La nueva anormalidad.

La nueva anormalidad de vivir y trabajar en España hoy. Es abrir tu blog para contar cosas o vertir contenido docente y terminar escribiendo sobre el Covid-19, en tu bloc corporativo.

“Y es que el virus se ha cepillado todo y a todos, y eso incluye a nuestros temas de conversación”.

La nueva anormalidad des de mi humilde punto de vista, sería quitarles la careta a los políticos y conocer sus verdaderos rostros, sus intenciones, sus oportunismos. Es no saber si mañana tendrás empleo. Convertirte en el padre de tus padres. Comprender que no somos el centro del universo y que nuestra soberbia milenaria no sirvió de nada contra un diminuto enemigo que nos regresó al lugar que nos pertenece. Es tener la oportunidad de aprender y no hacerlo como está sucediendo. De prepararnos para los efectos del calentamiento global y pasar de todo.

Y es que “la nueva anormalidad” es un ritual que empieza y termina con una mascarilla y jabón en las manos. Son los ojos que sospechan de todo el mundo. La desigualdad y sus terribles consecuencias. La avalancha de malas noticias y medios oportunistas. La proliferación de Fakes profesionales y gurús en avalancha. El sálvese quien pueda. El invierno que no pudiste despedir y la primavera que te perdiste llegar. Son las aves indiferentes a nuestro sufrimiento y los animales que por fin recuperaron el espacio que les pertenece por derecho y ahora no quieren irse. Es entender que la guerra contra el virus no terminará mientras cada 24 horas haya nuevas víctimas. Darte cuenta de que cualquier proclama de victoria es un grito de ofensa hacia las familias de luto. Que quizás no salgamos más fuertes, ni mejores, ni más sabios, sino más egoístas.Que aplaudir no va a salvarnos. Y que olvidamos muy rápido todo, con tal de engañarnos de nuestra situación.

En definitiva, que esa idea de renacimiento que es tan bonita y que funciona tan bien en Instagram, facebook o tik-Tok, puede que sea otra manifestación de nuestro ego más profundo. Como si siempre ganáramos las batallas, como si fuéramos los buenos de la película. La nueva anormalidad es entender que tal vez, quién lo sabe, no volvamos a abrazarnos y besarnos sin pensar, aunque sea por un pequeño instante, en la muerte.

La nueva anormalidad, es que parece ser que todo sigue igual o a peor, pero con mascarilla, sin saber a donde vamos.

¡¡¡Seguimos!!!


¿Te has preguntado alguna vez el porqué de tu falta de firmeza ante las cosas que te propones? Es la hora de salir de tu zona de confort.

¿Te has preguntado alguna vez el porqué de tu falta de firmeza ante las cosas que te propones?

¿Por qué, siendo una persona decidida, experimentada y seguramente preparada para muchas cosas, no eres capaz de mantener el compromiso hasta el final, cuando lo ha elegido libre y voluntariamente?

Es la hora de salir de tu zona de confort.

Todos solemos empezar con mucha firmeza y motivación: propósitos nuevos, cambios radicales, horarios rígidos, teletrabajo, gym, etc.

Sin embargo, con el paso de los días, esos propósitos, van perdiendo fuerza hasta que finalmente tiramos la toalla. Pocos son los que de por sí, pierden fuelle y persistencia, aun más si cabe, en situaciones como las que vivimos ahora, ante la impotencia de su día a día, y la negación ante la inminente salida de su zona de confort.

Como consecuencia de ello, sentimos una gran frustración e impotencia, falta de confianza en uno mismo, automachaque y, posiblemente, algún reproche de los demás ante nuestra falta de compromiso, viendo la falta de resultados. ¿Verdad? Posiblemente sí, aun que lo digas con la boca pequeña. ¿Mi consejo?

¡Stop!

Factores que influyen ante la poca constancia en la toma de tus decisiones.

Tú Autoexigencia. Punto 1.

Es posible que te hayas creado una imagen idealizada de ti mismo, recubierta de autoexigencias y conductas no libres. En su día, esta imagen complaciente y cumplidora, te pudo ser útil para conseguir el afecto y la atención que necesitabas de los demás. ¡Ahora, no!

