la vida

La vida. Por Antoni de Iraola

 

Hace no mucho tiempo, aprendí que la actitud ante la vida determina la existencia.  “La actitud es más importante que los hechos “.

Y que no debemos defraudarnos a nosotros mismos por un resbalón o tropiezo, pues en realidad, somos el principal por qué y para qué de la existencia de esta, nuestra vida, tenga el sentido y la dirección correcta.

Hay que interpretar la vida como un escenario de incesante aprendizaje, dotándola de sentido y objetividad. Proveámonos de antídotos conductuales y de vacunas cognitivas, debemos eludir el riesgo que nos lleva a la autodestrucción.

Es muy importante pararse para reflexionar y conocer de qué va la vida y como hacerla buena y mejor. Educarnos para esta, dado que la vida no es previsible, y esta es la única manera de afrontar los momentos “críticos” que nos da nuestra existencia.

Riámonos de la vida, eso es vivir. No esperemos a vivir, sino vivámosla.

Hay que aceptar que no siempre se puede estar en todas partes al cien por cien, hay que asumir que, en gran medida, estamos donde estamos por lo que hemos hecho o dejado de hacer y debemos aceptarlo. Luchemos contra la indefensión aprendida, y decidamos donde situarnos.

“Siempre estamos a tiempo de ser quienes queramos y deseemos ser, solo debemos ir a por ello”.

En esta semana que empieza, para mí finaliza una nueva etapa, un nuevo año, mucho mejor que otros anteriores. Para empezar la era del “38 “.

Y sí, tengo muy muy claro dónde voy y donde quiero ir, porque tal y como comento anteriormente, me detuve un día y acepte, entonces entendí que el camino no era el correcto y lo modifique.

Seguiré entrenando, seguiré esforzándome en todo y lo más importante, seguiré disfrutando de la vida, bien sea en el trabajo, con los amigos, con mis dos enanos o en la montaña, pues eso es la vida, simplemente vivirla!!

Feliz e increíble semana a todos! Antoni de Iraola.

 


superacion personal

Camina y no te detengas. Antoni de Iraola.

Arrancamos un nuevo mes.

Para muchos un mes en que termina una vieja etapa, y empieza un nuevo año.

Las voces ajenas no saben de qué estas hecho, no conocen tu potencial ni lo limitadas que son tus fuerzas en momentos puntuales; pero ni tú mismo a veces lo sabes. Por eso, Camina y no te detengas. Por Antoni de Iraola.

Y es que solo cuando camines, corras y luches por tu pasión, por aquello que te quita el sueño, aquello que te quema por dentro, sabrás de lo que eres capaz.

La verdad está dentro de ti y solo a ti te corresponde ponerla en marcha.

Antoni de Iraola. Owner.

superacion personal

 


gente toxica

“No permitas que nadie tome el control de tu vida ni boicotee tus sueños “, evita la gente toxica. Antoni de Iraola.

 

Todos en algún momento de nuestras vidas, nos hemos encontrado con personas problemáticas (jefes, amigos, familiares, etc.)

 

En todo grupo humano, ¿Quién no se ha enfrentado con un manipulador que quería que hiciera todo lo que disponía, con un psicópata que se había predispuesto a hacerte la vida imposible, con un jefe autoritario que pensaba que podía disponer de su vida las 24 horas del día, con un amigo envidioso que celaba todo lo que hacia, incluso a que hora salía y entraba a su casa y con quién?

Muchas veces permitimos entrar en nuestro círculo más íntimo a los chismosos, a los envidiosos, a gente autoritaria, a los psicópatas, a los orgullosos, a los mediocres, en fin gente TOXICA, a personas equivocadas que permanentemente evalúan lo que decimos y lo que hacemos, o lo que no decimos y no hacemos.

Estas personas “ TOXICAS “, que potencian nuestras debilidades, nos llenan de cargas y frustraciones, nos impiden avanzar. Ellas, por cierto, saben todo lo que pasa en el ojo ajeno, pero se olvidan de ver lo que tienen en el propio.

 

“No permitas que nadie tome el control de tu vida ni boicotee tus sueños “, evita la gente toxica.

Procura conectarte con la gente correcta, confía en ti. Estas capacitado para hacerlo! Si tienes claro tu propósito y tus sueños, podrás tener el control de tus emociones y decidir a quién quieres elegir para que te acompañen en este trayecto denominado Vida. El problema surge cuando decidimos quien nos acompañará mucho antes de tener claro adónde queremos llegar.

