La nueva anormalidad.

La nueva anormalidad de vivir y trabajar en España hoy. Es abrir tu blog para contar cosas o vertir contenido docente y terminar escribiendo sobre el Covid-19, en tu bloc corporativo.

“Y es que el virus se ha cepillado todo y a todos, y eso incluye a nuestros temas de conversación”.

La nueva anormalidad des de mi humilde punto de vista, sería quitarles la careta a los políticos y conocer sus verdaderos rostros, sus intenciones, sus oportunismos. Es no saber si mañana tendrás empleo. Convertirte en el padre de tus padres. Comprender que no somos el centro del universo y que nuestra soberbia milenaria no sirvió de nada contra un diminuto enemigo que nos regresó al lugar que nos pertenece. Es tener la oportunidad de aprender y no hacerlo como está sucediendo. De prepararnos para los efectos del calentamiento global y pasar de todo.

Y es que “la nueva anormalidad” es un ritual que empieza y termina con una mascarilla y jabón en las manos. Son los ojos que sospechan de todo el mundo. La desigualdad y sus terribles consecuencias. La avalancha de malas noticias y medios oportunistas. La proliferación de Fakes profesionales y gurús en avalancha. El sálvese quien pueda. El invierno que no pudiste despedir y la primavera que te perdiste llegar. Son las aves indiferentes a nuestro sufrimiento y los animales que por fin recuperaron el espacio que les pertenece por derecho y ahora no quieren irse. Es entender que la guerra contra el virus no terminará mientras cada 24 horas haya nuevas víctimas. Darte cuenta de que cualquier proclama de victoria es un grito de ofensa hacia las familias de luto. Que quizás no salgamos más fuertes, ni mejores, ni más sabios, sino más egoístas.Que aplaudir no va a salvarnos. Y que olvidamos muy rápido todo, con tal de engañarnos de nuestra situación.

En definitiva, que esa idea de renacimiento que es tan bonita y que funciona tan bien en Instagram, facebook o tik-Tok, puede que sea otra manifestación de nuestro ego más profundo. Como si siempre ganáramos las batallas, como si fuéramos los buenos de la película. La nueva anormalidad es entender que tal vez, quién lo sabe, no volvamos a abrazarnos y besarnos sin pensar, aunque sea por un pequeño instante, en la muerte.

La nueva anormalidad, es que parece ser que todo sigue igual o a peor, pero con mascarilla, sin saber a donde vamos.

¡¡¡Seguimos!!!


Crear marca personal o personal branding. Hoy más que nunca

Crear marca personal o personal branding. Hoy más que nunca

 

Cierto es que enciende el televisor, escuchas las noticias, y todo parece enfocado a la vida online. Pero cierto es tambien que, en la vida online, nada es lo que parece ni lo que realmente parece, muchas veces es nada. ¿Lo sabías?

Por eso, desarrollar una marca personal o personal branding va más allá de dar a conocer quién eres, que haces, con quien trabajas o has trabajado,  o de que el color tienes tus ojos, algo que en principio, debería de ser bastante irrelevante.

Y es que saber crear una estructura de información que te diferencie de los demás, que de valor y sobre todo, ser capaz de transmitir conocimiento, es donde radica la cuestión.

Trabajar para unos, o haber trabajo para tantos muchos, en tu porfolio bien estructurado, mostrara posibles habilidades y a veces, sin ser tu consciente, posibles carencias. No todo se vale.

En la era digital que vivimos, todos quieren tener presencia online y promociona su trabajo, mostrar sus virtudes y a través del marketing online y sus estrategias SEO-SEM, esconder sus enormes defectos, mediante mucha inversión, para seguir hacia adelante, si o si.

Pero ¿Cómo puedes hacer para destacarte entre un mar de personas que comparten un perfil similar al tuyo? En los que la gran mayoría, pueden y saben más que tú, pero son muchos los que carecen de visión comercial. Ahora te lo cuento...

Y es que no es lo mismo mostrar que vender. Fidelizar o perder. O aportar que restar. Ni tampoco Ser bueno, a parecerlo. Debes demostrar que puedes, y luego hacerlo posible. Sino, fracasaras.

Es justo ahora el momento de comenzar a trabajar en tu marca personal para impulsar tu presencia online. Siempre enfocado a resultados reales y tangibles. Todo acorde a tu inversión.