Por eso, dices que sí a todo, por no fallar a nadie, por no generar conflicto o por obligación. Sin embargo, esto solo te lleva a angustiarte y finalmente, a romper tus promesas, entrando en un bucle destructivo que crea desconfianza en los demás y en ti mismo, porque notan que dudas. Todo ello, para no asumir esta realidad, terminas culpabilizando a otros y justificándote. ¿ Lo sabías ?

 

Y es que “El único camino hacia el compromiso real pasa por una mayor fidelidad a uno mismo, un reconocimiento de las propias carencias y un mayor entendimiento de nuestros sentimientos y necesidades reales”. Todo lo demás, es paja…!Es la hora de salir de tu zona de confort¡

Tus Inseguridades. Punto 2.

El miedo a las posibles consecuencias del resultado de tu tarea (al qué dirán, a no ser capaz, a hacerlo mal, etcétera.) claramente te limitan a la hora de ser firme en tus compromisos. Al no tratarse de una elección libre, sino condicionada por estos pensamientos y sentimientos, el compromiso irá perdiendo fuerza en ti. Si a todo ello le sumas el momento actual. Tus probabilidades de éxito son ya 1 o cero.

Recuérdate a ti mismo a diario, que tienes toda la capacidad del mundo de sobreponerte a tus sentimientos y por encima de todo, al momento que vivimos. 

Repítete la verdad, no lo que desearías que fuera y baja el listón. Frena. Ajústate al momento y adapta este a tus posibilidades.

Hoy hago lo que puedo y estoy dando mi 100% de este día y con estas circunstancias, mañana, volveré a empezar. Como si contaras. Primero el 1, después el 2, y así sucesivamente…Y felicítate a ti mismo cada día, por no tirar la toalla ante las enormes dificultades que vivimos”. En las que no solo eres tú quien las sufre. Sino todos.

Tu Falta de disciplina. Punto 3.

Este es el mayor hándicap de hoy. Una falta de entrenamiento mental hace que, a la mínima y desde el capricho, la pereza o la dejadez, termines aplazando o abandonando tus decisiones. Recuerda, te encuentras fuera de tu zona de confort, despistarte es fácil, muy fácil.

Tu No te culpabilices. El fallo es conjunto. El sistema esta caduco y con el debemos renovarnos todos. Punto 4.

Quizás desarrollaste una cierta inconstancia porque se preocuparon más por pedirte resultados que por enseñarte a desarrollar tu constancia en las tareas. Buscaste volumen y no calidad y ahora sin volumen, te cuesta mucho más encontrar la calidad. Piénsalo. ( es el stop, antes mencionado )

Es necesario pasar por aceptar la realidad de tu estado actual: “Estoy desentrenado o desplazado al igual que mis clientes”.

Pero estamos todos a tiempo de reconducir esta situación.

Esto sin duda, te puede ayudar ponerte metas cortas y realistas para poder ser firme y constante. Lo importante es empezar y llegar, no el resultado inminente esto ahora mismo, posiblemente sea secundario, cuestión de días.

Mi consejo…Comienza con un compromiso fácil y asequible para ti.

“Hoy dedicaré 15 minutos a una cosa tan simple como a la lectura”.

Programa el momento para hacerlo y cuando llegue, que nada te detenga. Demuéstrate que eres capaz. Esto te motivará para tu próximo objetivo. Te lo garantizo.

Y no lo olvides…todo esto es completamente aplicable a tu estrategia digital y la de tu compañía. Resultados a corto y medio plazo y realistas, pues hoy más que nunca estamos todos hiperconectados, y la falta de atención de los usuarios es de 99% sobre 100%

 

¡¡¡Feliz e increíble día a todos!!!

Antoni Iraola

 


13 Consejos para cuando la vida se nos pone difícil. Por Antoni de Iraola

Si una cosa, he experimentado yo, Antoni de Iraola en mi vida, son cambios y evoluciones.

