Las marcas, vistas con ojos de murciélago. Por Antoni de Iraola.

Internet hoy, las marcas que son útiles o la inutilidad de algunas de las marcas, vistas con ojos de murciélago. Por Antoni de Iraola.

A estas alturas de la película, usted amigo lector habrá oído muchas veces hablar de marketing one to one, marketing viral y de redes sociales que obran milagros parecido a la multiplicación de los panes y los peces, escrita en el antiguo testamento.

Habrá escuchado que en internet, está todo por llegar, y que peleamos por ofrecer no solo las cosas más baratas, sino gratis (enorme error) es la solución a sus problemas de venta online.

Por ello y des de Antoni de Iraola, nos vamos a permitir mantener con usted, amigo lector, una breve pero interesante reflexión de cara a hacerle llegar de forma más directa y coloquial todos aquellos conocimientos que en la actualidad existen sobre el mundo del marketing e internet hoy, empezando por una pequeña reflexión marcas que son útiles o la inutilidad de algunas de las marcas, hoy.

 

www.antonideiraola.es

Lo que pretendemos, en definitiva, es convencerle de que internet no es una moda pasajera como se llegó a pensar en sus inicios, ni es la panacea para todo y en la que todo vale, como se creía poco antes de estallar la burbuja tecnológica en los dos o tres primeros años del siglo XXI.

“Hoy en día internet es una realidad que debemos saber aprovechar como profesionales del marketing y las ventas, si queremos tener futuro comercial “. Solo eso, y que para nada es poco.

Internet y su estrategia de marketing se han convertido en verdaderas cuestiones de fe, y para algunos  montañas enormes que escalar; hay creyentes fervientes, soñadores y a veces viriles pensadores de que las estrellas mágicas sin gasto añadido existen –los emprendedores–, o otros, los agnósticos –los negocios tradicionales que piensan en hacer algo en la red–, y los ateos – negocios tradicionales que quieren permanecer ajenos a la red–.

Otros, como los apóstoles – el gremio de los consultores y los gurús que vaticinan el fin total de la vieja economía–, y los predicadores –esos mismos consultores y gurús que nos anuncian cada año una nueva teoría sin ningún fundamento de análisis y desarrollo, los cuales parecen ser seres mágicos, tocados por la divinidad de los dioses, y poseedores de varitas ultra mágicas, que nos cambiaran a todos la vida si seguimos sus consejos–.

En definitiva, el mundo físico de siempre, pero ahora en digital. Sin la necesidad de estar de cara al público, estando y más que nunca. Lo único que tu público, tus clientes o tu gente, se hayan multiplicado por cientos, muchas veces sin tu ser consciente de quienes son y para que te quieren en su red.

Antoni de IRAOLA

Pero al final, después de toda esta parrafada, la realidad es que pocos son los que de verdad te indican el camino a seguir, y que tienes que tomar, así como las decisiones correctas y como aplicarlas.

Por cierto! Y me olvidaba. El enorme poder de las marcas sobre las conductas del consumidor. El objetivo que el marketing cree a veces único. Esa entelequia que decide qué está bien y qué está mal, y qué nos predispone o nos obliga a elegir solo una opción. La que la mayoría sigue, lo sabías?

Un ejemplo; Quien no es Runner ahora?,…pero eso ya será en otro post, no en este, jejejejeje…

Mi mente, que aveces me traiciona, jejeje...

En definitiva, y lo verdaderamente importante es que. “La marca es una representación simbólica del posicionamiento que tiene o quiere tener la empresa hoy, y el posicionamiento es la forma en que la empresa es percibida en la mente del consumidor”.

Por eso, es vital que el posicionamiento se mantenga en el tiempo. Es lo que se llama diferenciación, y la diferenciación, no es más que el marketing de contenidos y sus variantes, bien aplicado.

Las marcas tradicionales trabajan sobre todo el recuerdo, y bombardean al consumidor con publicidad que lo único que puede hacer es asociar a distancia el concepto y la solución. Porque el consumidor está lejos de la oferta, salvo en el caso de promociones en el punto de venta. Algo ya un pelín obsoleto.

