Son las redes un medio de comunicación social, igual como lo son la prensa, la radio o los audiovisuales?Por Antoni de Iraola.

 

Son las redes un medio de comunicación social, igual como lo son la prensa, la radio o los audiovisuales?

En esta cuestión no parece que haya discusión sobre ello, verdad?

 

 

Des de Antoni de Iraola, os invitamos a debatir sobre su estructura, funciones o formato, pero en todo caso es indiscutible su función de medio de comunicación social y de generador de opinión pública, hoy más que nunca.

En este sentido, y a pesar de que su estructura aparente y visual a los ojos del 90% de los internautas es distinta a la de los otros medios, en ellas se oculta tras la apariencia de red una realidad mucho más simple (valga la paradoja) que consiste en un conjunto de nodos de interconexión sometidos al control de alguien que dispone de un poder absoluto en cuanto a su gestión, especialmente en cuanto a los datos y contenidos que acumulan cada segundo.

 

Un breve ejemplo:

 

Así lo demuestran las políticas de control de datos de Facebook, Instagram, LinkedIn, WhatsApp, Google o Twitter, que trabajan con datos que voluntariamente les facilitamos y que manejan en la sombra a su antojo.

Primera conclusión pues.

 

Las redes son de alguien que las maneja en base a sus criterios, que para eso son sus dueños. Existe, por tanto, un primer responsable de lo que sucede en ellas: y estos son sus dueños y gestores. En ello no hay diferencia alguna respecto de los otros medios impresos o visuales.

En segundo lugar, y si bien es cierto que las opiniones en las redes se pueden vehicular con un aparente grado de libertad que permite construir un espacio de no-control (aparente) cuasi-ilimitado, podíamos decir que esta afirmación para nada es cierta.

¡Como!

 

Pregúntenles a los usuarios chinos de Google, imposibilitados de navegar con libertad, o a los usuarios de otras redes sociales en países en los que no se puede acceder a ellas simplemente porque su gestor ha bloqueado el acceso?.

 

 

 

Fíjense bien señores lectores: esto afecta, cierto, al acceso al medio –sería como el secuestro de un periódico o revista-; aunque también afecta a la gestión de contenidos. ¿O es que no existen los administradores y moderadores de foros? ¿O es que no existen los administradores de sistemas que censuran videos en función de sus contenidos, o que filtran el acceso a redes en función de quién es el usuario o de si es de pago o no? Desde luego, si se hace es que es posible.

 

Punto numero dos.

 

El control en las redes sociales existe aunque se publicite lo contrario. Por tanto, a la responsabilidad del autor del contenido difundido debemos sumar la de quien tiene la función de controlar ese contenido. En estos casos el propietario y gestor de la red. Por lo tanto y por supuesto: si puede y debe hacerlo para proteger sus intereses económicos privados (legítimos), en los que también deberá hacerlo para proteger el interés público, entre ellos el respeto al honor, la intimidad, la propia imagen, la seguridad de las personas y demás. Si no lo hace debería rendir cuentas, bien ante la administración reguladora (caso de infracción administrativa) bien ante el juez (si existe infracción penal).En este punto, tampoco hay diferencia respecto de los otros medios.

 

Vamos a por la tercera de las conclusiones. Las redes no son neutrales. Cierto?

 

Para empezar, tened claro una cosa.” Son un negocio “y a ese fin están enfocadas, no te engañes.

 

Las compañías que las explotan cotizan en bolsa y dan cuenta de su ejercicio a sus accionistas, rindiendo –si pueden- jugosos beneficios. Faltaría más. La explotación de las redes, como cualquier otra actividad, está sometida al cumplimiento de la ley y dentro de un sistema regulado: no existe –no debería existir- ningún espacio de impunidad para este tipo de actividad en la medida en que afecte al respeto de derechos y libertades de todos y cada uno de los ciudadanos –no ya españoles- sino de la aldea global que llamamos mundo y en el que habitamos todos y cada uno de nosotros, aunque no estés en la red, este tu no estar, también entras. Y otra cosa será la capacidad de acción policial o judicial para ponerle el cascabel al gato (si quieren lo tratamos otro día) Legislación inexistente hoy de manera unitaria para todos los internautas y que dificulta enormemente el hacer y estar hoy a diario en la red, que no te engañen.