 

Y aveces, en esos periodos de cambio, he llegado a leer y vivir en primera persona, cosas tan ciertas y evidentes de las que muchas veces no somos conscientes como las que ahora te cuento. No tienen nada que ver con el Imboundmarketing, ni el Seo, ni las redes. Pero si, en la Vida y fuera de esta, las redes. Telaraña inmensa que nos condiciona ya a casi todos, nuestro día a día.

 

Sabías que Siddhartha Gautama o Buda, nos dejó un legado de gran sabiduría?.

Entre tantas, 13 consejos para aquellos que están experimentando tiempos difíciles, de cambio o de incertidumbre.Y es que hay, según Buda, una forma de vivir estos momentos, una manera mucho más tranquila y el secreto tiene que ver con la actitud de cada uno, ante estas situaciones. Yo, Antoni de Iraola, ahora te las cuento, y espero te ayuden.

 

13 Consejos para cuando la vida se nos pone difícil. Por Antoni de Iraola

 

  1. Las cosas son lo que son.

Nuestra resistencia a las cosas es la principal causa de nuestro sufrimiento. Esto sucede cuando nos resistimos a las cosas como son. Si no puedes hacer nada, relajarte. No luches contra la corriente, acéptalo o de lo contrario serás consumido en el sufrimiento.

 

  1. Si crees que tienes un problema, tienes un problema. Cierto!

Ten en cuenta que todo lo que se ve a través de una perspectiva. En un determinado momento las cosas parecen difíciles, en otros no. Sabiendo esto, cuando tengas una dificultad escoge entenderla como un reto, una oportunidad de aprendizaje. Si lo ves como un problema, esta dificultad será sin duda un problema.

 

  1. El cambio comienza en ti mismo.

Su mundo exterior es un reflejo de su mundo interior. Tenemos la costumbre de pensar que todo estará bien cuando las circunstancias cambian. La verdad, sin embargo, es que las circunstancias cambiarán sólo cuando se produce este cambio dentro de nosotros. Te lo dice Antoni de Iraola.

 

  1. No hay mayor aprendizaje que equivocarse.

El fracaso no existe!!! Entiende esto de una vez por todas. Todas las personas exitosas han fracasado varias veces. Disfruta de tus fracasos como una gran experiencia de aprendizaje. Si lo haces, la próxima vez estarás más cerca del éxito. El fracaso es siempre una lección de aprendizaje.

 

  1. Si algo no sucede como estaba previsto, significa que lo mejor está por llegar.

Todo sucede a la perfección, incluso cuando las cosas van mal. A menudo, cuando miramos hacia atrás, nos damos cuenta de que lo que consideramos malo, de hecho, fue lo mejor que pudo haber pasado. Sin embargo, cuando funciona, sin duda estamos alineados con nuestro propósito de vida. El universo siempre trabaja a nuestro favor.

 

  1. Aprecia el presente.

Sólo tenemos el momento presente! Así que no lo dejes ir perdiendo el tiempo con el pasado. Apreciar tu momento presente, ya que es lo único importante. Es a partir del cuándo crea que su vida futura.

 

  1. Deja el deseo de lado.

La mayoría de la gente vive la vida guiada por los deseos. Esto es extremadamente peligroso, un deseo no satisfecho se convierte en una gran frustración. La frustración desencadena una fuerte energía negativa y se retrae su crecimiento. Trata de entender que todo lo que necesita vendrá a ti para cultivar su felicidad incondicional.

 

  1. Comprende tus miedos y sé agradecido.

El miedo es lo contrario del amor y es otra cosa que dificulta tu desarrollo. Sin embargo es importante, ya que proporciona una gran oportunidad para el aprendizaje. Cuando se vence el miedo, se vuelve más fuerte y confiado. Superar sus miedos requiere práctica, el miedo es sólo una ilusión y, sobre todo, es opcional.

 

  1. Experimenta alegría.

Hay personas que disfrutan de todo lo que les sucede a ellos. Incluso en la peor situación, hay que reírse de sí mismos. Ellos son personas que ven el crecimiento en todo. Estas personas aprendieron que es importante centrarse en la alegría, no en las dificultades. El resultado es que atraen a situaciones mucho más felices que tristes.