El propósito de tu vida es tuyo y solo a ti te pertenece diseñarlo, las soluciones a todo están en ti. Desafíate cada día a más, a mucho más, habrá muchas personas que darán valor a tus sueños.

Otras menospreciaran todo lo que te propongas, mí consejo, no des crédito a ninguna de aquellas palabras o sugerencias que provengan de gente toxica, oídos sordos.

El que no se alegra de tus avances, de tus sueños, que diga lo que quiera. Tú prosigue hasta la meta, no te amarres a quienes no se alegran de tus éxitos, se libre de cada una de sus palabras, no idealices, no esperes nada de nadie. Proponte ser excelente, no te conformes con menos, pues está a tú alcance.

 

Aprendamos a negociar, pero no cedamos nuestros derechos, nos pertenecen. Disponemos de dos palabras todos los seres humanos y estas son imprescindibles, “Si “y “No “.

 

Ambas nos serviran de gran ayuda para resolver cualquier diferencia que podamos tener en nuestros vínculos interpersonales, pues vivimos inmersos en una sociedad, somos seres sociales y, por lo tanto, necesitamos aprender a relacionarnos de forma saludable. Convivir es difícil, pero os aseguro que se puede, sin gente toxica!

( Puntualizaremos con tal de dejar claro que  no quiero faltar a nadie, que la utilización del término “ toxico “ referido en si a personas físicas y a los efectos perjudiciales de estas sobre las demás personas del mundo, mediante conductas perjudiciales, no es un invento mío. Es a partir de la década de los 80, que se inicia a la utilización de esta expresión con referencia a las relaciones humanas, tanto en costumbres toxicas, relaciones toxicas, lideres tóxicos incluso organizaciones toxicas.)

 

Gracias de corazón a todos los “ Tóxicos “ que hacéis de mí, alguien mejor, día tras día!!!

Antoni de Iraola.

gente toxica


vida

Todo en esta vida, tiene un porqué. Por Antoni de Iraola.

 

Todo en esta vida, tiene un porqué.

Y seguramente habrás oído que nada sucede por nada, y es verdad, te lo puedo asegurar por propia experiencia.

Cada momento que vivimos, des que nos levantamos hasta que nos acostamos, nos indica, enseña y avisa de acciones futuras que deberemos afrontar.

Nuestras vidas como las conocemos hoy, son veloces, muchas veces no sentidas y pocas veces disfrutadas. Multitud de acontecimientos ocurren a diario a nuestro alrededor sin darnos cuenta, y es por qué no estamos atentos aun que creamos que sí. Nos quejamos, divagamos y restamos hieráticos e inmóviles esperando algo que si no salimos a buscarlo, no lo encontraremos, y que por sí solo no llegara. “oportunidades en general".

Creemos ser diferentes a los demás y seguramente es que los demás a veces luchan objetivamente y no como podemos estar haciéndolo nosotros. Un ejemplo sencillo y que vivimos a diario los que tenemos la suerte de trabajar, vemos a diario que nuestra jornada laboral se reduce en tiempo, disponemos de mayor tiempo para otras cosas, y es porque nos está mostrando que debemos ser más eficientes y aprovecharlo.

Vivíamos engañados en la realización de horas sin parar, para llegar al viernes exhaustos, y a mí pensar nos equivocábamos en seguir la dinámica, yo el primero. Dicho esto, conviene reorientar nuestras prioridades, coger una hoja en blanco, anotar notas, ideas, planteamientos de derecha a izquierda, que nos conviene y que no, cuáles son nuestras prioridades y detenernos a pensar. Una vez efectuemos este sencillo paso, tremendamente difícil aunque sencillo de apariencia, y nos lo apliquemos nuestra vida como la conocemos posiblemente mejorara.

Quiérete, cuídate y haz lo que te motive. Aplícalo a los tuyos, compártelo en tu vida privada y profesional y sigue con paso firme hacia adelante sin que nadie ni nada te detenga.

 Veras como todo avanza, porque al final el tiempo pasa, la vida pasa, y no te espera, el ayer no volverá, sino que llegara el mañana, y debes ser tu quien la sigue, controla y sencillamente la vive, para eso está la vida, para vivirla.

vida