 

Un problema en la red hoy, es “UN PROBLEMA EN MAYUSCULAS “.

 

En resumen, estructura, control y propiedad de las redes sociales son conceptos que las asimilan a otros medios de comunicación y desmienten la visión ingenua de que son espacios de "libertad" ajenos a todo control. Es perfectamente lógico que así sea. Lo relevante para lo que nos ocupa no es el medio, sino el fin: la protección de los derechos (libertad de expresión pero también derecho al honor, a la intimidad o a la propia imagen). Son los mismos fines sea cual sea el medio. Lógico, las redes sociales no son de otro mundo, sino de éste, dónde rigen las mismas normas: como hemos visto, no hay nada en ellas que pueda eximirlas de jugar en el mismo terreno que el resto de medios de comunicación y someterse a idénticos controles.

Otra cosa es que, por su naturaleza específica debamos establecer en las redes sociales controles adicionales.

Sirva como ejemplo, y habida cuenta del poder de los gestores de las redes y de la indefensión –cuando no ingenuidad- de los usuarios en cuanto a la protección de su reputación, deberemos cuestionarnos si deben existir límites en la Red distintos de los existentes en el mundo físico para la gestión de la reputación, y para ello trabajar conceptos como el derecho al olvido, el derecho de rectificación, el de reparación u otros que incluso en medios escritos son de muy pero que muy difícil gestión, además de ya ser una cuestión de dinero.

Negar a las redes la condición de medios de comunicación y considerarlas un espacio de libertad carente de controles es una ingenuidad (por  desconocimiento de su estructura real) pero también un atrevimiento de consecuencias imprevisibles en la medida que les otorgaría una patente de corso para operar sin ningún control y con total impunidad en el ámbito de la protección de los derechos de los ciudadanos.

 

Ya ves, que des de Antoni de Iraola, siempre intentamos proporcionar algún que otro tema interesante y a poder ser de actualidad, pues nos gusta y mucho nuestro trabajo. No dudes en seguirnos si te apetece o a contactar con nosotros a través de nuestro e.mail provisional; toniiraola@gmail.com, resolveremos tu consulta lo más rápido posible. Seguimos!!

Feliz e increíble día a todos. Antoni de Iraola.

Owner www.antonideiraola.es

 

 

 

 


“Cada vez hay más personas que sienten mal y que no valen nada si los demás no se lo reconocen”.Por Antoni de Iraola.

 

“Cada vez hay más personas que sienten mal y que no valen nada si los demás no se lo reconocen”. Por Antoni de Iraola.

 

Depresión, ansiedad y trastornos alimentarios son la tónica de una profesión idílica, de una vida de apariencias, de una vida de cara la galería que muchos jóvenes ansían.

Y en la que existen desenlaces muy extremos que pueden llevarte a la muerte, por depresión. Lo sabías? Mama, Papa, quiero ser “ Influencer “, decía.

“Piden un determinado plano de la foto, si es primer plano o de detalle. Que agarres el producto de una manera u otra, que cojas el zapato y te lo acerques a la cara o que pongas la bolsita de té de modo que se te vea colgando del bolso. En definitiva, en que la foto, en la que da completamente igual lo que anuncies, sea en bikini o bañador por narices”.

“Es el enorme precio a pagar por vivir de la imagen, y en muchos casos de las falsas apariencias”.

¿Pero qué es o ser un influencer? Por Antoni de Iraola.

 

El término alude a las personas con conocimiento, prestigio y presencia en determinados ámbitos en los que sus opiniones pueden influir en el comportamiento de otras muchas personas.