Y para ello, necesitaras dedicación y constancia antes no logres algún resultado. Por eso, lo primero que debes hacer es comenzar a construir una base sólida para tu imagen, des de cero. Y aprovisionar cierta recurrencia para llevarlo a buen puerto.

Eso significa conocerte muy bien a ti mismo. Ser capaz de identificar qué sabes hacer mejor y en que no debes entrar. Definir cuál es tu valor profesional. Qué características te hacen más visible que tu competencia y diferente a ellos, en este mar de tiburones denominado, el internet de las cosas.

Y así, un sinfín de cosas que puedes seguir añadiendo, preguntas y más preguntas, las que creas necesarias para definirte en un entorno tan competitivo como Internet, y que den valor a lo que pretendes sea tu marca.

Tener un currículum optimizado es importante, pero dedicarte solo a compartirlo en RRSS no es una buena estrategia de marketing personal, necesitaras algo más.

Necesitas dar a conocer tu perfil, experiencia y habilidades, pero necesitas una plataforma para demostrar la veracidad de ese contenido. Un bloc donde publicar, y que muchas personas y compañías rehúyen de él. Recuerda que las palabras keyboards deben ser tu gran alianza y las imágenes solo la puerta hacia el mundo que deseas mostrar, dependiendo donde y cuando desees mostrarlo, para quien o quienes. Conocer tu publico objetivo, franjas de visualización, y posibilidades entre otras cosas. Harán de tu nueva “Site”, algo diferente, relevante e interesante para los motores de búsqueda existente.

Y más allá de eso que no es para nada poco, tienes que demostrar qué aportas a tu sector, qué puede esperar una organización de ti y qué eres capaz de ofrecer, de manera clara, directa y captando su atención.

Crear marca personal o personal branding. Hoy más que nunca

Posicionar tu marca personal también te dará la oportunidad de evaluar los proyectos que se te presenten para escoger los que mejor se adapten a tus características, derivarlos a colaboradores y establecer nuevas alianzas de negoció futuras, que aporten crecimiento.

Define tu objetivo, así darás pasos sólidos. Los resultados, es poco probable que los veas de inmediato, pero si eres activo lograrás darle ese impulso que buscas para tu imagen, y hacerte un hueco en este enorme escaparate que te brindan las redes y en sí mismo, internet.

Recuerda; desarrollar una buena imagen y saber cómo venderla es imprescindible para construir una marca personal. No solo debes conocerte a ti mismo, dedícate también a evaluar a tu competencia y a configurar un perfil de tus clientes potenciales, segmenta. Cuando hayas cumplido con todos estos pasos, escoge los canales de comunicación que mejor se adapten a ti y tus objetivos.

Feliz fin de semana a todos, amigos lectores.

Antoni Iraola.


comunica_por_antoni_iraola

Comunica y no cuentes, entonces llegaras.

 

Como bien sabrás, una estrategia de marca es mucho más que definir una personalidad y escoger unos valores. Y que la parte más creativa no se sostiene si no hay detrás una estrategia de negocio.¿Verdad?.

Pero juntas, consiguen solidez para mantener el ADN de la empresa en el presente, pero también deberían hacerlo en el futuro. ¿Lo sabías? Ahora te lo cuento.

Y es que no es ninguna primicia afirmar que el mercado está sobre informado. El exceso y la sobrecarga informativa tiene incluso su propio concepto para referirse a ella: la infoxicación.

Expertos en comunicación corporativa, como los de nuestra compañía, saben que necesitan disponer de una visión integradora de todas las técnicas e instrumentos de comunicación, para consolidar una buena estrategia a través de todos los canales que tienen a su disposición y dejar atrás la invisibilidad, ganándose un espacio en el mercado y en sus clientes. Algo, sencillo de escribir. Difícil de contar. Importante enseñar. Y muy complicado lograr a corto.

“Sin embargo, el III barómetro realizado por la Asociación Española de Empresas de Branding (Aebrand) ha puesto de manifiesto que las empresas españolas no destinan los suficientes recursos económicos y humanos a una estrategia de marca global e integradora para la consecución de los objetivos”.

En la gran mayoría de empresas, la gestión de marca se limita a, crear un logotipo, un manual de marca y corporativo y el resto de los elementos gráficos relacionados como mucho.

Por eso, y ahora más que nunca con la Pandemia del Covid19, deja de ser casualidad que ocho de cada 10 empresas esté convencido de que la estrategia de la marca conseguirá mejores resultados cuando está, vaya ligada con otros aspectos de la empresa. Y no nos referimos solamente a acciones de comunicación o marketing.