LAS MARCAS, VISTAS CON OJOS DE MURCIÉLAGO. POR ANTONI DE IRAOLA.

Pero en internet la marca lleva directamente a la oferta –mediante enlaces o links–, y el usuario, y la empresa que está tras la marca, tienen la enorme posibilidad de interactuar, de conocerse frente a frente, de ponerse a prueba. Y cuando el usuario pone a prueba a la marca –entendida esta como la empresa misma–, busca siempre la solución.

Para ello, la alta dirección debe estar de acuerdo en realizar un esfuerzo para conseguir que la reputación corporativa sea idéntica en la red y que el usuario no sienta que está en un portal diferente cada vez que se desplaza por cualquier web de una compañía. Internet es demasiado grande para vigilarla, por eso, conseguir la integridad de la marca no siempre es fácil, y se hace necesaria una protección de las agresiones, lo que nos obligará a centralizar la problemática, implicando mayor seguimiento y coordinación.

“ Pero en un entorno lleno de marcas y supuestas soluciones donde es muy fácil poder perderse, la marca en internet necesita no solo tener la solución detrás, sino ser identificable y accesible “.

Por eso debemos construir nombres de marca fáciles de recordar y teclear, reservar los dominios, intentamos estar con nuestra marca en todas partes, usando la publicidad on line y off line, los recursos de búsqueda, la promoción en comunidades, foros, etc. y buscamos alianzas estratégicas de marca, para que se nos asocie con otros, para que la marca sea más visible, para que la marca genere tráfico de afluencia a nuestros perfiles, y en definitiva, sume resultados en forma de ventas, o si menos no, interacciones con nuestros equipos comercial o call centers.

LAS MARCAS, VISTAS CON OJOS DE MURCIÉLAGO. POR ANTONI DE IRAOLA.

Además, en internet las marcas las construyen los mismos usuarios y su posicionamiento es algo vivo, que hay que estar controlando y escuchando al usuario, a diario, sino este nos abandona.

Pero hay que tener muy claro una premisa, y es que una marca sin una estrategia de marketing detrás nunca sirve de nada en internet. Podrá motivar visitas, pero las visitas sin una percepción profesional de calidad no fideliza, y esa es una situación demasiado frecuente en internet, sino, hecha ahora un vistazo, contemple y lea, verá como a partir de ahora, serán muchas las marcas que a usted, dejaran de aportar si cabe, algo menos de lo que ya le daban. Que muchas veces, es absolutamente nada.

Espero os haya gustado, y por qué no ayudado a seguir avanzando en vuestros proyectos y objetivos comerciales.

Antoni de Iraola

LAS MARCAS, VISTAS CON OJOS DE MURCIÉLAGO. POR ANTONI DE IRAOLA.

Aquello que buscas en Google, nos dice quién eres, qué te gusta inclusive, dónde vives. Lo sabías? Antoni de Iraola

 

Es la más certera de las conclusiones al repasar cómo el motor de búsqueda trabaja mezclando algoritmos basados en Inteligencia Artificial (IA) y el historial de búsquedas de millones de usuarios cada segundo, en todo el mundo. Y eso que el buscador, dispone de motores en cada país, para cruzar los datos mediante las arañas de búsqueda, generando más y más negocio.

 

El desarrollo del análisis de datos a través de Big Data, y los avances en Inteligencia Artificial (IA) posibilitan nuevas generaciones de aplicaciones y tecnologías web.

 

Podemos afirmar que ya hoy, la inteligencia artificial es uno de los mayores retos tecnológicos de la historia y que, en ocasiones, contribuimos a su mejora sin ser conscientes de qué valor tienen los datos que proporcionamos desinteresadamente a través del uso de redes sociales y aplicaciones cada día de nuestras vidas.