Es una denominación utilizada en el mundo 3.0. Y en la que hay quien apoya esa influencia en una página web o un blog -blogueros- y quienes lo hacen únicamente a través de sus redes sociales -instagramers, o tuiteros-.

 

Pero por qué ese afán? Porque un simple me gusta en esas redes es cada vez más caro?.

 

No únicamente en términos monetarios: los profesionales de Instagram, Twitter o Facebook acusan más y más presión sobre su salud emocional. También las condiciones laborales impuestas por las marcas tienen consecuencias nefastas en los jóvenes que buscan el estrellato.

 

Te exigen parecer feliz, que salgas contenta y esplendida”, cuentan la mayoría de blogueras, quienes prefieren mantenerse en el anonimato para no ver perjudicado su negocio.

 

El último caso conocido es el de Celia Fuentes (27 años), que fue hallada muerta tras pasar por un periodo depresivo terrible y que desemboco en un trágico final, previsto por casi nadie. Y eso que sus perfiles y el volumen de seguidores e interacciones reflejaban todo lo contrario.  

 

“A todos nos gusta gustar y necesitamos, en mayor o menor medida, la aprobación social. Lo que hacemos, al final, es alimentar el ego a través del escaparate de las redes sociales”, dado que las relaciones humanas cada día son menores, y es muy fácil, esconder sin mostrar todo aquello de lo que faltamos y anhelamos. Es la nueva y exultante enfermedad del S.XXI, y una tendencia muy, muy peligrosa,  que sin duda alguna, va en aumento.

Evidentemente la socialización digital requiere de una disciplina y un aprendizaje, ante una velocidad de adopción tecnológica rebasa nuestra capacidad de reflexión y adaptación y de ello los centros educativos, y en especial los padres deberían ser muy conscientes, no todo se vale, no todo debe ser posible. Y eso desde Antoni de Iraola, lo sabemos muy bien.

" Moralizar el uso de estas redes no resulta tan práctico como intentar entenderlas y asimilarlas de una manera consciente". 

Es factible actuar en las redes sociales de manera espontánea, haciendo lo que sentimos, dando like sin pensar en motivos ulteriores o posteando según dicte y se vive el momento. Así es y así debería ser!

 

 

Pero en toda esta historia existe un matiz que difícilmente podremos detectar siempre, y es justo que el espacio en el que interactuamos, en el que somos virtualmente nosotros mismos, está minado ya por una intención, un programa, y un solo e único objetivo. Nosotros, el producto que todos quieren y todas las marcas anhelan.

Un Me gusta! Un Like! Un Me follow!

Feliz e increíble semana a todos….Antoni de Iraola. Owner.

 

 

 

 


El fracaso hoy en España. Antoni de Iraola.

 

Fracaso.

nombre masculino

1.

Resultado adverso en una cosa que se esperaba sucediese bien.

"mi proyecto ha sido un fracaso"

2.

Suceso adverso e inesperado.

"sus fracasos sentimentales le llevaron a la convicción de que no había un infierno mayor que el matrimonio".

 

¿Vistas estas dos definiciones, con cual te quedas, si en tu vida, hoy, antes o en un futuro fracasas en algo?

 

España, como todos la conocemos, esconde cientos de miles de fracasos. Emocionales, empresariales, en retos deportivos, en objetivos no cumplidos, en definitiva, en cientos de cosas. A diario, millones de personas fracasan, en todo el mundo (por cierto, palabra tremendamente humillante para todos aquellos que la escuchan y la sienten en sus pieles, y con la que muchos se llenan la boca y son capaces de no atragantarse), y aun así, el sol sigue saliendo y poniéndose cada día.Cierto, no?

Pero, ¿cuántos de ellos, quieren o han querido fracasar?, ¿si estuviéramos en una clase, como cuando íbamos al colegio, quien levantaría la mano? ¡Nadie!, o alguien despistado, como cientos de nosotros, que aún no nos habríamos percatado de ello, que hemos fracasado. Pero no por eso, somos menos persona que nadie, ni en ningún momento buscamos llegar a esa situación ni provocar las consecuencias que conlleva, que son muchas y muy duras y crueles, os lo aseguro.