Sin lugar a duda, éstas son necesarias en el plan global de comunicación, pero en este proyecto hacen falta más ingredientes. Y sobre todo, hay que contar desde el principio con el apoyo de todo el equipo y de la Dirección de la empresa, así como un más que aceptable presupuesto para su ejecución.

 

comunicar_content_branding_por_antoni_iraola

 

Sabiendo esto, y gracias al trampolín que ha supuesto la transformación digital y la digitalización ( que no es lo mismo ), las compañías están despertando un poco tarde y reconociendo que necesitan apostar por una estrategia de marca sólida y rigurosa que lidere un responsable creativo, original y eficiente, que relaciona su área con el resto de la empresa offline, para extrapolarla al online.

Lo que tiene mucho sentido para la marca, desde el punto de vista de comunicación. Empezar desde la zona cero a afianzar una marca, es mil veces mejor, que intentar mostrarla al exterior, sin antes no tenerla bien implementada de manera interna.

En la construcción de una marca (branding) importan tanto las intenciones, los sueños y las ambiciones de quiénes están detrás como otros y variados ingredientes que harán de ella, algo posible y real: los números.

Se trata de un diálogo bidireccional. La estrategia de marca y la de negocio se necesitan. Se complementan. Se completan.

Una empresa debe comunicar lo que hace y cómo lo hace porque forma parte de la sociedad y porque la sociedad quiere conocer esta información y debe conocerla ( content ).

Así las personas se relacionarán con ella e interactuarán, pero lo harán más allá del marketing. Por eso, es importante trabajar esa estrategia desde todas las esferas, hasta delimitar tu publico objetivo, segmentarlo e ir a por él.

Todos y cada uno de los que forman parte de la marca tienen que cambiar la forma de pensar, actuar y organizarse.

Por ello, desde www.antonideiraola.es te recomendamos cinco puntos a tener en cuenta a la hora de desarrollar y mostrar tu marca al mundo.

 

  • Es muy necesario, creer y demostrar que el producto o servicio que se ofrece es verdaderamente la solución única para los deseos y necesidades de los potenciales clientes.
  • Tener una estrategia de comunicación en el futuro y no solo a corto plazo, tanto para reacciones positivas, como negativas. (proyecto de reputación online y comunicación integral)
  • Apostar por la creatividad y desinhibición, para impulsar acciones, comportamientos y decisiones a la hora de diseñar estrategias, adecuadas a cada canal y público.
  • Adaptarse constantemente a un entorno cambiante y evolutivo, ya que es vital saber cómo hacer que nuestro mensaje llegue y poner en valor lo que comunicamos de manera efectiva y resolutiva. ( segmentación y monitorización )
  • Entender que la gestión de la marca va más allá de una estrategia de comunicación, y publicar contenido en las redes sociales y medios. Debe existir una estrategia y acotarla.

 

En definitiva, diremos que comunicar es mucho más que transmitir un mensaje. La comunicación es ya 100% bidireccional. Y porque nuestra reputación corporativa está en juego.

Recuerda;

En la ignorancia, no existe libertad alguna. Muestra. Comparte conocimientos y Comunica.

Solo entonces y con un poco de suerte, venderás.

Gracias por leernos.

Antoni Iraola.

 

 

 

 


¿Te has preguntado alguna vez el porqué de tu falta de firmeza ante las cosas que te propones? Es la hora de salir de tu zona de confort.

¿Te has preguntado alguna vez el porqué de tu falta de firmeza ante las cosas que te propones?

¿Por qué, siendo una persona decidida, experimentada y seguramente preparada para muchas cosas, no eres capaz de mantener el compromiso hasta el final, cuando lo ha elegido libre y voluntariamente?

Es la hora de salir de tu zona de confort.

Todos solemos empezar con mucha firmeza y motivación: propósitos nuevos, cambios radicales, horarios rígidos, teletrabajo, gym, etc.

Sin embargo, con el paso de los días, esos propósitos, van perdiendo fuerza hasta que finalmente tiramos la toalla. Pocos son los que de por sí, pierden fuelle y persistencia, aun más si cabe, en situaciones como las que vivimos ahora, ante la impotencia de su día a día, y la negación ante la inminente salida de su zona de confort.