 

Esos datos, cientos y miles de ellos, permiten que la IA nos identifique y nos perfile, y son tan únicos como nuestro ADN, os lo podemos asegurar des de @byantonideiraola 

 

En la actualidad, una parte importante de los tres millones de búsquedas que se realizan por minuto en el buscador Google son interpretadas por un sistema conocido como RankBrain que está basado en IA, así lo afirman des de Google.

El hecho intrigante sobre la tecnología de Google, Facebook, Amazon, IBM o Microsoft y sus algoritmos basados en la IA, es que aprenden por sí solos de las consultas, publicaciones y acciones que realizamos en Internet.

Y estos algoritmos realizan cada día actualizaciones que desarrollan por sí mismas mejoras en los resultados que ofrecen. Adaptemos este hecho a la conocida aplicación de mensajería basada en IA Google Allo.

 

“Google Allo” añade a las funciones de mensajería instantánea un “asistente virtual” con el que puedes chatear, hacer preguntas o bromas instantáneas y en tiempo real. Este ayudante llamado Google Assistant puede por sí solo comprar entradas para ir al cine, reservar una habitación de un hotel, enviarte diariamente un resumen del tiempo y de las noticias que te interesan o programar tu agenda semanal. Estas funciones ponen de manifiesto la afirmación de Bill Gates en la tercera edición Reddit AMA —Ask Me Anything, un formato de entrevista virtual entre miles de usuarios y el personaje—: “Primero las máquinas harán muchos de los trabajos por nosotros y no serán muy inteligentes. Esto tendría que ser positivo si lo manejamos bien pero será suficientemente fuerte como para ser preocupante”.

Justo en este punto damos inició a la inteligencia artificial… 

La inteligencia artificial es clave en el futuro de Google —el buscador—, sus métodos y técnicas ya son las responsables de resolver gran parte de las búsquedas textuales y por voz que se realizan a diario en todo el mundo. La  IA es usada, para transformar lenguaje escrito a entidades matemáticas conocidas como variables o vectores, para que la consulta que realiza un usuario pueda ser entendida y procesada por un ordenador. Por ejemplo, si atendemos a que alrededor del 15% de las búsquedas en Google no se han realizado nunca antes, el procesador de IA de motor detecta una palabra o frase que no reconoce, realiza una muestra de palabras o frases que pueden tener un significado similar —sinónimos— y filtra los resultados atendiendo a procesos de concordancia de palabras clave. El posible resultado de esas búsquedas arroja un elevado porcentaje de éxito al filtrar el resultado sobre lo que ha solicitado el usuario. ¿Es magia? No! Es un “robot” que piensa por sí solo y ofrece una respuesta con una probabilidad de acierto del 80%. Es Inteligencia artificial.

Esas variables o vectores matemáticos a los que hacíamos referencia no son más que resultados de la combinación de datos que los usuarios ofrecemos de forma desinteresada y que ayudan a la mejora de estos algoritmos. No es un secreto que los datos son la principal fuente para el desarrollo y la mejora de la IA. El acceso a estos datos permite desarrollar nuevos algoritmos, y, sobre todo, aumentar su eficacia para que produzcan resultados de calidad y que se adapten a condiciones cambiantes.

Gracias a los datos y a los nuevos algoritmos tenemos recomendaciones, ofertas o incluso diagnósticos médicos más precisos.

De este hecho nace la importancia de conocer cómo y qué datos ofrecemos, en ocasiones sin ser conscientes, a través del uso de herramientas web como redes sociales, motores de búsqueda o aplicaciones.

Veamos algunos ejemplos a tener en cuenta cuando navegamos por Internet a través de un ordenador o nuestro smartphone.

 

La ubicación

Los smartphones tienen la capacidad de rastrear tu ubicación geográfica para que puedas utilizar algunas aplicaciones a modo de GPS. También los ordenadores. El uso de aplicaciones de transporte o mapas se ha vuelto prácticamente cotidiano para los dueños de un móvil inteligente, muestra innegable de su posición como herramientas indispensables de la movilidad del futuro.

