¿Si no tuvieras miedo al fracaso, qué harías?

 

Estamos ante una situación de colapso de todo el sistema Sanitario y financiero. Y frente a ella, nos ronda a todos el fracaso. ¿Estas preparado para volver a empezar? Yo sí… Pero empecemos por el punto nº1. Que significa la palabra “Fracaso“

Fracaso.

nombre masculino

1.

Resultado adverso en una cosa que se esperaba sucediese bien.

"mi proyecto ha sido un fracaso"

2.

Suceso adverso e inesperado.

"sus fracasos sentimentales le llevaron a la convicción de que no había un infierno mayor que el matrimonio".

 

¿Vistas estas dos definiciones, con cual te quedas, si en tu vida hoy, antes o en un futuro inmediato estas a punto de fracasar en algo, dada la situación a la que nos estamos enfrentando todos? ¡Yo lo tengo muy claro!

España, como todos la conocemos, esconde cientos de miles de fracasos y más que va a esconder, pero mucho me temo que otros miles o cientos, no podrán esconderlo, viendo el panorama y el devenir de los acontecimientos que están sucediendo.

Se avecinan, fracasos emocionales, empresariales, en retos deportivos, en objetivos no cumplidos, en definitiva, en cientos de cosas de una lista infinita, que nos incluye a todos, y a todos terminara por afectar en mayor o menor medida en lo personal.

Y es que cierto es, que a diario, millones de personas fracasan, en todo el mundo, y ahora más que nunca están a punto de hacerlo (por cierto, palabra tremendamente humillante para todos aquellos que la escuchan y la sienten en sus pieles, y con la que muchos se llenan la boca y son capaces de no atragantarse), y aun así deberíamos recordarlos que posiblemente a ellos alguna vez les suceda, aun que el sol siga saliendo y poniéndose cada día. Cierto, ¿no?

¡Yo digo que sí¡

Pero ¿cuántos de ellos, quieren o han querido fracasar?, ¿si estuviéramos en una clase, como cuando íbamos al colegio, quien levantaría la mano? ¡Nadie verdad!, o sí, siempre existe y existirá alguien despistado, como cientos de nosotros, que aún no nos habríamos percatado de ello, que ya hemos fracasado o vamos a fracasar nuevamente. Pero no por eso, somos menos persona que nadie, ni en ningún momento buscamos llegar a esa situación ni provocar las consecuencias que conlleva, que son muchas, muy duras y crueles, os lo aseguro. Yo fracasé en el 2008, nada que ver con mi situación ahora, y lo perdí todo, familia incluida, pero renací, no me quedo otra, como vamos a tener que hacerlo todos ahora nuevamente. Nadie se va a escapar de esta.

Y es que en España, nuestra educación y forma de ser, va condicionada al fracaso y a la derrota, y más en nuestra cultura. Fracasar está considerado igual a un delito, y conlleva discriminación y exclusión social, al mismo tiempo que ensalza la felicidad de nuestro vecino o amigo más próximo, pues esta realza sus debilidades, y empequeñece tus nuevas posibles victorias o logros, presentes y futuros. Mientras este sonríe contemplándote, infeliz y descontento con el mismo.

Sucedió con la crisis del 2008, en la que muchos palmaron, mientras otros tantos se escaparon por muy poco. ERTES’S, ERES, EROS, Suspensiones de pago en toda regla, insolvencias y otras muchas situaciones complicadas de más, que ya no solo afectaran a nivel empresarial, sino también a nivel personal y sobre todo particular, porque tras esta pandemia, de la que no se escapará nadie, todo deberemos reinventarnos, y volver a empezar de nuevo. Dejando muy claro, que el sistema de vida que llevábamos justo antes de la Pandemia habrá fracasado, y con él, nuestra manera de ganarnos el pan.

Por eso, si muchos de nosotros tuviéramos la más mínima oportunidad de ver mundo, de viajar y conocer otras culturas, veríamos que en ellas el valor al fracaso no es 0, y la recompensa a este, puede llegar a ser 1000 o infinitas.

Ya solo sea por todo lo vivido. Que no es poco.