Y es que, en España, nuestra educación y forma de ser, va condicionada al fracaso y a la derrota, y en nuestra cultura, fracasar eta considerado igual a un delito, y conlleva discriminación y exclusión social, al mismo tiempo que ensalza la felicidad de nuestro vecino o amigo más próximo, pues esta realza sus debilidades, y empequeñece tus nuevas victorias o logros.

Por eso, si muchos de nosotros tuviéramos la más mínima oportunidad de ver mundo, de viajar y conocer otras culturas, veríamos que el valor al fracaso es 0, y la recompensa a este, es 1000.

 

¿Y por qué?,

Porque lo intentaste, es sencillo. E hiciste algo, que los demás o muchos otros, no tuvieron valor de hacer. ¡Ni harán nunca! Vivimos en una sociedad acomodada, y tremendamente conformista, hasta que llegue el día en que alguien se mea en la puerta de nuestra casa, entonces y alhomejor, nos percataremos de que algo está sucediendo, pues de mientras, podemos seguir mirando sálvame, el futbol, en el que ya el tiempo de deportes en el boletin de noticias dura más que las noticias en sí, y todas esas mierdas, que nos mantienen la mente ocupada, y lejos de la realidad. Que por cierto, ya es difícil!...pero lo lográn...

 

Por eso, digo y afirmo, que la cultura de fracaso en España, condiciona nuestra mentalidad y sobretodo, lleva a la exclusión social la mayoria de veces. A todo ello hay que añadirle los “chismes”. Ese apabullante desplegamiento de informaciones circulantes, la mayoría falsas, de todos aquellos aspirantes a detectives o periodistas del radio macuto y que desinformados, actúan como primerosministros de sus casas, sacando a relucir su flamante coche finaciado los domingos por la amañana, una vez pasado por el tunel de lavado, con sus llanatas brillantes, y lo más importante, la mayoría FRACASADOS encubiertos, en las que sus vidas, monótonas y faltas de felicidad, no se atreven a aceptar la realidad, su realidad y no tienen el valor de darle un giro de 360º, llenandose la boca de mentiras, que hieren y perjudican mucho más si cabe aún, en todos los aspectos de la vida de uno, y ya no solo en el laboral, y si muchisimo en el familiar.

 

Pero es que señores, España es así. Un sistema bancario corrupto. Un sistema político oligárquico y corrupto, y una sociedad empobrecida, humillada y sobretodo y ante todo, sumisa a los hechos. Y es que, en el fondo, si todo te ha ido bien, eres un cabrón con suerte. Y si te ha ido mal, seguro jodiste a alguien o a muchos, lo hiciste a posta y te lo tienes merecido.

 

Pues señores, tengo una mala noticia que daros," hemos fracasado, todos" jejejeje. Por qué España, esa España dividad y llena de problemas, está hecha una mierda, y faltan personas capaces de ponerse al frente, decir las cosas claras y marcar el paso. Y lo más importante, una educación llena de valores sobre nuestros hijos, no tanto facebook, snapchat o instagram y moviles caros, dejarnos de tantos objetivos tangibles futuros y materiales, y procurar por que a las generaciones venideras, si vuelve una crisis enorme como esta, los valores empujen y mantengan la integridad de la sociedad.

 

¡Nos tenemos que mirar el ombligo, todos!!! yo el primero..y yalo hago.

 

Por eso, digo y no quiero ofender a nadie, aplicándomelo a mí mismo en primera persona, “Fracasados”, somos todos, y por ello, mi escrito hoy, harto de todo, y más viéndole des del país vecino, Francia, qué es muy fácil atacar. Atacar desde y detrás de una pantalla, mediante un periódico, un blog, un foro o una noticia, solo por un mero afán de protagonismo, escondiendo tus miserias, aprovechándote de la debilidad del otro. Y eso es de cobardes, de fracasados y no de personas humanas e integras.

