y descomunal ejercicio de solidaridad, empatía y profesionalidad la de los miles y miles de médicos, enfermeros y personal sanitario que se esta jugando la vida por los demás, ellos merecen todo, sin discusión alguna. Lastima que, en agosto, los habremos olvidado todo. Típico de la cultura occidental.

“Nos cuesta mucho aprender y olvidamos muy rápido”.

Y es que algunos siempre me habéis tachado de catastrofista. Y pudiera haber sido así en tiempos “A “, pero ahora no. Dado que la debacle que nos viene encima es un pelín grande. Y a todos, menos a nuestra clase política, va a superarnos en mayor o menor medida. A ellos les llegará un poco más tarde,,…ya lo veréis.

Pero os contaré algo. Aquello que no se dice y esta ya sucediendo. Para que reflexionéis, sino lo habéis hecho ya. Vamos a ello.

Es por todos sabido, que España, y solo España esta al 120% de su PIB. Es por todos sabido que la caja de las pensiones esta vacía. Es por todos sabido que fuimos rescatados por el FMI con 70.000 millones de Euros regalados a la Banca y aun así nos cobraron a todos por respirar, y que no devolvimos ni un solo euro a Europa. Solo intereses.

Es por todos sabido que llevamos años sin invertir en I+d, Sanidad y nuevos mercados que desenvelejar a parte del turismo geográfico ya de por sí, sobrexplotado y en caída libre. De ahí el concepto “low-cost “, en mi especialidad, el Marketing en el Branded corporativo.

Es por todos sabido que nuestros mayores, han estado impulsando la economía y manteniendo a miles de familias con sus pensiones retributivas ya de por si bajísimas tras una vida de esfuerzos y penurias. Y ahora se mueren solos, y se despiden a través de una tablet. Que triste el ser humano.

Y así un sinfín de cosas. ¿Verdad? Cierto….no hace falta nuevas la cabeza. Lo sé.

Pero quien dice la verdad en toda esta historia. Y el por que de la misma. Sencillo. Ahí va un símil.

¿Qué sucede cuando una gran corporación hace fallida? Que sus acreedores dejan de cobrar.

¿Cierto? Veraz como la vida misma.

Es entonces cuando debes dejar de pensar en España, como la España única e indivisible de Vox, PP y Ciudadanos, sino en la España quebrada del PSOE, Podemos, PNV, ERC, CIU y todos los que abanderan el mensaje mentiroso que están vertiendo.

 ¿Por qué?

Por qué España, ya es una gran compañía en fallida, liderada por unos gestores pésimos (todos los partidos políticos, todos ), que ya heredaron de sus antecesores, un desastre infumable en mayúsculas bajo un lema; mierda para el que venga detrás.

Un barco lleno de grietas y de por si quebrado. Y curiosamente no todo es culpa de Sánchez. No le restemos méritos al chaval. Es ahora mismo un capitán, que intenta salvar a un Títanic, bajo la promesa de alguien que le dice, no corras, nos hundimos, pero tú y los tuyos no. Aunque al final, será que sí. Ya lo veréis. (su manual de resistencia, solo será papel mojado)

Pero, volvamos a lo que nos tenía en vereda.

Quienes son los acreedores de España. ¿El FMI? ¿Y quién representa el FMI? Los mercados internacionales, ¿la bolsa y esa famosa Unión de la que hablábamos unas líneas más arriba, os acordáis? Yo sí.

Pues tras toda esta historia acelerada a velocidad de la luz ( crisis ), hay un trasfondo de impagos, quiebras y suspensión de un sistema caduco ya des de hace años. El Capitalismo de bolsillo. En el que muchos se han enriquecido y en los que la mayoría, somos y seremos pobres. Y señores. Ya llegamos al fin, solo que ahora en cuestión de meses, no más de dos, por cierto.

Despertaremos de esta gran mentira que empezó con los atentados en las torres gemelas por allá el año 2001. ¿Os acordáis? Justo entonces todo lo que ahora ya llegaba a su fin, era perfectamente visible, aun que como no habían ganado lo suficiente con las suprime, etc…decidieron que debían alargarlo un pelín más. Pues ahí estamos.

Entonces el culpable, fue el islam, los bancos y la población. Y como tales, cada uno de ellos pagamos con creces nuestra parte de culpa. Llamadle rescate bancario, si queréis.

Existían culpables tangibles (nuestra mente enfermiza en la compra y consumo de bienes existenciales como una vivienda), y con ellos justificantes de derecho a cobro.

Justo entonces la gran irrupción de internet y las nuevas tecnologías. Muchas excluyentes y discriminatorias, aparcaban a un retiro indefinido a miles de personas (todo lo procedente de un exceso de personal de la construcción poco cualificado y sin formación y a la quiebra de sus familias), sin posibilidad de adaptarse a una nueva realidad. Mientras de manera silenciosa, se educaba a nuestros hijos, en la gratuidad de algo que des de ya, dejará de ser. “El internet de las cosas “o “ Internethofthings “ que hay quien le gusta más.

Nuevos sistemas. Nuevas normas. Nueva manera de vivir. Y más desunión que nunca entre estados y países. Y, sobre todo, distancia entre personas. Todo más impersonal que nunca.

¿Pero que será lo siguiente a mi humilde parecer?

Para mí que soy un ignorante de todo y mucho, así como un espectador incansable, que sufre y mucho por los míos como tantos cientos de españoles hoy. Empiezo a pensar en la palabra “Desunión“.

  • Desunión Europea.
  • Retorno a algo de lo que no debíamos haber salido. (Claro esta que alguien hizo un gran negoció con todo ello)
  • Devaluación y visión infumable del nivel de endeudamiento de todo tras la re-conversión olvidada de una moneda a la otra. (Salida de la zona Euro, como el Brexit)

Y es que señores. Estamos a las puertas de volver a empezar. De algo que lo esta cambiando todo. De un culpable tangible en forma de enfermedad amenazante y no discriminatoria. Pues afecta a todos y puede acabar con todos.

Algo a lo que no podremos pedirle explicaciones y que les va grande a nuestros gobernantes. Y que a mí humilde pensar, parece planeado al 100%.

Un plan magistral. Elaborado y ejecutado a la perfección que nos conduce a todos sin exclusión, a una nueva era. La era post-Covid19. Una nueva era en la que nada volverá a ser igual.

¡¡¡Feliz e increíble semana a todos!!!

Antoni Iraola.