¿Y por qué?,

Porque lo intentaste, así de sencillo. E hiciste algo, que los demás o muchos otros, no tuvieron valor de hacer. ¡Ni harán nunca!

Vivimos en una sociedad acomodada, y tremendamente conformista, hasta que llega el día en que alguien o algo se mea en la puerta de nuestra casa ( COVID-19 ), y justo entonces, alhomejor, te percates y dejes de ignorar que algo está sucediendo, pues de mientras, podemos seguir delante de la TV ( por decir algo completamente legitimo ) viendo sálvame, el fútbol, o el tiempo de deportes en el boletín de noticias, que ya dura más que las propias noticias en sí, y todas esas mierdas como la Isla de los famosos, etc.., que nos mantienen la mente ocupada, y lejos de la realidad. Que, por cierto, ¡ya es difícil! pero es que los que están detrás, son tremendamente buenos profesionalmente, y lo logran...

“Por eso, digo y afirmo que hemos fracasado como sociedad y sistema, que la cultura de fracaso en España condiciona nuestra mentalidad, y sobre todo, lleva a la exclusión social en la mayoría de las veces que sucede “. Y será justo ahora, en días o meses, el momento en que nadie se escapará del “Fracaso “. Y esto deberá empezar a cambiar.

Por que no será un fracaso como tal, sino una hecatombe global de la humanidad y su egoísmo, que en definitiva, es otra variante que nos ha llevado al fracaso .

Para terminar,...

A todo ello hay que añadirle los “chismes” que surgirán. Las envidias de aquellos que sufrirán más que otros, y ese apabullante despliegue de Fake News que ya de por si desborda nuestra sociedad, la gran mayoría falsas. Noticias generadas por todos aquellos aspirantes a detectives o periodistas del radio macuto y que desinformados, actúan como primeros ministros de sus casas cada domingo, sacando a relucir su flamante coche financiado a 10 años, una mañana de domingo. y en la que una vez pasado por el túnel de lavado, con sus llantas brillantes, le aplican cera y ambientadores del chino de 1€uro, como si no hubiera un mañana.

Todos y cada uno de ellos o la gran mayoría FRACASADOS encubiertos, en las que sus vidas, monótonas, llenas de deudas y faltas de felicidad, no se atreven a aceptar la realidad, su realidad, sin el valor de darle un giro de 360º, llenándose la boca de mentiras, apariencias, y comentarios que hieren y perjudican mucho más si cabe aún, en todos los aspectos de la vida de los otros que de por si, bastante tendrán con sobrevivir a todo lo que suceda. Les diría, manténganse a un lado, y dejen circular.

Pero es que señores, “Esto es España “ y así ha sido siempre. Es un problema de educación, cultura y un enorme fallo del sistema en sí.

Un sistema bancario corrupto. Un sistema político oligárquico y más corrupto si cabe, y una sociedad empobrecida, humillada y sobre todo, y ante todo, sumisa a los hechos como estamos viendo ya, estos días más que nunca, en que la clase política sigue sin quitarse el sueldo y destinarlo a recursos sanitarios mientras los que les votan se mueren en UCIS, conectados a videoconferencias surrealistas, por que sus seres queridos ni pueden estar con ellos. Un sistema en el que la población deberá  arremangarse y rescatar una vez más, un sistema caduco y obsoleto, eso si no nos morimos antes muchos de nosotros.

Y es que, en el fondo, si todo en la vida te ha ido bien, eres un cabrón con suerte. Y si te ha ido mal, seguro que jodiste a alguien o a muchos, lo hiciste a posta y te lo tienes merecido.

Pues a ver ahora con la que esta cayendo, quien es el valiente que defiende esta afirmación. Por que en esta Pandemia estamos todos metidos, y el “Crash” del sistema, está a la vuelta de la esquina, y ya asoma las orejas.

Por eso señores y amigos lectores, tengo una mala noticia que daros," hemos vuelto a fracasar, todos" y disculpen lo diga en vos alta.

Por qué España. Esa España dividida y llena de problemas, está hecha una mierda, y faltan personas capaces de ponerse al frente, decir las cosas claras y marcar el paso, sobre todo ahora, ante una crisis pandémica mundial como la que estamos sufriendo. Y los días venideros que vendrán.