 

  1. Nunca te compares con los demás.

Sólo se vino aquí con una misión propia. Y es tan importante como cualquier otra persona. Sin embargo, si no puedes evitar comparaciones, compararte con los que tienen menos que tú. Esta es una gran estrategia para darse cuenta de que siempre has tenido mucho más de lo que necesitas para ser feliz.

 

  1. No eres una víctima.

Siempre eres el creador de tu experiencia. Todo lo que te sucede es atraído por ti mismo y extremadamente necesario para tu aprendizaje. Cuando algo desagradable te suceda, da gracias y pregunta: “¿Por qué he atraído eso a mi vida?”, “¿Qué necesito para aprender de esta experiencia?”.

 

  1. Todo cambia.

Todo en esta vida es dinámico, todo cambia en un segundo. Así que no vivas lamentándote. Si no sabes qué hacer, no hagas nada. El universo no para de cambiar, crecer y expandirse, así que espera, porque todo pasará.

 

  1. Todo es posible.

Los milagros ocurren todos los días, y nosotros somos responsables de los mismos. Confía y cree eso. En la medida en que consigas un cambio de conciencia, encontrarás en ti el poder de realizar milagros.

 

Y ahora, que ya sabes un poco más. Sal a la Calle, comete el mundo y vive la vida. Todo lo demás es completamente efímero.

Feliz e increíble semana a todos!!

 

13 Consejos para cuando la vida se nos pone difícil. Por Antoni de Iraola


Cómo educar a los niños en el uso de las redes sociales e internet, hoy. Por antoni de Iraola.

Conocer y enseñar a los niños las buenas prácticas en el uso de internet y las redes sociales es una responsabilidad de la familia.

 

Los padres no podemos delegar en el colegio la educación en este terreno. Des de Antoni de Iraola, te ofrecemos unos consejos para lograr que tus hijos usen de forma apropiada el móvil y los ordenadores.

El uso responsable de las redes sociales e Internet es fundamental para el desarrollo de la personalidad y la autoestima de los más pequeños, es por tanto una responsabilidad de los padres la educación de sus hijos en este sentido.

 

Aunque la edad media recomendada por los psicólogos para que los niños comiencen a usar las redes sociales son los 15 o 16 años, la realidad es que cada año los internautas son más jóvenes y empiezan a entrar en Internet a partir de los 6 años y a utilizar móviles a los 10 años de media.

 

Internet es un universo en el que estamos participando todos, tanto padres como hijos así que los padres ya tenemos experiencias para compartir con ellos que les ayudarán a comprender mejor los beneficios y riesgos.  La comunicación con los hijos es la base de cualquier proceso educativo, en este caso no lo es menos.

Seguro que tú lector mismo, ya eres usuario de alguna red social, por lo que puedes comentar sobre las últimas actualizaciones de tu muro o información interesante que has consultado de manera que puedas crear el clima necesario para hablar abiertamente sobre el potencial de lo digital si se usa correctamente. De esta forma utilizaréis conjuntamente el ordenador y descubriréis contenidos juntos.

Conviene que el ordenador esté en una habitación de uso compartido dentro de la casa, por ejemplo el salón y no en el dormitorio de nuestros hijos, sobre todo si estos son menores de 14 años.

 

 

Controla el tiempo que pasan conectados los más pequeños de la familia.

 

La mayoría de los operadores de telefonía ofrece un acceso al panel de clientes desde dónde puedes ver el consumo de datos. Podrás saber cuánto tiempo al día están conectados al móvil o el ordenador.

Obligar a tus hijos a limitar el uso del móvil a unos días a la semana o una franja horaria determinada es un buen recurso que debemos aplicar. Los límites los debemos marcar los padres.

 

Recuerda que los mejores antídotos contra el uso intensivo del móvil son la lectura y el ejercicio físico.

 

 

Hay que crear espacios "libres de móvil" como la cena o la merienda, las comidas de los fines de semana. En estos espacios los padres tenemos que ser proactivos, entablar conversaciones y compartir experiencias que les lleven a otros escenarios y conseguir que descubran que una buena conversación es más enriquecedora que el vídeo más divertido de YouTube.