 

 

Yo fracasé y lo digo con voz alta y orgulloso estoy nueve años después, y lo volví a intentar, y lo estoy intentando cada día, pero ya fuera de este país, pues en España, hoy no es posible.

¿Y qué?, ¿por ello debo esconderme, dejar de hacer nada, y de intentarlo? No señores, el sol sale cada día, y nada va a detenerme, le guste a quien le guste.

 

Por eso y he ahí mi breve reflexión, y la de este mundo y país lleno de fracasos, en la que seguro, muchos, por no decir muchísimos lo pensareis y no lo diréis dándome la razón a todo lo escrito, en silencio y con vuestro silencio, siendo conscientes que aquello que nos ocurre a algunos y vivimos diariamente con ello, que antes de humillar, criticar, escribir, decir nada de alguien, y lo más importante, no tener pelotas a ponerte delante de algo o alguien, procedas a mírate a ti mismo, pues culpar al otro, verter mierda sin conociemiento, es fácil y mezquino.

 

Y es que posiblemente seas un fracasado, y aun no lo sepas.

Antoni de Iraola.

 

Feliz semana a todos!!! Seguimos a por todas….

 


"Internet anula la empatía” injurias y calumnias.

"Internet anula la empatía”, injurias y calumnias.

 

Ahora, Imagina que soy un niño pequeño y quiero intentar ser cruel por un momento para saber qué se siente, así que le digo algo feo a otro niño. Pero cuando veo la mirada en sus ojos me siento fatal, y esa sensación se me va a quedar grabada el resto de mi vida. Eso no va a pasar si estoy sentado en mi habitación y me dedico a insultar anónimamente y a verter injurias y calumnias a través de la red. Porque todo el mundo es un gallina y un cobarde en internet.

 

¿Me preguntas qué opino de las redes sociales? Pues opino que son una fantástica herramienta para la crueldad lo vivo en primera persona, y una brutal incubadora para la desinformación".

Hoy más que nunca mis perfiles son públicos, mis datos son públicos y aun así hay quien cuestiona sin preguntar. Me parece asombroso, la verdad. Pero mi verdadero pensar sobre todo esto es muy sencillo y claro:

 

"Ninguna invención nos ha hecho nunca más tontos y más mezquinos que internet. Y Ninguna invención nos ha mandado nunca hacia atrás de esta forma, y encima en nombre del progreso.

 

Solo el que sufre injurias y calumnias ( Antoni de Iraola ) , y ve que las leyes no te amparan en nada, ni te defienden en nada, pues el mundo no está preparado para el internet de hoy, la sensación de desamparo es brutal.

Y hoy en el día en que una persona de notoriedad relevante, y más por todo lo sucedido y sucede en este país destruido en el que muchos somos lo que pensamos que ya no existe futuro alguno, sino es este regalado que ya es mucho más que trabajar de manera gratuita, ha fallecido dicha persona, e hiciera lo que hiciera, fuera de la afiliación política que fuera, por encima de todo, era una persona y eso hay quien lo ha olvidado.

Y es que las redes, los medios Tv, Radio, la presión altísima, la discriminación social y mil circunstancias más, fuera todo cierto o no, conllevan al desvanecer de uno, y con esto no busco defender ni exculpar a nadie, son cientos de familias y personas afectadas por un sistema caduco, obsoleto, ofuscado y sobretodo desigual el que impera hoy en España.

Vivimos en una sociedad sin valores, y cuando todos estos desaparecen ( los valores ), mediante las injurias y calumnias , llamémosle por falta de educación y la desinformación, llevan a hacer prevalecer la intromisión, la vulneración de todos tus derechos, y la injusticia que junto a la falsedad, aprovechan algunos, utilizando el fracaso puntual de uno mismo, en un país totalmente hundido.

 

Termino, solo ¡Véase las noticias de hoy!, las redes y los comentarios…es una auténtica vergüenza!! Feliz e increíble día lluvioso a todos.

by atonideiraola.es 

 

injurias y calumnias