Y a mi humilde pensar, que solo soy un ciudadano de a pie, y alguien que lucha por llevar comida a casa como muchos otros miles de ciudadanos. Me permito decirte que no te autoengañes, y empieza a trazar un camino, que seguramente, te hará mucha falta a ti como a todos, incluido yo. Pues 12 semanas de parón como llevan ya en otros países, pero con la diferencia de que el nuestro país esta quebrado en todos los aspectos, condicionará y mucho nuestro futuro más inmediato. No lo dudes.

Y lo más importante, una juventud egoísta y falta en la gran mayoría de ellos multitud de valores, provocará que en muchos casos, ellos deban tomar las riendas y asumir obligaciones. Convirtiendo esta situación, en una situación de crisis enorme. En la que nuestra única solución o salida es y será aprovecharla todos para restaurar los valores que nos empujen y conviertan en una sociedad, más integra y sobre todo unida, dando paso a la segunda oportunidad que muchos de nosotros vamos a necesitar si queremos seguir progresando o lo más importante, viviendo con tranquilidad y equilibrio, pudiendo alimentar a los nuestros. Eso claro está, si no eres político o banquero, posiblemente te escapes…estos juegan en otra liga, sin antes olvidar, que es la que nosotros les hemos permitido.

¡A llegado la hora en la que todos debemos mirarnos el ombligo, todos!!! yo el primero.

Por eso digo yo, sin animo de ofender a nadie, aplicándomelo a mí mismo en primera persona.

“Fracasados”, somos todos ya hoy, viendo en que a derivado nuestra existencia en este mundo, seas de un país u otro, cultura o religión, eso da igual ya. Y por ello, mi escrito de hoy, Y su título.

¿Si no tuvieras miedo al fracaso que harías?

Yo fracasé hace 12 años y lo digo con voz alta y orgulloso estoy, y lo volví a intentar, y lo estoy intentando cada día. Y lo seguiré intentando, una vez pase todo esto. Como muchos otros.

Por eso y he ahí mi breve reflexión, sobre este mundo y sociedad, y en especial la de un país ya lleno de por sí de fracasos. Viendo el devenir de ERES, EROS, Caídas de compañías y quiebra del sistema como tal, que muchos por descontado aprovecharan.

Y justo ahora, antes de empezar a tener que remontar tras fracasar como sociedad, amigo lector y ser humano, piensa que antes de humillar, criticar, escribir, decir nada de alguien, y lo más importante, de no tener pelotas a ponerte delante de algo o alguien, procedas a mírate a ti mismo, pues culpar al otro, verter mierda sin conocimiento, es fácil y mezquino, y lo más difícil en estos días que vivimos y viviremos, es ponerte al frente como hacen los médicos de este país jugandose la vida y empujar todos unidos. Sino de esta no salimos ni de coña. ¿ Sabes por que?

" Por que es ya más que probable que seas un fracasado, y aun no lo sepas".

#yomequedoencasa #quedateencasa #todosaldrabien

Antoni Iraola.

¡¡¡Feliz semana a todos!!! Seguimos y a por todas….


¿Cuál es la diferencia entre actitud y aptitud? Por Antoni de Iraola.

 

 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE ACTITUD Y APTITUD?

Después de varias entrevistas, creo ya saberlo…

 

La actitud es lo que somos. Es decir, es nuestra personalidad y la capacidad que tenemos para resolver una situación laboral o para saber estar en una reunión de trabajo, por ejemplo.

Pero también es la forma con la que haces las cosas, tu predisposición en el trabajo, por ejemplo. El comportamiento que tienes y que forma parte de tu personalidad.

Esta es importante porque es lo primero que los demás ven de nosotros mismos. De nada sirve tener un CV de 10 si tu actitud no es de matrícula. A las buenas personas todo el mundo las quiere en su equipo, verdad?

 

Pero, por otro lado, la aptitud es aquello que sabemos. Son nuestros conocimientos, todo lo que hemos ido aprendiendo a lo largo de nuestra vida académica y con nuestras experiencias laborales, el “know-how “ de cada uno. Y esta es justo, la capacidad que tenemos para realizar cualquier función, y que realmente nos diferencia de nuestros competidores.