Puedes comentar un libro que estás leyendo,  una anécdota que haya ocurrido ese día o alguna experiencia pasada. Haz que tu hijo participe.

Enséñales a proteger sus contraseñas, muy importante.

El uso responsable de las contraseñas es un hábito que deben tener los niños. ¡Y también los mayores!

Ellos han de saber que las contraseñas no se deben compartir con nadie que no sea de su más estricto círculo familiar como por ejemplo los padres.

También es importante recordarles que en el caso de que utilicen ordenadores ajenos como los de un amigo, la biblioteca o el cibercafé, comprueben que han cerrado la sesión completamente y que no se han guardado las contraseñas.

Explica los riesgos que supone compartir información personal en la red

A través de la compartición de información personal los niños se exponen a sufrir acoso de otros compañeros o cyberbulling.

Sobre todo hay que enseñarles que deben evitar compartir contenidos sobre orientación y comportamiento sexual, preferencias políticas y religiosas.

Además de ser una información estrictamente personal, los acosos se producen con más frecuencia contra los diferentes o los débiles: el que físicamente es diferente, el que practica una religión distinta, al que le atraen personas de su mismo sexo o el que tiene ideas políticas o sociales no compartidas por la mayoría o los líderes del colegio.

“ Mantente alerta especialmente en estos casos”.

 

Es importante que conozcan el efecto viral que tiene Internet. La rapidez con que un comentario o una opinión son rápidamente trasmitidos por las redes sociales y lo pronto que llegará sobre todo al círculo de personas más cercanas y que más daño podrían hacer.

“Los niños no son conscientes de que los contenidos se viralizan con enorme rapidez y que pueden llegar hasta el último rincón del mundo”.

Si les dais ejemplos sobre casos reales les ayudaréis a ilustrar esta amenaza para no sufrir en sus propias carnes esta experiencia que puede ser devastadora.

También los padres cometemos una enorme irresponsabilidad en este aspecto al subir fotos de nuestros hijos con demasiada frecuencia, y que puedan ser inapropiadas según en qué contexto sean subidas.

Trata de evitar esta práctica. Los hijos son los únicos propietarios de su imagen y los padres no podemos dejar su huella digital permanente para que sea compartida y esté a la vista de cualquiera.

Si tu compartes fotos de ellos con qué razón vas a explicarles luego sobre los riesgos de compartir contenidos indebidos?

 

La importancia de la "netiqueta", la buena educación en la red, el respeto y la convivencia.

Escribir un tuit ofensivo, subir un comentario insultante en alguna red, ser descarado con el WhatsApp o incluso redactar un correo con errores gramaticales o faltas de ortografía dicen más del que los envía que del que los recibe o trata de ser ofendido.

En este sentido las leyes en algunos países están siendo muy estrictas y pueden castigar con penas severas algunos de estos comportamientos aunque sean menores los que lo hagan.

Al margen del número de amigos que uno tenga en sus redes sociales, hay que saber que no todos los contactos de la red tienen que ser buenos amigos y no pueden dirigirse a ellos con la misma confianza.

“Sabías que los niños tratan a menudo a un amigo de una red social como si fuera un amigo de toda la vida, y le pueden enviar información que no debería llegarle?”.

 

Los pequeños deben saber que hay asuntos que no deben compartirse y que no todo lo que hagan o vayan a hacer tiene que ser conocido por todo el mundo.

Algunas redes te permiten compartir con grupos cerrados el contenido. Enseña a tus hijos a utilizar cada red según qué caso, o aplícale alguno de los puntos mencionados anteriormente y restríngele el acceso.

Ya ves, que des de Antoni de Iraola, siempre intentamos proporcionar algún que otro tema interesante y a poder ser de actualidad, pues nos gusta y mucho nuestro trabajo. No dudes en seguirnos si te apetece o a contactar con nosotros a través de nuestro e.mail provisional; toniiraola@gmail.com, resolveremos tu consulta lo más rápido posible. Seguimos!!

Feliz e increíble día a todos. Antoni de Iraola.

Owner www.antonideiraola.es