Con el análisis del historial de ubicaciones de tus dispositivos, un algoritmo de predicción basado en IA puede “adivinar” (con porcentajes muy altos de efectividad) cuál será tu destino para la próxima semana y cuánto tiempo estarás en cada sitio que visites.

 

Redes sociales y servicios web

Los motores de búsqueda son la principal herramienta para encontrar información en Internet. Las redes sociales, en cambio, lugar en el que los españoles pasamos más de 10 minutos por día según multitud de estudios, son la principal fuente de datos personales públicos que los usuarios compartimos.

Al utilizar los servicios que ofrecen empresas como Google, Facebook, Amazon, Bing o Yahoo, debemos ser conscientes de lo que compartimos. Hablo de datos tan importantes como las consultas de búsqueda, intereses, rango de edad, comportamiento de compra, música, amigos, familiares...

Con ello, la IA artificial puede mejorar los resultados de productos relacionados con tus intereses, ofrecerte contacto con nuevos usuarios o familiares en Internet, asignar un rango y perfil de edad, e incluso “adivinar” qué producto estarás interesado en comprar en el futuro.

 

Las cookies ( no son galletas )

Una cookie es un archivo que instalan las páginas web a las que accedes en tu navegador y que contienen pequeñas cantidades de datos. El propósito de las cookies es identificar al usuario almacenando su historial de actividad de manera que, por ejemplo, se le pueda ofrecer el contenido más apropiado según sus hábitos de navegación.

 

El big data y la IA ofrecerán eficazmente diferentes formatos de publicidad en tu navegador y redes sociales basados en tus intereses. Seguro que te ha pasado alguna vez que un banner de unas zapatillas que te gustan te ha perseguido durante semanas por tus perfiles en redes sociales y navegando en Internet. Incluso llegan a presentarte promociones en momentos determinados solo para ti. Todo gracias a las cookies,cuya política se especifica obligatoriamente al entrar en cualquier página web. 

 

Las aplicaciones

La mayor parte de los ingresos de las aplicaciones gratuitas que se encuentran en Google Play o App Store de Apple provienen de las compras realizadas dentro de las aplicaciones gratuitas conocidas como compras in-app.

Tal y como puedes esperar, no es un secreto que la IA a través del análisis de datos como el comportamiento del usuario en una app, sus preferencias y el tiempo y hábito de uso, permite mejorar la publicidad, la definición del target que utilizará la aplicación y consecuentemente la rentabilidad y calidad de esa aplicación. También puede analizar y predecir qué tipo de juegos te gustarán en el futuro y cuándo ofrecerlos para que los compres.

 

¿Debes cuidar y mucho, los datos…lo sabías?

 

Quizá ahora veas el valor que pueden aportar tus datos como usuario en Internet. Aunque parezca lógico, debes tratar de no publicar la información privada en redes sociales o buscadores, ya que no solo la IA puede utilizar esta información para aprender sobre ti y sobre tus hábitos. Lo realmente peligroso es que lo utilicen personas desconocidas.

Configura los ajustes de privacidad del perfil de usuario y revisa si los contenidos que publicas en redes sociales son públicos o son únicamente para tu red de contactos. Plataformas como Google, Twitter, Facebook, Google+ o Instagram han hecho grandes esfuerzos en mostrar al usuario cómo pueden configurar la privacidad de los contenidos que publican. A ellos también les interesa que no ocurran incidentes con los datos que mostramos. La reputación online y la marca personal en Internet influyen exponencialmente en nuestro día a día.

Los usuarios debemos entender la importancia y el valor de nuestros datos. Y debemos ser conscientes del potencial que tiene la IA para aprender por sí misma y desarrollar acciones que en ocasiones pueden parecer magia. La IA ha llegado para quedarse y ha demostrado ser muy útil, y un uso prudente de los datos puede ayudar a su desarrollo.

Como podéis ver, des de byantonideiraola, siempre buscamos informar y proporcionar todo aquello que pueda ayudaros a avanzar y por qué no, mejorar.

 

¡Feliz e increíble día a todos!

@byanonideiraola

Antoni de Iraola.