 

Pues hace referencia a los conocimientos adquiridos, además de las habilidades innatas, que usas en el momento de aprender.

 

Y es que la importancia de esta parte es evidente: existen muchos puestos de trabajo a los que no puedes optar si no tienes las aptitudes necesarias para ello.

 

 

Pero las aptitudes no es lo único. Tener conocimientos sobre un ámbito concreto hará que podamos optar a mejores puestos de trabajo, pero, hoy en día, el valor personal y el saber estar es un valor añadido que se tiene muy en cuenta, pero asusta y mucho.

Y aunque los dos, en la mayoría de casos en un proceso de selección, si estos dos, superan con creces los de tu interlocutor y en este caso entrevistador, seguramente serás descartado, y yo Antoni de Iraola, te lo digo por experiencia. Y eso que para nada soy una eminencia, solo faltaría, pero 20 años de trabajo y alguna que otra mala experiencia, si en mi caso fuera yo el que debiera contratar, para mi serían grandes valores que sin duda sumarian, nunca iban a restar.

 

Y es que a quien le interesa contratar al que un día podría hacer que lo cesen? Nadie verdad!

 

Pero esta es la realidad de este país donde no se valora lo que realmente se exige en la entrevista “ACTITUD Y APTITUD “ y desde Antoni de Iraola nos hacemos hincapié de ello. Sino lo que realmente no se necesita, pues el conocimiento es escaso en muchos casos, y las exigencias elevadas a cambio de unos costes irrisorios, y hoy por hoy en España, no quieren ser pagados como tales.

 

Difícil disyuntiva. Seguimos!! Antoni de Iraola.

Owner www.antonideiraola.es

 

 

 


Los miedos, y el sueño de nuestras ilusiones más preciadas. Por Antoni de Iraola.

 

Solemos permitir que el miedo, las preocupaciones y la inseguridad dominen y definan nuestras vidas. Lo sabías?

 

Les permitimos robarnos la diversión, el sueño y nuestras ilusiones más preciadas. Y es que si quieres alcanzar la felicidad y llevar a cabo todos tus sueños debes estar preparado para dar un salto de fe y enfrentar tus miedos.

 

Las causas por las que preferimos seguir jugando con lo seguro y evitamos el éxito es el temor al ridículo, a parecer tontos, salir heridos, enfrentar el rechazo o fallar.

 

Aprendemos a vivir con miedo desde nuestra infancia y a causa de experiencias traumáticas o de los mensajes negativos que vemos en todos lados. A pesar de que los miedos no son nuestra responsabilidad, solo nosotros podemos enfrentarlos y eliminarlos de nuestra vida.

Y es que si tienes un trabajo que te permite dar de comer a los tuyos, tienes un miedo terrible a perderlo. Eso hará que seas capaz de cualquier cosa por conservarlo, incluso traicionar a otras personas. De la misma forma que aquellos que están por encima de ti, se pueden aprovechar de la situación para jugar contigo, con tus sentimientos y necesidades.

El miedo, bajo mi experiencia, yo Antoni de Iraola,  es una herramienta de gran poder, que los desaprensivos usan una y otra vez para inculcar en los seres humanos el inmovilismo, la falta de cambio, el apremiar a conformarse con lo poco que se tiene, el temor a mirar hacia delante en busca de un futuro mejor, la necesidad de ser feliz en la vida…

 

En torno a nosotros, se ha creado una sociedad en la que la posesión, el consumo y el sentirte en propiedad de algo o alguien es lo que impera. Así pues, todos tenemos mucho que perder, por lo que el miedo a que nos falte algo es enorme cuanto más poseas.

 

¿Quién no es dueño de un empleo, un hogar, una familia, un automóvil…? ¿Quién no tiene miedo a perder todo cuanto ha cosechado con el paso del tiempo, y que tanto esfuerzo le ha costado conseguir? ¿Quién no tiene una pequeña propiedad al menos, por minúscula que sea? ¿Quién no teme a la pérdida?
Sin embargo, si te despojas de todo cuanto te ata, acabas por perder el miedo. De hecho, si eres capaz de liberarte del propio miedo a que te quiten algo, terminas por lograr que desaparezca. Recuerda. " Quien no tiene nada que perder, nada tiene que temer".