Como consecuencia de ello, sentimos una gran frustración e impotencia, falta de confianza en uno mismo, automachaque y, posiblemente, algún reproche de los demás ante nuestra falta de compromiso, viendo la falta de resultados. ¿Verdad? Posiblemente sí, aun que lo digas con la boca pequeña. ¿Mi consejo?

¡Stop!

Factores que influyen ante la poca constancia en la toma de tus decisiones.

Tú Autoexigencia. Punto 1.

Es posible que te hayas creado una imagen idealizada de ti mismo, recubierta de autoexigencias y conductas no libres. En su día, esta imagen complaciente y cumplidora, te pudo ser útil para conseguir el afecto y la atención que necesitabas de los demás. ¡Ahora, no!

Por eso, dices que sí a todo, por no fallar a nadie, por no generar conflicto o por obligación. Sin embargo, esto solo te lleva a angustiarte y finalmente, a romper tus promesas, entrando en un bucle destructivo que crea desconfianza en los demás y en ti mismo, porque notan que dudas. Todo ello, para no asumir esta realidad, terminas culpabilizando a otros y justificándote. ¿ Lo sabías ?

 

Y es que “El único camino hacia el compromiso real pasa por una mayor fidelidad a uno mismo, un reconocimiento de las propias carencias y un mayor entendimiento de nuestros sentimientos y necesidades reales”. Todo lo demás, es paja…!Es la hora de salir de tu zona de confort¡

Tus Inseguridades. Punto 2.

El miedo a las posibles consecuencias del resultado de tu tarea (al qué dirán, a no ser capaz, a hacerlo mal, etcétera.) claramente te limitan a la hora de ser firme en tus compromisos. Al no tratarse de una elección libre, sino condicionada por estos pensamientos y sentimientos, el compromiso irá perdiendo fuerza en ti. Si a todo ello le sumas el momento actual. Tus probabilidades de éxito son ya 1 o cero.

Recuérdate a ti mismo a diario, que tienes toda la capacidad del mundo de sobreponerte a tus sentimientos y por encima de todo, al momento que vivimos. 

Repítete la verdad, no lo que desearías que fuera y baja el listón. Frena. Ajústate al momento y adapta este a tus posibilidades.

Hoy hago lo que puedo y estoy dando mi 100% de este día y con estas circunstancias, mañana, volveré a empezar. Como si contaras. Primero el 1, después el 2, y así sucesivamente…Y felicítate a ti mismo cada día, por no tirar la toalla ante las enormes dificultades que vivimos”. En las que no solo eres tú quien las sufre. Sino todos.

Tu Falta de disciplina. Punto 3.

Este es el mayor hándicap de hoy. Una falta de entrenamiento mental hace que, a la mínima y desde el capricho, la pereza o la dejadez, termines aplazando o abandonando tus decisiones. Recuerda, te encuentras fuera de tu zona de confort, despistarte es fácil, muy fácil.

Tu No te culpabilices. El fallo es conjunto. El sistema esta caduco y con el debemos renovarnos todos. Punto 4.

Quizás desarrollaste una cierta inconstancia porque se preocuparon más por pedirte resultados que por enseñarte a desarrollar tu constancia en las tareas. Buscaste volumen y no calidad y ahora sin volumen, te cuesta mucho más encontrar la calidad. Piénsalo. ( es el stop, antes mencionado )

Es necesario pasar por aceptar la realidad de tu estado actual: “Estoy desentrenado o desplazado al igual que mis clientes”.

Pero estamos todos a tiempo de reconducir esta situación.

Esto sin duda, te puede ayudar ponerte metas cortas y realistas para poder ser firme y constante. Lo importante es empezar y llegar, no el resultado inminente esto ahora mismo, posiblemente sea secundario, cuestión de días.

Mi consejo…Comienza con un compromiso fácil y asequible para ti.

“Hoy dedicaré 15 minutos a una cosa tan simple como a la lectura”.

Programa el momento para hacerlo y cuando llegue, que nada te detenga. Demuéstrate que eres capaz. Esto te motivará para tu próximo objetivo. Te lo garantizo.

Y no lo olvides…todo esto es completamente aplicable a tu estrategia digital y la de tu compañía. Resultados a corto y medio plazo y realistas, pues hoy más que nunca estamos todos hiperconectados, y la falta de atención de los usuarios es de 99% sobre 100%

 

¡¡¡Feliz e increíble día a todos!!!

Antoni Iraola