 

Dice un dicho popular que no es más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita. Y es totalmente cierto.

 

Si lo piensas bien, esta simple frase está analizando una gran verdad, pues creamos en torno a nosotros una sociedad de consumo que constantemente recibe estímulos para adquirir productos y bienes que realmente no hacen falta para nada.

Y es que el día que somos conscientes del enorme miedo que nos produce la pérdida, y seamos capaces de superarlo, podremos comenzar un gran cambio en este mundo que nos lleve a valorar aquellos bienes que son en realidad necesarios para el ser humano.

Emociones como el amor, la amistad, la bondad o la solidaridad, no producen miedo, puesto que son sinceras, intangibles, y pertenecen al corazón. Y ellas sí son capaces de cambiar este planeta, de llenar nuestra alma y de hacernos sentir la belleza del mundo que nos rodea.

No esperes más y súmate al cambio, te lo digo yo, Antoni de Iraola. Abandona todas aquellas posesiones físicas que en realidad no necesitas. Siéntete una persona valiosa y quiere a quienes lo merecen con toda tu alma y corazón. Deja el miedo en la cuneta, y comienza a ser feliz hoy mismo.

 

Ya ves, que como siempre, des de Antoni de Iraola, intentamos proporcionar algún que otro tema interesante y a poder ser de actualidad, pues nos gusta y mucho nuestro trabajo, y aveces diversificar si con ello, podemos ayudarte un poco más.

 No dudes en seguirnos si te apetece o a contactar con nosotros a través de nuestro e.mail provisional; toniiraola@gmail.com, resolveremos tu consulta lo más rápido posible. Seguimos!!

Feliz e increíble día a todos. Antoni de Iraola.

Owner www.antonideiraola.es

 


El fracaso hoy en España. Antoni de Iraola.

 

Fracaso.

nombre masculino

1.

Resultado adverso en una cosa que se esperaba sucediese bien.

"mi proyecto ha sido un fracaso"

2.

Suceso adverso e inesperado.

"sus fracasos sentimentales le llevaron a la convicción de que no había un infierno mayor que el matrimonio".

 

¿Vistas estas dos definiciones, con cual te quedas, si en tu vida, hoy, antes o en un futuro fracasas en algo?

 

España, como todos la conocemos, esconde cientos de miles de fracasos. Emocionales, empresariales, en retos deportivos, en objetivos no cumplidos, en definitiva, en cientos de cosas. A diario, millones de personas fracasan, en todo el mundo (por cierto, palabra tremendamente humillante para todos aquellos que la escuchan y la sienten en sus pieles, y con la que muchos se llenan la boca y son capaces de no atragantarse), y aun así, el sol sigue saliendo y poniéndose cada día.Cierto, no?

Pero, ¿cuántos de ellos, quieren o han querido fracasar?, ¿si estuviéramos en una clase, como cuando íbamos al colegio, quien levantaría la mano? ¡Nadie!, o alguien despistado, como cientos de nosotros, que aún no nos habríamos percatado de ello, que hemos fracasado. Pero no por eso, somos menos persona que nadie, ni en ningún momento buscamos llegar a esa situación ni provocar las consecuencias que conlleva, que son muchas y muy duras y crueles, os lo aseguro.

Y es que, en España, nuestra educación y forma de ser, va condicionada al fracaso y a la derrota, y en nuestra cultura, fracasar eta considerado igual a un delito, y conlleva discriminación y exclusión social, al mismo tiempo que ensalza la felicidad de nuestro vecino o amigo más próximo, pues esta realza sus debilidades, y empequeñece tus nuevas victorias o logros.

Por eso, si muchos de nosotros tuviéramos la más mínima oportunidad de ver mundo, de viajar y conocer otras culturas, veríamos que el valor al fracaso es 0, y la recompensa a este, es 1000.

 

¿Y por qué?,

Porque lo intentaste, es sencillo. E hiciste algo, que los demás o muchos otros, no tuvieron valor de hacer. ¡Ni harán nunca! Vivimos en una sociedad acomodada, y tremendamente conformista, hasta que llegue el día en que alguien se mea en la puerta de nuestra casa, entonces y alhomejor, nos percataremos de que algo está sucediendo, pues de mientras, podemos seguir mirando sálvame, el futbol, en el que ya el tiempo de deportes en el boletin de noticias dura más que las noticias en sí, y todas esas mierdas, que nos mantienen la mente ocupada, y lejos de la realidad. Que por cierto, ya es difícil!...pero lo lográn...

 

Por eso, digo y afirmo, que la cultura de fracaso en España, condiciona nuestra mentalidad y sobretodo, lleva a la exclusión social la mayoria de veces. A todo ello hay que añadirle los “chismes”. Ese apabullante desplegamiento de informaciones circulantes, la mayoría falsas, de todos aquellos aspirantes a detectives o periodistas del radio macuto y que desinformados, actúan como primerosministros de sus casas, sacando a relucir su flamante coche finaciado los domingos por la amañana, una vez pasado por el tunel de lavado, con sus llanatas brillantes, y lo más importante, la mayoría FRACASADOS encubiertos, en las que sus vidas, monótonas y faltas de felicidad, no se atreven a aceptar la realidad, su realidad y no tienen el valor de darle un giro de 360º, llenandose la boca de mentiras, que hieren y perjudican mucho más si cabe aún, en todos los aspectos de la vida de uno, y ya no solo en el laboral, y si muchisimo en el familiar.

 

Pero es que señores, España es así. Un sistema bancario corrupto. Un sistema político oligárquico y corrupto, y una sociedad empobrecida, humillada y sobretodo y ante todo, sumisa a los hechos. Y es que, en el fondo, si todo te ha ido bien, eres un cabrón con suerte. Y si te ha ido mal, seguro jodiste a alguien o a muchos, lo hiciste a posta y te lo tienes merecido.

 

Pues señores, tengo una mala noticia que daros," hemos fracasado, todos" jejejeje. Por qué España, esa España dividad y llena de problemas, está hecha una mierda, y faltan personas capaces de ponerse al frente, decir las cosas claras y marcar el paso. Y lo más importante, una educación llena de valores sobre nuestros hijos, no tanto facebook, snapchat o instagram y moviles caros, dejarnos de tantos objetivos tangibles futuros y materiales, y procurar por que a las generaciones venideras, si vuelve una crisis enorme como esta, los valores empujen y mantengan la integridad de la sociedad.

 

¡Nos tenemos que mirar el ombligo, todos!!! yo el primero..y yalo hago.

 

Por eso, digo y no quiero ofender a nadie, aplicándomelo a mí mismo en primera persona, “Fracasados”, somos todos, y por ello, mi escrito hoy, harto de todo, y más viéndole des del país vecino, Francia, qué es muy fácil atacar. Atacar desde y detrás de una pantalla, mediante un periódico, un blog, un foro o una noticia, solo por un mero afán de protagonismo, escondiendo tus miserias, aprovechándote de la debilidad del otro. Y eso es de cobardes, de fracasados y no de personas humanas e integras.

 

 

Yo fracasé y lo digo con voz alta y orgulloso estoy nueve años después, y lo volví a intentar, y lo estoy intentando cada día, pero ya fuera de este país, pues en España, hoy no es posible.

¿Y qué?, ¿por ello debo esconderme, dejar de hacer nada, y de intentarlo? No señores, el sol sale cada día, y nada va a detenerme, le guste a quien le guste.

 

Por eso y he ahí mi breve reflexión, y la de este mundo y país lleno de fracasos, en la que seguro, muchos, por no decir muchísimos lo pensareis y no lo diréis dándome la razón a todo lo escrito, en silencio y con vuestro silencio, siendo conscientes que aquello que nos ocurre a algunos y vivimos diariamente con ello, que antes de humillar, criticar, escribir, decir nada de alguien, y lo más importante, no tener pelotas a ponerte delante de algo o alguien, procedas a mírate a ti mismo, pues culpar al otro, verter mierda sin conociemiento, es fácil y mezquino.

 

Y es que posiblemente seas un fracasado, y aun no lo sepas.

Antoni de Iraola.

 

Feliz semana a todos!!! Seguimos a por todas….